El desafío de la cruz mutable: adaptación

 

La cruz mutable que estamos viviendo y que nos acompañará hasta el 2017, es una configuración astrológica que consiste en varias cuadraturas y oposiciones entre los signos más adaptables como son: Sagitario, Piscis, Virgo y Géminis. Este fenómeno nos plantea un gran reto a través de ciertas situaciones estresantes que debemos vivir en nuestro camino evolutivo y que no deben ser vistas como algo negativo sino como restricciones que nos ayudan a crecer.

La lección más importante que nos dejan estos signos justamente es su capacidad de adaptación a los cambios, la posibilidad de ver lo bueno en lo malo, de superar y transformar los obstáculos para que respondan a nuestro favor, de ser más flexibles y concentrarnos para que nuestros pensamientos no se dispersen en medio del torbellino de situaciones que se viven.

Cada uno de los planetas nos dejará una lección muy importante que debemos integrar para continuar el camino. Veamos con calma cada una de ellas:

Júpiter en Virgo: nos enseña a crecer lento pero seguro, a no desesperar, a tener paciencia pues aunque no veamos resultados inmediatos el tiempo nos recompensará. Es un buen momento para tratar de ahorrar, de sembrar, de cuidar los detalles en todo lo que hagamos, a cuidar muy bien nuestro cuerpo, nuestros hábitos y nuestra forma de alimentarnos. Es tiempo de mejorar nuestra calidad de vida, estar alerta con nuestra salud y planificar muy bien la forma en que queremos expandirnos.

Saturno en Sagitario: nos enseña que sufrir ciertas restricciones no es malo, porque nos ayuda a valorar lo que tenemos y a sacar mejor provecho de lo que hay disponible. Es tiempo de ser pacientes y buscar estabilidad, de darle bases sólidas a nuestros sueños y proyectos poco a poco sin desesperar. Es momento de trabajar muy duro, con mucha disciplina y perseverancia. Es una excelente eṕoca para madurar y priorizar lo que verdaderamente importa.

Neptuno en Piscis: viene a enseñarnos que no solo podemos vivir de sueños, que hay que aterrizar y trabajar por ellos para que puedan hacerse realidad. No podemos basarnos solo en fantasías, tenemos que concretar nuestras ideas.

Sol, Venus y la Luna en Géminis: (se activa entre el 3 y 4 de junio): Se llenan las bases de este evento planetario que comenzará a debilitarse en septiembre cuando Júpiter entre a Libra. Con estos aspectos los sentimientos y los deseos entran en juego para impulsar los cambios que ya se vienen dando. Con la Luna Nueva podremos sembrar esas intenciones y ver los frutos en unos 6 meses aproximadamente.

En definitiva esta cruz mutable tiene mucho para ofrecernos y podremos salir aún más fortalecidos que nunca. Para conocer con más detalle cómo influye en tu vida puedes escribirme.

Amada Astral
amadastral@gmail.com
PayPal: http://amadastral.wix.com/amadastral
Facebook: https://www.facebook.com/AmadaAstral
Twitter: https://twitter.com/AmadaAstral
Instagram: https://www.instagram.com/amadaastral/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: