La relación ACUARIO-ACUARIO

Resultado de imagen para parejas de flacos

A todos nos suceden cosas extrañas en nuestro tránsito por la vida sin que nos demos cuenta durante un tiempo de que han sucedido. Sí. Es verdad. A todos nosotros nos suceden cosas extrañas, más o menos cada pocos años, y no nos damos cuenta enseguida de que han sucedido. Sólo notamos más tarde la naturaleza extraña del incidente o del acontecimiento. Sin embargo, a los Acuario les suceden cosas extrañas a un promedio de una o más por día, y los Aguadores nunca notan lo que ocurre. ¿Por qué un Acuario habría de considerar de alguna manera insólita un encuentro próximo de la primera, la segunda, la tercera, la cuarta, la quinta, o la centésimo sexagésimo sexta clase? Para Acuario, lo raro es lo normal. Lo normal es raro. Cuando dos de ellos unen sus esquemas aurales en una relación de signos solares 1-1 de cualquier tipo —en una escuela, una oficina, un hogar, una cápsula espacial, la noria gigante de un parque de diversiones, o un bote de remos— la vida se convierte de veras en algo muy extraño, en una especie de pastel invertido de piña y pasas de ciruela, con círculos y rayas, estilo Hobbit de Tolkien, y con algo de Sombrero-Loco-pasando-por- los-aros-de-croquet. Seré franca con ustedes. Un Acuario es todo lo excéntrico, brillante, genial y loco que se puede ser. Dos Acuario juntos son exactamente dos veces más todo lo excéntrico, brillante, genial y loco que se puede ser. Ya se formaron la imagen, una de esas imágenes con las que te encuentras al mirar los espejos ondulados del pabellón de la risa del parque de diversiones. Porque, como he escrito antes, Acuario es el signo de la genialidad y la locura, y a menudo es difícil trazar un límite sutil entre estas dos virtudes.

Puedes depositar sobre el umbral de su casa un cesto con toda la responsabilidad por esta era delirante que nos toca vivir. Desde luego. si obras así, ellos se limitarán a salir cada mañana rumbo a Disneylandia, saltarán por encima del cesto sin siquiera verlo, y después seguirán ocupándose distraídamente de sus negocios. Sí, los Acuario se ocupan de sus negocios, y pretenden que ustedes se ocupen de los suyos, sin inmiscuirse en los de ellos. De modo que saltarán por encima del cesto, sin fijarse siquiera en él, cada mañana de su vida. Podría ser un crío que alguien abandonó en el umbral. Si lo fuera, debería llorar estentóreamente para que el Acuario bajase la vista y notara su presencia. Estos personajes miran siempre hacia arriba, hacia atrás y hacia los costados, pero nunca hacia abajo. Es por esto que rara vez saben cuál es el terreno que han invadido sin autorización. Podría decirse que sólo utilizan la visión periférica. Pero de alguna manera consiguen encontrarse el uno al otro. Pienso que tal vez utilizan el radar. Pero entendedme bien: no necesitan entrar en una tienda y comprarlo en frascos o cajas… lo tienen incorporado a su Tercer Ojo. Los Acuario no deberán sentirse injuriados por todo esto, ni deberán precipitarse en paracaídas sobre la conclusión de que los estoy menospreciando. Un excelente astrólogo que conocí los llamaba a los Acuario «los portadores de la antorcha de la dignidad humana». Los antiguos sapientísimos los llamaban «los humanitarios del planeta Tierra». Por lo menos un autor los ha denominado «la última esperanza de la raza humana». Casi todos quienes estudian astrología los definen como «genios brillantes, premonitorios e inventivos». Y también los consideran acertadamente «los líderes de la nueva Edad de Oro». Pero nada de esto importa. Yo los considero alocados, excéntricos, tan imprevisibles como una tarjeta cómica de San Valentín. En otras palabras: raros. Además, siempre pueden ver sus lentes de contacto en la bandeja de los cubitos de hielo, en la nevera.

Aparte para los lectores: No se preocupen. A los Acuario les halaga inmensamente que les atribuyan las cualidades precedentes. ¿Les parece extraño? No tanto. Verán, los capricornianos reaccionan como si les hubieran otorgado el premio Nobel cuando les dices francamente que son remilgados. Los Tauro se hinchan de orgullo cuando les informas que son tenaces como el pegamento… Los Leo sonríen con expresión benévola cuando les hablas de su arrogancia insoportable, y… escuchan, ¿saben una cosa? Todo el mundo es raro. Quiero decir, ¡TODO EL MUNDO, sin excepciones! Debe depender de la teoría de la relatividad o de algo parecido. Evidentemente, somos doce los grupos montados sobre este balón giratorio, y enfocamos la vida con doce criterios distintos. (¿Piensan que ésta es la lección de tolerancia que han venido a dictarnos los Aguadores?) Por supuesto. Muchas personas me han escrito para preguntarme por qué Acuario es un signo de Aire, a pesar de lo cual su símbolo es el Aguador. Desean saber específicamente cómo se puede decir que un Aguador pertenece al elemento Aire. Me gustaría aprovechar esta oportunidad para contestarles. No lo sé. ¿Por qué se quejan? Ésta es una típica explicación de Acuario. Tan clara como el smog. En mi condición de astróloga, no me sorprende en absoluto la mezcla de los elementos Aire y Agua. Y a medida que aprendan más cosas acerca de estas criaturas singulares, atravesadas, de confusión creativa, tampoco les sorprenderá a ustedes. Espero que el conocimiento de las estrellas y los planetas los disuada de escribirme para pedir algo tan absurdo como la explicación del porqué de algo relacionado con los nacidos en febrero. (Algunos Acuario nacen a fines de enero. pero la mayoría nacen en febrero).

Ahora imaginen esto. Dos Aguadores se han descubierto recíprocamente, en el parque de juegos, en la universidad, en un equipo de baloncesto o entre los espectadores de Star Wars. Leen esto juntos. O sea, uno de ellos (excluyendo a los críos del parque de juegos) se lo lee en voz alta al otro, que se pasea por la habitación, regando las plantas y hablándoles (pero escuchando). El lector se interrumpe, más o menos aquí… se vuelve hacia el Acuario que empuña la regadera y comenta: «¿Pero qué dice esta autora? ¿Acaso tenemos algo de raro? Tú te has doctorado en física nuclear, yo soy general de brigada del Ejército de salvación, ambos somos evidentemente personas inteligentes, normales, discretas, calladas. Este libro insinúa que somos, de alguna manera, “estrafalarios”. La astrología no puede ser exacta si insinúa semejantes cosas, ¿no te parece?». El segundo Acuario se detiene cerca de las violetas africanas, reflexiona cuidadosamente, con la intención de analizar correctamente la pregunta, y después mira al otro Acuario, con expresión soñadora, y responde: «Todo el mundo es estrafalario, excepto tú y yo… y a veces…» (deja la frase en suspenso). El primer Acuario lo interrumpe, también con expresión soñadora: «…y a veces tú desvarías un poco…» (completando la frase). «¡Gracias, camarada, por ayudarme! Había olvidado el final. Me sacaste las palabras directamente del inconsciente —comenta el segundo Acuario—. A veces soy muy distraído.»

PRIMER ACUARIO: Parece que nos leemos muy a menudo el pensamiento, ¿no es verdad? Quizá deberíamos seguir un curso de telepatía, o algo así, para poder entender por qué entendemos tanto.

SEGUNDO ACUARIO: No lo creo. Eso no me excitaría. ¿Por qué no compramos en cambio un libro sobre la forma de captar las voces de los muertos? Hay uno titulado Breakthrough, que publicó Taplinger, o alguien, y que explica cómo se puede captar la voz de cualquier persona, viva o muerta con un micrófono común. En varias grandes universidades ya han verificado que funciona. Escucha, ¿has visto qué hice con mi regadera?

PRIMER ACUARIO: Acabas de meterla en el cajón de la cómoda. ¿Estaba vacía?

SEGUNDO ACUARIO: ¡Qué barbaridad! Todavía estaba semillena. ¡Mira mis jerseys! Están empapados.

PRIMER ACUARIO: Ése es mi cajón de la cómoda, y esos no son tus jerseys, son mis gatitos.

SEGUNDO ACUARIO: Bueno, lo siento mucho… ¿pero qué hacen tus gatitos en el cajón de la cómoda?

PRIMER ACUARIO: Siempre duermen la siesta allí, porque les gusta el perfume del cedro. ¿No lo recuerdas?

SEGUNDO ACUARIO: Es verdad. Lo había olvidado. ¿Me prestas tu secador de pelo, para secarlos? Pobrecillos.

PRIMER ACUARIO: No te preocupes. Los secaré yo. Tú corre a la biblioteca y pide Breakthrough. Puedes usar mi bicicleta. Pero ten cuidado. Le falta la rueda trasera. Procura evitar las congestiones de tráfico.

¿Entienden lo que quiero decir? El desenlace de cualquier tipo de asociación entre dos individuos Acuario de cualquiera de los tres o cuatro sexos, que dure desde quince minutos hasta un par de décadas o toda una vida, es totalmente imprevisible. Lo único que se puede prever acerca de su relación, cualesquiera que sean sus edades, su peso, su estatura, sus números de Seguridad Social, y sus referencias previas, es que se entenderán enseguida el uno con el otro. Esto es por sí solo un milagro fabuloso. A menudo un encuentro entre dos personas regidas por Urano hace brotar (literal y seriamente) lágrimas en los ojos de ambas. Así es: cuando has estado pensando que nadie en el mundo entero sentirá nunca lo que tú sientes respecto de nada, o nunca entenderá por qué sientes lo que sientes respecto de todo… el día en que encuentras a alguien que sonríe comprensivamente debes marcarlo EN ROJO en tu calendario de Tolkien, como una efemérides de paz y alegría y bienestar inesperados, pero cálidamente bienvenidos. Por fin has encontrado a otro ser humano que caminará silenciosamente por las colinas recogiendo setas contigo, y que no parloteará sin parar sobre temas intrascendentes. Alguien que sabe dónde buscar a Régulo y Espiga en una estrellada noche estival en las montañas, y que también sabe señalar a Arturo… alguien que ha leído Walden, de Thoreau, exactamente veintitrés veces, como tú… alguien que está dispuesto a aporrear a todos los charlatanes del Congreso porque se niegan a honrar y tratar a los indios con el inmenso respeto y veneración que merecen, para no hablar de que se niegan a pedirles excusas porque les robamos sus tierras y su país.

Alguien que sabe lo que es un quark, por qué el número nueve es el solvente universal, y también el Dragón Rojo de la alquimia… alguien que se da cuenta de que es hora de curar este planeta o de decirle adiós… alguien que defiende los inodoros sin agua, porque considera que son la gran esperanza del futuro, dado que podrían traer consigo la doble bendición de un suelo nuevamente rico y fértil y de aguas puras e incontaminadas en la Tierra… alguien que desea nadar por los ríos, trepar a los árboles… ser libre… en lugar de pasarse la vida dedicado a esta faena aborrecida con que llenamos nuestros días… alguien que cree en la homeopatía y la radiónica porque dan resultados… alguien que está en guerra con quienes se reparten la Tierra y dicen que la «subdividen».., que está resuelto a detener la innecesaria matanza médica y científica de nuestros hermanos animales, vivos y aterrorizados… alguien que es, en una palabra… cuerdo. Ahora comprenderán (espero) lo que quise decir con la vigésima y la vigesimotercera palabras de la sexta oración del tercer párrafo, en el comienzo de este capítulo. Entonemos una plegaria silenciosa y reverente para pedir que más Aguadores se encuentren recíprocamente durante ésta, su propia era, que está despuntando.

Adaptación de Linda Goodman

Si deseas conocer más de tu relación de pareja, puedes escribirme y solicitar una consulta. Se cancela vía PayPal desde cualquier parte del mundo.

Amada Astral

Sinastrías de Pareja

La sinastría o análisis de compatibilidad, es el estudio comparativo de dos o más cartas natales, cuyo objetivo es interpretar y comprender la dinámica de una relación ya sea esta de amistad, pareja, familiar, sociedad u otra. Con ella podemos conocer tanto sus fortalezas como las debilidades.

$55.00

Consulta especial del amor

En esta consulta analizamos todos los aspectos astrales y del tarot que puedan ayudarte a comprender tu relación o tu situación sentimental actual.

$35.00

Tarot del amor y de la relación

En esta categoría te ofrecemos varias tiradas de tarot para revisar tu relación sentimental o lo que esa persona especial siente o piensa de ti.

$25.00

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: