Las progresiones: cómo evoluciona mi Carta Natal

Las progresiones son cartas que se levantan para conocer los ritmos internos del individuo y funcionan como un reloj, que se activa cuando hay tránsitos importantes que los despiertan. Esto ya nos indica algo clave para entender las progresiones, no suelen cambiar demasiado deprisa, al contrario que los tránsitos que van cambiando a diario.

Las  progresiones secundarias son una equivalencia de un día  = un año.  Todos   los  planetas o puntos  de  la carta (incluidas las cúspides) se mueven y se  mira  qué  aspectos  van  formando  los  significadores  astrológicos progresados (planetas y cúspides) con los planetas o cúspides natales.  También se tienen en cuenta la entrada de los planetas progresados en otras casas o signos, y el movimiento directo o retrógrado.

Por ejemplo si alguien nace el 1 de febrero de 1976, como yo, mueves la carta 44 días hacia adelante para saber mis tránsitos para este año 2020. Por eso son tan determinantes los primeros 3 meses de vida para una persona y los tránsitos que ocurran en ese momento.

Existe la idea de que describen los “ritmos y ciclos” internos del individuo, y que por tanto afectarían más al ámbito psicológico; mientras que los tránsitos tendrían una influencia desde lo externo. Las progresiones nos hablan de la evolución de la esencia del individuo, pero la impronta de la carta natal se mantendrá para siempre.

Esto hace que en las progresiones los planetas lentos como Júpiter, Saturno, Neptuno y Plutón no cambien mucho de posición, ya que suelen moverse muy lentamente.

Las luminarias en cambio, el Sol y la Luna, sí tienen una gran importancia a la hora de analizar las progresiones; son estas y los planetas personales, Mercurio, Venus y también Marte los que cobran importancia al tener ellos un movimiento perceptible en los períodos de tiempo (días) que se toman para levantar las progresiones, dada su velocidad de rotación alrededor del Sol.

Lo realmente determinante en las progresiones suelen ser los cambios de signo y de casa de los planetas implicados en ellas. Las progresiones son algo extremadamente sutil, y deben ser siempre estudiadas en perspectiva, como cambios interiores que maduran lentamente y cuyos efectos se manifiestan muy poco a poco.

El astro más determinante en las progresiones sea la Luna, que es el cuerpo celeste que se mueve más rápido.”

¿Qué significan los planetas progresados?

⭐El Sol nos habla de éxito, padre, el esposo en el caso de una mujer.  También puede ser la propia fuerza vital.

⭐La Luna, por su movimiento rápido, da hechos variables.

⭐Venus nos indica cómo van nuestros amores.

⭐Mercurio sería nuestra inteligencia y capacidad de aprender o de expresarnos.  Nuestros escritos.

⭐Marte la conflictividad y situaciones tensas.

⭐El ascendente corresponde al cuerpo físico.

⭐El MC a la profesión e imagen.

⭐El FC a la familia o la vivienda habitual.

⭐El DSC a las relaciones de pareja

Un planeta en progresión lleva en su “mochila” las cualidades del signo natal en que se ubica, su casa y sus aspectos, aunque transite por otro signo, otra casa y en otras condiciones. 

Sobre las Progresiones

Con todo su bagaje de nacimiento se va trasladando a lo largo de la carta y va incorporando nuevas actitudes.  Pero aunque adquiera las cualidades del signo por el que pasa no pierde las suyas propias.  El signo por el que progresa el planeta es la cualidad que se nos está pidiendo que incorporemos a las cualidades de nacimiento: por ejemplo, Marte en Acuario radical (de nacimiento) y progresando a Piscis, nos está diciendo que necesitamos hacernos más sensibles en nuestra forma de afirmarnos, incorporando esta cualidad a nuestra habitual forma despegada de hacerlo, pero sin abandonar esta actitud ya ganada.

También, al igual que en los tránsitos, las progresiones necesitan el tema natal para interpretarse.  Como aquellos, no pueden aportar más de lo que la carta radical indica en el aspecto psicológico o físico. Físicamente, las personas cambiamos en todas nuestros órganos, pero psicológicamente cambiamos dentro de un margen, el de los planetas interiores, ya que las esferas relacionadas con los planetas exteriores sufren cambios mucho más tenues, incluso hay facetas de nuestro carácter que mantenemos de por vida, en las que no cambiamos.

Es importante observar cuándo los planetas cambian de signo o de casa, ya que la persona comienza a expresarse de una manera nueva en las áreas regidas por ese planeta (signo) o desarrolla nuevos ámbitos de la vida (casa). Asimismo, tiene relevancia el momento en que un planeta entra en un signo o una casa vacíos, ya que ayudará a superar las carencias indicadas por el signo y a cultivar la esfera de la casa relacionada.

Cuando los ángulos, cúspides de las casas o planetas están a 29º de un signo indican el final y asimilación de una conducta, y cuando pasan a 0º del signo siguiente el experimento con una nueva forma de comportarnos.

Cuando un planeta débil o mal aspectado natalmente recibe malos aspectos por progresión hay que tener cuidado porque puede desequilibrarse la personalidad y entrar en situaciones límite o de vacío: si fuera Venus, falta de alegría sentimental, ausencia de amor…; si fuera el Sol, falta de vitalidad; si fuera Marte, apatía, carencia de energía…Sin embargo, cuando un planeta fuerte o bien aspectado natalmente recibe buenos aspectos por progresión, entramos en un momento de plenitud, de sentirnos a gusto con nosotros mismos y con la vida.

Las progresiones a los puntos sensibles, especialmente la conjunción, indican que ese planeta se va a encarnar en el sujeto, vamos a incorporar la expresión de dicho planeta en nuestra persona.  Las progresiones de los puntos sensibles a los planetas indican que estos van a ejercer una influencia muy poderosa en ese momento de la vida.

Los cambios de dirección de los planetas suelen tener un efecto espectacular sobre la persona, forjándose una crisis o época de reevaluación y cambio cuando el planeta entre en su período estacionario, y viéndose los resultados cuando se ponga retrógrado o directo.  Las esferas de la vida donde el planeta se encuentre y la que rige se verán afectadas a nivel psicológico, sucediendo algo muy importante en la vida de esa persona en esas áreas y en la función del planeta a nivel interno.  Cuando el planeta está estacionario son épocas cruciales en que se está preparando el cambio, es un punto muerto pero en el que algo se forja.  Es importante estudiar los aspectos, tanto en tránsito como en progresión que este planeta está recibiendo en ese momento.

Si quieres conocer tu Carta Progresada o tu Sinastría, puedes escribirnos y visita nuestra tienda.

Amada K

https://amadastral.com/tiendavirtual/

https://amadastral.com/promociones-especiales/

1 Comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .