Mujer ACUARIO Hombre ACUARIO

Resultado de imagen para parejas tumblr

Los hombres Acuario entran en las habitaciones de una manera singular e inusitada, tal como lo hacen todo. Estos chicos provienen, sin excepción, del espacio exterior, y ésta es la excusa muy lógica que emplean para ser tan raros. Tengo un amigo Acuario que me visitó recientemente. Antes de llegar, me telefoneó y concertó una cita conmigo para las once de la mañana. Cuando le pregunté por qué no venía más temprano, para que pudiéramos desayunar juntos, respondió que no quería comprometerse para una hora anterior, porque quería disponer de tiempo para extraviarse mientras buscaba el lugar del encuentro. Esto me pareció muy sensato. Los Acuario se pierden a menudo en el Metro, en la autopista, en los aeropuertos… y a veces, en su propia casa. Cualquiera que sea el método que el hombre Aguador elige para entrar en una habitación, una vez que está dentro, si hay una mujer Acuario presente, sus ojos intercambian inmediatamente una sonrisa, luego parpadean unas cuantas veces, y después se desvían hacia el cielo raso. (Es difícil inmovilizar los ojos de Acuario. Y también a los Acuario en persona.) Si uno de estos dos Aguadores ya está comprometido, ligado a algún otro, implicado en un romance, o legalmente casado, a ninguno de los dos se le ocurriría entablar una mayor intimidad emocional. La infidelidad no figura en el código del Acuario típico. (No puedo hablar de los atípicos, como no sea para decir que, si cometen una trasgresión moral, tendrán una buena razón lógica para proceder así, que tal vez no convencerá a los demás, pero sí a ellos.) De modo que si uno de nuestros Acuario típicos, o ambos, pertenecen a otra persona (si hubiera un compromiso romántico previo), no se enamorarán locamente, ni concertarán una relación secreta, ni infringirán las reglas de ninguna manera. En cambio, se convertirán sólo en amigos íntimos, platónicos.

Si por casualidad ninguno de los dos está comprometido con otra persona, y por tanto a la hora de su encuentro disfrutan técnicamente de libertad para buscar el auténtico amor, ocurrirá exactamente lo mismo. Se convertirán en amigos íntimos, platónicos. A menudo por un lapso bastante prolongado, si se toma en cuenta que pertenecen a sexos opuestos. Los Acuario, ya sean chicos o chicas Aguadores, sienten mucho más respeto por la amistad que por el amor. La amistad es el gran objetivo de su vida: ser amigos de todo rey, reina, primer ministro, embajador, campesino, mendigo, elector, faquir, pastelero y fabricante de velas… de todo perro, gato, mula, rosal, golondrina, tordo, niño, lactante, presidente, hormiga, mosca, caballo, oso hormiguero, cantante, bailarín, payaso y elefante de este planeta. Desde luego, no alcanzan cabalmente esta meta. Pero les falta sorprendentemente poco para alcanzarla. Verán, se fían de la amistad. Pero el romance…el amor… representan para los Aguadores un estado de ánimo del que hay que recelar. Aquellos pocos Acuario cuyos soles estaban seriamente vulnerados a la hora del nacimiento por planetas maléficos de la quinta o la octava Casa de su horóscopo, pueden vivir una vida sexual espantosamente heterodoxa y promiscua. Pero la mayoría de los hombres y mujeres Acuario comparten la siguiente actitud… Piensan así: El romance lleva al amor. El amor lleva al sexo. El sexo es, muy sencillamente, el estudio de dos tipos patentemente distintos de tuberías. Una vez que esta diferencia ha sido descubierta, confirmada y cuidadosamente verificada unas pocas veces, es un derroche de tiempo prolongar indefinidamente este proyecto de investigación. En el mundo hay tantos temas fascinantes para investigar, que no se justifica que una persona le dedique todo su tiempo a uno solo.

Incluso los amantes Leo y Escorpión deben confesar que los Aguadores tienen razón en esto, por lo menos teóricamente. Todo lo que estas personas regidas por Urano piensan, dicen o hacen es teórico: abstracto o académico. Incluso enamorarse, cosa que hacen cuando han resuelto que se trata de algo seguro y sensato, pero sobre todo porque son curiosos, y no pueden seguir soportando el misterio… el misterio de él… el misterio de ella. El hombre Acuario pretenderá que la mujer que elige finalmente como «propia-paraque-lo-acompañe-en- su-gran-gira-por-la-vida», sea algo más que una simple esposa, amante, madre. Pretenderá que sea una geisha, su confidente, su confesora, su mejor amiga en todo el mundo, su camarada, su socia en todos sus planes demenciales, extravagantes, mágicos e imposibles. Ella también deberá estimar al resto de sus amigos (que podrían ser muchos). Si la chica Acuario que él ama está en condiciones de hacer todo esto, tal vez él podrá ejecutar algunos milagros en su honor. Por supuesto, la mujer Acuario pretenderá que él realice esencialmente los mismos trucos mágicos. Pretenderá que sea mucho más que un buen sostén del hogar, pareja, padre, amante y así sucesivamente. Tendrá que ser su gurú, su instructor de judo, su padre, su hermano, su mejor amigo del mundo, su monje tibetano, su Romeo, su Valentino.

En todo lo importante, él deberá recordarle al primer chico que amó, el que le pasó una margarita deshojada por detrás de la espalda de la maestra en la clase de álgebra… así como en todo lo importante ella deberá parecerse mucho a la primera chica que él amó, la que tenía un ojo azul y otro marrón, la más hermosa de la clase de geometría, aquella a la que una tarde él prestó su pañuelo cuando lloraba desconsoladamente porque no le habían salido bien los triángulos equiláteros. Verán, las condiciones que ponen los Acuario para el amor eterno son tan difíciles de cumplir, que no es extraño que muchos de ellos no se casen nunca. Se necesita una considerable experiencia práctica para poder aspirar al puesto de esposa de él… o de pareja de ella. Experiencia, no en el campo del amor o la sexualidad o de cualquiera de esas trivialidades, sino en el de la vida ordinaria. Borren esto. Sustituyan por la vida «extraordinaria». Una vez que hayan satisfecho sus respectivos requisitos delicados, complejos, convexos y enroscados, y hayan sido aprobados con un sobresaliente 10, este hombre y esta mujer tendrán muchas probabilidades de lograr juntos la armonía sexual. Tanto él como ella conocen instintivamente uno de los mayores secretos del amor sexual, a saber, que la parquedad hace más exquisito todo lo que hay en el Universo, y la unión física no es una excepción. No se trata de que vivan platónicamente, como hermanos —no, lejos de eso— pero si son Aguadores típicos, tampoco saciarán sus cuerpos apareándose por el solo gusto de aparearse. Cuando expresen su amor sexualmente, casi siempre se habrá producido antes un incremento gradual del deseo, empezando por un intercambio de miradas sonrientes durante la cena o el desayuno. He dicho «casi siempre».

En otros casos (no a menudo, pero sí con bastante frecuencia) su unión física será repentina, inesperada y explosiva, sin que ninguno de los dos insinúe una advertencia previa. Sólo una necesidad instantánea, seguida por una satisfacción silenciosa y también instantánea. Es posible que el hastío de Urano que ambos sintieron individualmente, antes de conocerse, por el exceso de experimentación en el área de las tuberías sexuales, no sea una mala escuela de investigación erótica para los amantes de todos los signos solares, dado el valor de su diploma. Si los signos lunares y ascendentes de esta pareja de la configuración de signos solares 1-1 son armoniosos, su potencial para descubrir arco iris y trasgos es todo lo tintineante que ellos podrían desear… pero si sus posiciones lunares-solares o ascendentes tienen un aspecto negativo en sus respectivas natividades, es posible que haya demasiadas virtudes (o rarezas) análogas en sus idiosincrasias, y tendrán que introducir algunos ajustes importantes si aspiran a convivir en paz. Para empezar, cada uno podría estimar demasiado a los amigos del otro. La mayoría de las parejas tienen problemas porque uno de sus integrantes no se entiende con los amigos del otro. Esta pareja no. Sus respectivos amigos les inspirarán tanta curiosidad y fascinación que es posible que olviden por completo su curiosidad y fascinación mutua, y entonces saldrán una noche con uno de los amigos… no necesariamente para tener un amorío, sino quizá para estudiar la posibilidad de montar una discoteca para pilotos de OVNIs o una tienda de alimentos naturistas para jirafas. Quizá para discutir la posibilidad de que el mismo (o la misma) Acuario presente su candidatura a Presidente. Es difícil mantener vivo el romance cuando la cocina está atestada de amigos, y cuando sobre la cama se apilan los abrigos y las bufandas y los jerseys del continuo desfile de… amigos. Otro rasgo que podrá producir conflictos si lo exageran, porque ambos Acuario lo comparten, es su respectiva fijeza. La fijeza significa obstinación, y algo más.

En el hombre y la mujer regidos por Urano, está entretejida con su conducta imprevisible, así que se podría decir que estos dos duplican el síndrome de la tozudez inventiva, extravagante. Por ejemplo, él se obstinará tercamente en permitir que su perro, duerma todas las noches con ellos, acurrucado bajo su mentón. Es difícil y ligeramente antiestético darle un beso por la noche a un hombre que tiene puesto un cachorro de labrador a manera de bufanda. Nunca sabes si el beso en el morro se lo das al hombre amado o al perro. Esto puede ser desconcertante para una chica a la que le gusta dormirse amorosamente acunada. O… ella puede defender tercamente su derecho a conducir el auto de él, a pesar de que en una semana lo enroscó dos veces en un buzón, y de que en la guantera se apretuja una colección de sanciones por aparcar incorrectamente y por conducir a excesiva velocidad. Esto puede ser frustrante para un hombre al que le gustaría contar regularmente con un medio de transporte seguro. Es casi imposible convencer a un o una Acuario de que debe cambiar de idea sobre lo que sea (y es totalmente imposible obligarlo a ello). Afortunadamente, incluso el hombre y la mujer Acuario con aspectos negativos entre sus soles y lunas tienen una solución fácil para sus áreas de tensión. Pueden concentrarse en objetivos comunes —o incluso independientes— de actividad humanitaria o investigación científica. Así no dispondrán de tanto tiempo para enfrentarse con sus respectivas fijezas. Es un hecho que muchas parejas de misioneros, matrimonios de exploradores, de investigadores científicos, de coautores de libros, y así sucesivamente, pertenecen a esta doble configuración de signos solares 1-1 de Acuario. Los dos siempre pueden perderse a sí mismos, juntos, en la consagración a un objetivo idealista, y corren por tanto menos riesgo de perderse el uno al otro, en razón de su descontento y su desasosiego. No es necesario que hagan un safari juntos por África, ni que escalen el Himalaya en busca del Dalai Lama, ni que trabajen en equipo en un laboratorio cromado. Podrán dedicarse a un trabajo conjunto más normal, mundano, como por ejemplo amaestrar crías de gorila, montar un taller de reparaciones de uniciclos, probar paracaídas defectuosos, investigar experiencias extracorporales mediante el trance catatónico en la pirámide de Keops, en Egipto, o escribir un libro para explicar que Keops no construyó la pirámide de Guize y para revelar quién la erigió realmente… todo ello en gozosa sociedad.

Sí, sé que estas sugerencias de carreras dobles no son «normales y mundanas» para ustedes y para mí, pero para el hombre y la mujer Acuario no son en absoluto anormalmente excéntricas o delirantes. El hombre y la mujer regidos por Urano creen en el cambio… excepto en lo que les concierne a ellos. Tal vez él tienda a pensar que en el mundo todo y todos deberían cambiar, incluida ella (su compañera), mientras él se niega a introducir la menor modificación en sus hábitos personales. Tal vez ella tienda a pensar —y a negarse— igual que él. Obviamente, uno de los dos tendrá que tomar conciencia de que este tipo de reflexión a ciegas está errada. Preferentemente ambos. Vivirán sus momentos más felices cuando se den sorpresas recíprocas. A los Acuario les encanta dar y recibir sorpresas. Estos dos rara vez dejarán entrever sus planes individuales antes de ponerlos en práctica. Los regalos sencillamente aparecerán allí, para dejarlo atónito una mañana cuando se despierte pensando que es el cachorro quien le besa la nariz, y descubra que el cachorro ronca contento en su nuevo hogar a pocos pasos de distancia… y que en realidad es su camarada quien lo besa. Su buena y vieja camarada, su mejor amiga, la chica que se parece tanto a su primera amada que le hizo olvidar su nombre. ¿El nombre de quién? De su antiguo amor, quiero decir. Pero también es muy posible que un hombre Acuario olvide el nombre de su esposa. Los nombres carecen de importancia. Él recuerda lo que sí importa respecto de ella, como el aspecto que tiene con el pelo húmedo, después de nadar o ducharse… la forma en que su voz le aplaca el espíritu cuando le lee historias de Tolkien por la noche, a la hora de dormir… y la forma en que le prepara su soufflé de espinacas y su batido de pasas de ciruela todas las mañanas.

La mujer Acuario también es distraída. Puede olvidar de cuando en cuando el nombre de su amante, cuando está atareada con otros menesteres, como el de aserrar madera para la casilla del perro, o el de escribir su tesis sobre el perfeccionamiento de una nueva cámara para fotografiar escenas del pasado, usando cristales de cuarzo en la lente… pero se acordará de lo que realmente importa. Recordará que él fue el primer hombre que pudo señalarle a Sirio y Orión en el cielo… que le explicó cómo el uso generalizado del inodoro sin agua podría salvar al planeta… que le regaló una suscripción al National Geographic el día de su boda y un equipo de herramientas para poner a punto el auto el día de su cumpleaños. Además, por supuesto, están esos momentos de… necesidad instantánea… y satisfacción instantánea… inesperados… y la forma en que los ojos de él le sonríen, después. Estos detalles los recordará eternamente, porque tienen trascendencia.

Adaptación de Linda Goodman

Si deseas conocer más de tu relación de pareja, puedes escribirme y solicitar una consulta. Se cancela vía PayPal desde cualquier parte del mundo.

Amada Astral
Love & Life Coaching
amadastral@gmail.com
Blog: amadastral.wordpress.com
PayPal: http://amadastral.wix.com/amadastral
Facebook: https://www.facebook.com/AmadaAstral
Twitter: https://twitter.com/AmadaAstral
Instagram: https://www.instagram.com/amadaastral/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: