La relación LIBRA-PISCIS

Como Piscis está asociado a la verdad mística que se oculta detrás de todas las religiones. y como Libra está asociado al equilibrio de justicia y compasión que equivale a la paz, ésta es a menudo (no siempre, pero sí a menudo) una relación extrañamente sosegante. A veces ejerce una influencia de largo alcance no sólo sobre las respectivas vidas de Libra y Piscis, sino sobre las de otros, de diversas maneras. Estas maneras dependen de los Libra y los Peces individuales que están implicados, de la forma en que viven, de sus metas y ambiciones… de sus sueños. Todos los Libra, sin excepción, poseen la deslumbrante sonrisa de Venus, con su portentosa capacidad para disolver toda oposición. Ésta no es sólo una observación de simbolismo astrológico, sino un adagio literal respecto de la invisible pero poderosa impronta de los planetas y las luminarias (el Sol y la Luna) sobre el aspecto físico (así como sobre la conducta) de los humanos… impronta tan inconfundible que incluso los escépticos que se niegan a reconocer la santidad de la astrología deben notar y admitir su presencia, aunque a regañadientes.

Libra y Piscis forman la configuración de signos solares 6-8, lo que significa que ninguno de los dos sabe ni remotamente por qué el otro (o la otra) piensa o actúa como lo hace. Las motivaciones y actitudes, el carácter y la personalidad de Libra, son totalmente ajenos y desconcertantes para el Pez… y Piscis es asimismo un colosal enigma para Libra. Como les sucede a todas las otras personas influidas por la vibración 6-8, el Libra regido por Venus, con sus hoyuelos, y el Piscis guiado por Neptuno, con su naturaleza dual, probablemente nunca llegarían ni al primer «hola» si no los hicieran confluir de alguna manera las «fuerzas exteriores», fuerzas exteriores como son un empleo o una carrera, un amigo o pariente casamentero, el azar irremisible de haber nacido dentro del mismo círculo familiar… o la situación no planeada (conscientemente) de vivir, por casualidad, el uno cerca del otro, como vecinos. Todas estas influencias consiguen aproximar a Libra y Piscis lo indispensable como para que por lo menos alguien los presente. Después de esto, quedan librados a su suerte. Aunque son raros los casos en que optan por formar deliberadamente una asociación, una vez que el «destino» los ha empujado a explorar experimentalmente sus respectivos comportamientos extraños, un buen número de ellos se sienten tan fascinados por las diferencias que los separan, que permanecen un tiempo a la expectativa, y finalmente resuelven convertir la investigación del misterio en un hobby definitivo.

Una de las causas responsables de semejante decisión consiste en que Libra capta con bastante rapidez la buena predisposición del Pez para ponerse de alguna manera a su servicio en una forma sutil. El Piscis suministrará un «servicio» a los Libra, ya sea concreto y tangible o sutil e invisible. Se siente patentemente, y es siempre necesario. El síndrome de «servicio» es aún más intenso entre Piscis y Libra que entre las otras combinaciones 6-8, por la sencilla razón de que Piscis, aun sin la influencia 6-8, está predispuesto a prestar un servicio útil a todos los signos solares. Por tanto, cuando el Pez conoce a Libra, dado que representa la sexta Casa astrológica para los regidos por Venus, y dado que representa también la humildad y la sumisión para todos en general, la tendencia a representar una influencia útil y benéfica en la vida de Libra se refuerza. Pero desgraciadamente, también puede infiltrarse —por obvias razones— la tendencia a ser un poco masoquista. ¿Sabían que lo mejor es enemigo de lo bueno? Y por tanto el Pez debe estar alerta con los Libra normalmente bondadosos y equitativos, para evitar que Libra se aproveche (inconscientemente) de esta doble vibración de «servicio» y mantenga al pobre Pez nadando en círculos, lo cual quizá hará mucho más placentera y fácil la existencia del Libra, pero dejará al Piscis el ramal más corto de la espoleta de la pechuga. Si mal no recuerdo, el ramal más corto no te concede tus deseos. El que se queda con el largo recibe la primera opción para la materialización de sus deseos, en tanto que el que se queda con el corto se casa primero. Esto no es justo. Porque el que arde en deseos de casarse, y de equilibrar su vida con la de otra persona, es Libra, y no Piscis. En verdad, los Libra armonizan tan melodiosamente con las flores de azahar y con la «Marcha nupcial» de «Lohengrin», que cuando se ven obligados a vivir solos durante lapsos desusadamente largos se les desequilibra la Balanza y sufren una intensa depresión.

Por otro lado, el matrimonio es generalmente algo que el Pez típico interpreta como un anzuelo peligroso, deslumbrante, destinado a sofocar la libertad, y lo elude con éxito o, si no, se las apaña para deslizarse dentro y fuera de la red conyugal cada vez que muerde dicho anzuelo. Muchos Piscis son solitarios y solteros meditabundos (voluntariamente, porque tanto la chica como el chico Pez son cautivantes para el sexo opuesto)-, o en cambio tienen en su haber una cantidad asombrosa de incursiones múltiples en las aguas matrimoniales. Es raro, el Piscis que se casa, una sola vez. Los hay, desde luego. pero son como una rara especie de pez tropical de la Naturaleza, por comparación con las anchoas y las truchas. En términos relativos, un Pez que se ha casado una sola vez en la vida es tan insólito como un Géminis en las mismas condiciones. Repito. para no herir a aquellos Piscis que están casados dichosa y permanentemente, que esto sucede, pero no a menudo. Así que ahí los tenemos, desencantados ambos. A Piscis le tocó el ramal corto del hueso de los deseos, y a Libra le tocó el ramal largo, de manera que Piscis será el primero en casarse, y probablemente esto es lo último que él (o ella) anhela. Y probablemente esto fue lo que deseó Libra, pero si bien a Libra le será concedido el deseo, no le será concedido en primer lugar. Libra deberá esperar un poco más. ¡Qué lío! (Libra se siente frustrado por haber tirado con tanta fuerza, en razón de lo cual se quedó con el ramal más largo.) Se lo tienen merecido, porque para empezar ninguno de los dos debería haber estado jugando con la espoleta de un pollo: a los pollos no los pusieron en el planeta para que se los coman los seres humanos. Para comer, tenemos las semillas, las nueces, las hierbas, los granos, las frutas y las verduras. A los peces, las aves de corral, los pájaros y demás animales no los tenemos para comerlos. Así que aquel fue un acto de justicia kármica. Aunque bromeamos un poco, la astrología aconseja seriamente que no comamos carne. Pero las cuestiones que causan sincera preocupación y grave discrepancia nunca se resolverán si todos nos miramos de mal talante. La mejor forma de abordarlas es combinando la compasión de Piscis, una o dos sonrisas de Libra, un toque de buen humor (y quizás una pizca de franqueza Ariana).

La controversia vegetariana es uno de los temas que estos dos podrían elegir, ahora que lo hemos introducido como conflicto, para entablar su próxima polémica (quiero decir, discusión) el jueves que viene. Es una plataforma perfecta para el equipo de debates. Piscis puede disertar sobre los aspectos religiosos del tema, en tanto que Libra actúa como Juez y pesa en su Balanza el derecho moral de los peces y las aves de corral, de los pájaros y los animales, a existir sin que nadie los obligue a incorporarse a la cadena de alimentación, puesto que no son necesarios para la nutrición humana. Será un problema complejo. El enfoque religioso de Piscis contiene por sí solo múltiples facetas, una docena de pros y contras polémicos. La Balanza de Libra se inclinará hacia un lado y otro, procurando discernir todos los argumentos favorables y adversos y encontrar el punto justo de equilibrio… a lo cual contribuirá Piscis aportando primeramente una miaja de este criterio a un platillo, y después una migaja de aquel criterio al otro platillo, y ayudando a su amigo, socio, pariente, amante o consorte Libra a tomar una decisión. Es posible que la discusión religioso-espiritual- vegetariana empiece el próximo jueves, pero quizá no terminará antes de que haya transcurrido un lapso considerable. En el ínterin, mientras debaten (discuten) el tema. Libra ganará algunos puntos estratégicos al exhibir su sonrisa de Venus embellecida por los hoyuelos, y Piscis preparará pastelillos de algarroba para renovar las energías de ambos, y se los servirá a Libra en un delicado plato de porcelana pintado a mano, con una servilleta de color azul cielo.., y todo será sosegado y armonioso, plácido y susurrante. A menos que aparezca por casualidad un amigo Tauro del Pez, y sugiera inocentemente que todos se tomen un descanso y salgan a comer un bistec. El Toro se replegará (no es fácil hacer replegar a un Toro) cuando vea el horror reflejado en las facciones de Piscis y Libra. Entonces Libra fulminará a Tauro con una sonrisa de Venus, el Pez le ofrecerá dulcemente al Toro un pastelillo de algarroba… ¿y qué quieren apostar a que, entre los dos, Piscis y Libra no tardarán en bautizar a un nuevo converso?

Adaptación de Linda Goodman

Si deseas tu propia Sinastría de Pareja, puedes escribirme y solicitar una consulta.

Amada Astral

Sinastría de Almas

La Sinastría de Almas: esta nueva Sinastría incluye todos los asteroides del amor que la hacen más profunda y completa. Valentin (447) Adorea (268) Niño (4580) Juno (3) Alma (390) Karma (3811) Amor (1221) Unión (1585) Destino (6583) Compañero (8490) Caballero (29391) Cupido (763) Lujuria (4386) y más. También analizamos si se trata de relaciones de almas o llamas gemelas o afines como Eros y Psique, Orfeo y Eurídice, Zeus y Hera. O se trata de relaciones tóxicas o kármicas a través de Nessus y Deyanira, Plutón y Perséfone, Eco y Narciso, Asmodeo Y lilith como las parejas mitológicas. Esta es una gran oportunidad para que conozcas las fortalezas y debilidades de tu relación y saber si se trata de un vínculo predestinado.

$75.00

Sinastrías de Pareja

La sinastría o análisis de compatibilidad, es el estudio comparativo de dos o más cartas natales, cuyo objetivo es interpretar y comprender la dinámica de una relación ya sea esta de amistad, pareja, familiar, sociedad u otra. Con ella podemos conocer tanto sus fortalezas como las debilidades.

$64.00

Consulta especial del amor

En esta consulta analizamos todos los aspectos astrales y del tarot que puedan ayudarte a comprender tu relación o tu situación sentimental actual.

$54.00

Tarot del amor y de la relación

En esta categoría te ofrecemos varias tiradas de tarot para revisar tu relación sentimental o lo que esa persona especial siente o piensa de ti.

$33.00

Carta Compuesta de la relación: método de los puntos medios

$54.00

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.