Mujer LIBRA Hombre ACUARIO

 

A menos que a los dos les guste que sus emociones sean azotadas por huracanes y tornados continuos, lo mejor será definir de entrada cuál de estos dos marchará adelante en el juego de lo que hace el rey que juegan ambos. El jefe indio marcha adelante. La india marcha unos pasos más atrás. Fúmate esto en tu pipa de la paz, por favor, en aras de la tranquilidad. La chica Libra deberá entender sencillamente que ella es la hembra, la dama, la mujer… y que él representa la mitad masculina del dúo. Él es el barítono, ella la soprano. Es posible que ella haya nacido bajo la influencia de un signo solar masculino, pero la guía el dulce planeta femenino Venus. Nadie, ni siquiera todo el personal de una revista feminista, podrá extirpar jamás con éxito la feminidad de Venus aunque emplee el instrumental ilimitado de la cirugía emancipadora. Pero la Verdad es la Verdad, y Venus es Venus. Para expresarlo en otros términos, la Verdad es la Belleza, y la Belleza es la Verdad. Cuántas perogrulladas. Yo no inventé la sabiduría que ocultan. El Señor y la Señora Dios la inventaron. Nuestros Co-Creadores. Quejaos a ellos, no a mí. Yo no soy más que una astróloga, una intérprete de la ley, no su artífice. El hombre Acuario también nació bajo la influencia de un signo solar masculino, pero a diferencia de lo que le ocurre a la mujer Libra, está bajo la vigorosa y bastante arrogante conducción del planeta masculino Urano (el carisma masculino es siempre un poco arrogante, ¿no les parece?). Hay ciertos esquemas astrológicos elementales que no tienen nada que ver con el chovinismo o la igualdad de los sexos, ni con ninguna de estas cuestiones pasajeras. Sencillamente existen. Incluso en el área de la homosexualidad simbolizada por Acuario, existen. No quiero decir con esto que los Acuario sean homosexuales, sino sólo que la esencia de Acuario tolera todos los estilos de vida, representa la fraternidad y el amor universales, despojados del prejuicio de los traumas masculinos-femeninos, lo cual a veces los miembros de los doce signos solares, confundidos por las vibraciones de Urano, aún más intensas ahora, en el amanecer de la era de Acuario, traducen al concepto homosexual. Sólo se trata del respeto por la individualidad.

Los esquemas planetarios existen tan inevitablemente como existen los dos tipos netamente distintos de configuración anatómica del hombre y la mujer. Por muy libres e iguales que aspiren a ser las mujeres, estarán eternamente configuradas de manera distinta del hombre, y las influencias astrológicas son igualmente inevitables e inmutables. Una chica Libra puede tratar de maniobrar dulce y delicadamente para adelantarse a su Aguador, para adaptarlo mediante manipulaciones a su propio programa y esquema de vida, y al principio él le seguirá la corriente, subyugado por sus hoyuelos y su divino encanto, para no hablar de su sonrisa radiante… pero llegará el momento en que se sublevará. Cuando un hombre Acuario fijo se harta, su empecinamiento hace que la mula parezca, por comparación, el animal más dócil y más fácil de conducir y persuadir que hay en el mundo. Este hombre no cederá un palmo cuando crea tener razón. Su código personal de virilidad y su código público y general de moralidad los recibió grabados en una plancha de piedra, de una mano asomada de atrás de una zarza ardiente. Quizá pertenecía a un pariente de Moisés, ¿quién sabe? Pero recuerda bien el día. Ocurrió antes de que él naciera. No hay en la Tierra ninguna influencia capaz de apartar a un Acuario de un rumbo que cree correcto y justo. Notaréis que he dicho correcto y justo (según su código personal). No he dicho equitativo. La equidad es la especialidad de ella. Y esto es lo que crea buena parte de los problemas entre estos dos seres básicamente tan compatibles: la definición de lo equitativo. Les daré un ejemplo. Hace varios años, conocí a una chica Libra y a su amigo Acuario. (Supongo que eran amigos. No dijeron que fuesen amantes, pero cuando se trata de Acuario una nunca sabe, porque este hombre es incapaz de distinguir el amor de la amistad y si se trata del primero, no es de los que comprarán una cartelera para anunciarlo.) Pero, de todos modos, la chica Libra le regaló a su amigo Acuario un gordo y robusto cachorro de San Bernardo. El perro creció. Se convirtió en un perro gigantesco al mismo ritmo que crecía el cariño del hombre Acuario por su nuevo animal doméstico. Un día, los dos riñeron. (No el San Bernardo y el Aguador. sino la chica Libra y el Aguador.) Ella sopesó la situación en su Balanza cuidadosamente (y estoy segura de que también sinceramente), con el propósito de arribar a una solución equitativa. Después de muchas horas traumáticas de reflexión, llegó a lo que le pareció que era una decisión equitativa.

Él había prometido ser siempre su amigo. Después empezó a comportarse como el monstruo de Loch Ness, olvidando por completo dicha promesa, y al fin y al cabo, él era el que no cesaba de machacar sobre la naturaleza sacrosanta y sagrada de la amistad… «Si fueras realmente mi amiga, harías esto»… o… «Si fueras realmente mi amiga, no harías aquello», repetía a cada rato. Ella le había regalado el San Bernardo cuando creía que eran amigos. Había sido un obsequio fundado sobre la asociación, que ya no era válida. Y ahora había tomado una decisión. (Cuando los Libra toman una decisión, no bromean.) Le telefoneó al comisario, y exigió que le devolvieran el perro. El Aguador se enfureció. Estudió toda clase de represalias para vengar la injusticia. Quizás incluso le pintaría el pelo de verde, o arrojaría un avispero revuelto por la ventana de su dormitorio. El San Bernardo se había convertido en su mejor amigo, y ahora ella se retractaba de su regalo. Le secuestraba a su camarada. La violencia de sus emociones heridas bullía dentro de él. y al fin no le quedó otra opción que la de irse por muchos meses hasta que se le apaciguaran los ánimos. Si la dama Libra había alimentado la esperanza de que su acto lo haría volver a la cordura, había cometido un grave error de cálculo respecto de la vibración de Urano. No sólo le destrozó el corazón, sino que quebró su amistad recíproca en mil pedazos, lo cual es casi imposible tratándose de un Acuario, sobre todo en una relación con Libra, porque sus soles están trígono, y la comprensión esencial de la influencia de la configuración 5-9 soporta prácticamente cualquier dificultad con la que puedan tropezar. Pero no ésta. No se separa a un Acuario de su gigantesco camarada canino. Esta es una de las leyes de Urano entramadas (y también grabadas) en aquella plancha de piedra. Y ahora ésta tiene una gran rajadura.

La dama Libra ha cometido un grave error. Tal vez pueda reparar algún día el daño, pero hará falta mucha paciencia y humildad. Si ella hubiera esperado un poco más, él habría dejado de comportarse como el monstruo de Loch Ness. Cuando los Acuario están circunstancialmente colocados cabeza abajo, contemplando el cosmos, hay que darles tiempo para que se enderecen. Finalmente, pedirán excusas por su comportamiento desaforadamente excéntrico, cualquiera que éste haya sido. Pero no los obligarán a arrepentirse, y menos aún mediante el secuestro de un perro. Ésa fue una experiencia educativa para la chica Libra. Una vez que estos dos hayan llegado a una confortable transacción acerca de sus conceptos individuales de lo que es equitativo, y una vez que hayan perfeccionado una regla de cálculo con la que ambos estén de acuerdo para medir la justicia en una relación humana, podrán cosechar todas las recompensas y los beneficios de la influencia de la configuración de signos solares 5-9, y podrán empaparse en la alquimia mágica del doble elemento Aire, con la música de sus soles en trígono repicando como fondo de todas sus actividades compartidas. En verdad, la música es a menudo el cordón de oro que une inicialmente, de alguna manera, a este hombre y esta mujer, ya sea por un interés común en ella, o porque uno de los dos alienta al otro para que se consagre a ella. A veces es el arte, a veces es la religión, la filosofía o el viaje a países extranjeros, o son las iniciativas de educación superior, los niños, los jóvenes o alguna forma de actividad teatral… pero siempre habrá múltiples áreas que podrán interpretar como umbrales pulidos que conducen al jardín de la compasión y de la cálida compatibilidad de ideas e ideales. Él piensa que ella es hermosa, y aunque el amor es ciego, probablemente la imagen que él tiene de la belleza de esta dama de Venus es correcta. La mayoría de las mujeres Libra disfrutan de una plétora adicional de hermosura etérea, e incluso aquellas que no son beldades despampanantes tienen sonrisas encantadoras que pueden encandilar al hombre y paralizar temporalmente su sentido común. Ella piensa que él es el hombre más superespabilado que ha conocido en su vida. Claro que a veces su inteligencia es desconcertante: gira y tuerce por extraños atajos, con la imaginación ilimitada del auténtico genio, burbujeando en surtidores de refulgencia y estallando luego en tornados de razonamiento ilógico.

La circunstancial falta de lógica de sus razonamientos la turba un poco, pero ella a su vez es suficientemente sagaz y lúcida para intuir la magnitud del intelecto que tantea dentro de la imprevisible inspiración de él, buscando un punto de apoyo en la realidad. Él también valora la mente refinada de ella, y capta enseguida su capacidad para conversar con él sobre una multitud de temas, y para retener por tanto su interés con algo más que sus curvas y sus hoyuelos. Igualmente, es posible que tengan algunas discrepancias radicales en el plano intelectual y filosófico. Ella disfruta del lujo, la belleza y la comodidad. Su naturaleza optimista la induce a rechazar con disgusto todo lo feo, desdichado o deprimente, y esta languidez de Libra puede chocar con los grandes e indiscriminados impulsos humanitarios de él. Al Aguador lo preocupan los niños hambrientos de todo el mundo, el peligroso desequilibrio ecológico, la contaminación del aire y el agua, los aprietos del indio norteamericano… toda forma de malevolencia y decadencia en el contexto humano, y respecto de la Madre Naturaleza. La dificultad de ella para lidiar con lo desagradable le hará pensar que es una mujer egoísta yhedonista, y así se lo dirá sin eufemismos. Libra está muy preocupada por la injusticia en todas sus formas, y alimenta el deseo instintivo de implantar en el mundo la igualdad y la bondad. Sin embargo, es posible que, como todos los Libra, al principio se resista a contemplar los medios específicos necesarios para curar los males del mundo, en razón de su renuencia natural de Venus a enfrentar y aceptar los aspectos negativos de la vida.

El debe encauzarla con más delicadeza hacia la comprensión cabal del sentido de justicia de Libra, evitando aplicarle epítetos escarnecedores tales como «haragana», «chiquilla malcriada» y «despreocupada» antes de que ella encuentre el camino hacia la luz de la antorcha que él enarbola. En cuanto a ella, si quiere vivir dichosamente con este hombre, deberá aprender a modificar sus prioridades, y deberá encontrar la forma de hacerle saber que realmente está más preocupada por la pobreza y la desdicha de este mundo que por las últimas modas, los autos más lujosos, las fiestas, las diversiones y la cultura o las artes. El Aguador evolucionado y típico nunca adorará a la mujer Libra que insiste en usar abrigos de piel, y sobre todo abrigos de foca, confeccionados con las pieles de sus amigos animales asesinados. A pesar de que entre ellos existen estas áreas de tensión potencial, los dos encontrarán sosiego y tranquilidad en su fusión sexual. Sus corazones y cuerpos concuerdan de manera perfectamente armónica, no obstante las confrontaciones circunstanciales de sus intelectos. Y a menudo el júbilo que experimentan cuando dan y reciben amor mediante su expresión física tiene el poder de curar, o por lo menos de suavizar, las aristas de sus diferencias intelectuales. A Libra y Acuario les resulta fácil alcanzar la intimidad de la carne y las emociones, y aquella siempre genera la paz espiritual. En esta faceta de su amor, están maravillosamente afinados, sus cuerpos están sintonizados… y sus pasiones conocen de memoria la letra de la música con que se acompañan al hacer el amor. Es como si se hubieran amalgamado así muchas veces. Y esto es lo que ha ocurrido. Porque toda vibración 5-9 indica previas encarnaciones de compenetración… un acoplamiento de las almas y los cuerpos en vidas pretéritas parcialmente recordadas, que aún poseen el poder necesario para obsesionarlos con una nostalgia indefinible, sobre todo en sus momentos de contigüidad sexual.

La primera vez de su unión física nunca parece una “primera vez». Hay algo familiar en lo que experimentan. La mujer Libra que desea conservar el amor esquivo de un hombre Acuario debe permitirle que lleve la batuta. No hay otra manera. Sin embargo, es más que posible que, después de que hayan concluido todos sus desacuerdos y sufrimientos, penas de amor y batallas egocéntricas, ella tenga la última palabra. Si es paciente.

Adaptación de Linda Goodman

Si deseas conocer más detalles de tu relación de pareja o del amor en tu vida, puedes escribirme y pedir tu consulta personalizada.

Amada Astral 

Sinastrías de Pareja

La sinastría o análisis de compatibilidad, es el estudio comparativo de dos o más cartas natales, cuyo objetivo es interpretar y comprender la dinámica de una relación ya sea esta de amistad, pareja, familiar, sociedad u otra. Con ella podemos conocer tanto sus fortalezas como las debilidades.

$55.00

Consulta especial del amor

En esta consulta analizamos todos los aspectos astrales y del tarot que puedan ayudarte a comprender tu relación o tu situación sentimental actual.

$35.00

Tarot del amor y de la relación

En esta categoría te ofrecemos varias tiradas de tarot para revisar tu relación sentimental o lo que esa persona especial siente o piensa de ti.

$25.00

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: