Mujer Libra Hombre Escorpión

Por muy espabilado, inteligente y racional que sea él, la mujer Libra puede pasar toda su vida tratando de desentrañar, infructuosamente, de los rasgos afables de su hombre Escorpión, sus sentimientos más íntimos. Ella nunca descubrirá todos los secretos ocultos detrás de una máscara impasible. Es un enigma ambulante que se resistirá eternamente a la elucidación final. Si él la ama, compartirá con ella más elementos de sí mismo que los que jamás compartirá con cualquier otra persona, pero esto no significa que la invitará a merodear por los recovecos más íntimos de su mente, su corazón o su alma, ni que le permitirá adentrarse en ellos. Estos compartimientos secretos están reservados para él y para su Hacedor, su Dios. Si a él se le ocurriera decirle esto, la perspicaz mente de Libra probablemente lo consideraría una buena excusa para entablar una controversia (disculpen una discusión) sobre el tema. «¿Qué significa eso de tu Dios? ¿No sabes que tenemos Co-Creadores, que existen un Señor y una Señora Dios, que incluso tu Hacedor tiene una contraparte femenina, como lo tiene todo en el Universo íntegro?» Las chicas Libra siempre son un poco feministas, incluso cuando lo disimulan con su feminidad perfumada y sus sonrisas llenas de hoyuelos, pero ella está sobre la pista de la verdad cuando enuncia esta conjetura espiritual específica.

¡Adelante, Libra, y bendita sea tu sabiduría de Venus! Sepultado justo- debajo del aplomo superficial, incluso en los hombres Escorpión, yace el síndrome de venganza… así que ella deberá tener la precaución de no acorralarlo en demasiados huecos de resentimiento. Las sorpresas que encierran las represalias de un Escorpión herido o encolerizado pueden transtornar seriamente el equilibrio de Libra. Este hombre es hondamente susceptible detrás de su imagen de autarquía y confianza. Ahora, una palabra de advertencia para él. No obstante su voz acariciadora, sus rasgos hermosos y su radiante sonrisa, Libra es un signo solar masculino, y también un signo solar cardinal de liderazgo. El hombre Escorpión espabilado conoce la definición de las palabras «masculino» y «cardinal» que da el diccionario. Así que deberá comprender que esta chica, a pesar de sus modales femeninos, no se convertirá en una concubina satisfecha, ni siquiera para él. Al principio puede ser verdaderamente convincente en su pose de dulce sumisión femenina, sobre todo si lo ama realmente. Pero detrás de su semblante alegre y de su fachada satinada, sufre si no se le confiere algún tipo de responsabilidad en cuestiones de importancia. Las escobas, los estropajos y los pañales no entran en esta categoría. Quiero decir… son importantes, pero no implican ningún desafío ni estímulo intelectual, y si no se siente mentalmente estimulada se convierte en una dama muy afligida. Claro que no hay nada más estimulante que afanarse por conquistar el amor de un Águila, pero una vez que ella haya ganado el primer round, se sentirá inquieta. Esta chica es una auténtica Ulises femenina, con un problema adicional que Ulises no tuvo cuando navegó por los siete mares: necesita compañía. Se marchita cuando la dejan sola.

Libra rige los matrimonios y las sociedades. Imaginen lo que es necesitar el consuelo de un matrimonio confortable y vivir al mismo tiempo con el anhelo constante de lanzarse a la conquista del mundo. ¿Entienden por qué los platillos de su Balanza oscilan movidos por la indecisión y la frustración? Como Escorpión es el regente natural de la octava Casa astrológica del dinero ajeno (entre otras cosas) y, además, representa la segunda Casa del dinero y los bienes materiales para Libra, dichos elementos asumirán más importancia en esta pareja que en la mayoría de las otras. El ingreso de uno de ellos o los dos recibirá mucho énfasis en su relación. El que este énfasis financiero sea positivo o negativo dependerá del aspecto Sol-Luna que comparten, y de otras influencias planetarias mutuas, y además —como siempre— de sus propios esfuerzos por armonizarse en esta área de su vida en común. Pero pueden estar seguros de que el dinero levantará su cabecita (o su cabezota) verde, en su condición de problema urgente que deberán resolver y discutir con no poca frecuencia. Cuentas bancarias independientes. Les aconsejo vehementemente que abran cuentas bancarias independientes. En realidad, éste es un buen consejo para todas las parejas, cualesquiera que sean los signos solares que las componen, pero lo es especialmente para ésta. La mujer Libra no se sentirá feliz si debe pedirle dinero a su hombre cuando desea suscribirse a una revista femenina o salir de compras. Esto ya no lo hacen ni las chicas Piscis, y las mujeres Libra se liberaron mucho antes de que ellas o ustedes o yo oyéramos hablar de la Enmienda de Igualdad de Derechos: al nacer. Si ella desea trabajar, él deberá reaccionar con entusiasmo. Y mejor que sea así, porque ella hará de todos modos lo que se le antoja. El Escorpión puede ser intimidatorio, pero la mujer Libra no se deja intimidar fácilmente. Ella vacilará durante un tiempo, fingiendo que lo que genera su trauma de indecisión es el temor de que el hecho de que se emplee lo trastornará a él o alterará su vida doméstica. Le toma el pelo, y utiliza estas ansiedades como excusa para encubrir su período necesario pero frustrante de nivelación de la Balanza. Al final, hará exactamente lo que desea hacer. Sea esto lo que fuere. Es difícil adivinar. Pero pueden estar seguros de que cuando por fin se decida, será inflexible Si elige un empleo con un título, relacionado de alguna manera con las artes, tanto mejor. Será conmovedoramente dichosa, porque Libra debe mandar de alguna manera, y para ella todo lo artístico o hermoso no es trabajo, sino juego. Las carreras más felices son siempre aquellas a las que nos dedicaríamos por gusto, aunque no nos pagaran. Trabajar con amor es algo sacrosanto. En astrología, Libra está estrechamente asociado con el derecho, entre otras cosas. Así que él no deberá sorprenderse si ella habla a menudo como un abogado cuando debaten (quiero decir, discuten) un punto de desacuerdo. Aunque él mismo sea abogado, ella lo vapuleará y machacará de cuando en cuando con su lógica de Libra. Es posible que él piense que no se ha enamorado de una mujer sino de su viejo profesor de Derecho de la facultad, y tendrá que escudriñarla con detenimiento para asegurarse de que no es así. Esos ojos refulgentes y esos rasgos cincelados y esa figura voluptuosa de Venus deberán tranquilizarlo rápidamente. Sí, es una mujer.

Igualmente, sus procesos mentales masculinos lo sobresaltarán de tiempo en tiempo. Ella será, por turno, dulcemente autoritaria, y después dócil, lo cual lo confundirá, y muy pocas cosas confunden a Escorpión. Esto puede sumirlo en períodos de depresión inexplicable, durante los cuales se preguntará quién controla realmente la relación. (Es una buena pregunta.) Por otro lado, el hábito que tiene él de valorar en silencio sus virtudes —cuando ella necesita oír cómo las elogian en voz alta—, y de criticarla con un tono desapegado y frío, puede ofuscarla más de lo que él supone. La mujer Libra deberá apelar a todas sus considerables reservas de simpatía y tacto para aprender a tolerar los accesos de melancolía y los largos silencios de este hombre. Él no la ha abandonado: se limita a alejarse de la costa un poco más que de costumbre, nadando por las aguas más profundas de la meditación sobre los misterios de la vida, y no necesita un custodio que flote junto a él. Prefiere emprender solo estas excursiones nocturnas. La cháchara, o las preguntas insistentes como «¿En qué piensas?» o «¿Por qué estás tan callado, cariño?», las contestará con una mirada fría y más silencio. Incluso los Escorpiones más locuaces, con varios planetas en Géminis, Aries o Leo, tendrán momentos de introspección. Al comienzo, el hecho de que él se comunique mejor con una mirada, o quizá con un toque, en tanto que ella se comunica mejor utilizando los medios que les fueron dados a todos los seres humanos para comunicarse, verbalmente, con sonidos llamados palabras, generará no pocas tensiones entre ambos. A un Escorpión, aunque sea muy gregario en otras áreas de la vida, nunca le resultará fácil mostrarse excesivamente locuaz cuando exprese sus sentimientos emocionales, sexuales o románticos.

Si existe un aspecto Sol-Luna armonioso entre sus cartas natales, ella entenderá esta actitud, empezará a medir sus palabras y se comunicará más a menudo a través de su sonrisa radiante de Libra… y de un elocuente silencio. Sin embargo, si comparten un aspecto Sol-Luna en cuadratura u oposición, no habrá buenos pronósticos de estabilidad para su relación. Si él es uno de esos Escorpión que tienen debilidad por las drogas o el alcohol, y si ella es una de esas Libra que van eternamente de fiesta en fiesta, surgirán problemas. Libra genera la atmósfera social apropiada para tentar las debilidades latentes de Escorpión. La afición de ella a la diversión, la gente y las recepciones podrá convertirse en una red pegajosa para el Escorpión que cae fácilmente en la tentación de olvidarse de sí mismo mediante varias evasiones, que van desde la bebida o la embriaguez excitante, hasta estímulos artificiales cada vez más peligrosos. La vida siempre está preparada para atraer a los regidos por Plutón a las aguas tenebrosas, y una encantadora chica Libra, con hoyuelos, puede ser muy atractiva. Sin embargo, un Escorpión evolucionado, tenaz y resuelto (y hay muchos de ellos), capaz de resistir estos cantos de sirena… y una mujer Libra esclarecida, mentalmente estable y emocionalmente equilibrada (de esas que superan con creces en número a las chicas Libra aficionadas a las fiestas) tienen excelentes probabilidades de formar una asociación perdurable, cuando se enamoran con la cabeza y el corazón por partes iguales. Es posible que él sospeche a veces que ella no se sincera totalmente, que no le dice lo que piensa realmente, aunque emplee muchas palabras en su conversación. ¿Éstas reflejan sus auténticos sentimientos? Él lo duda, porque es receloso por naturaleza. El problema es doble, porque a ella la inquieta la sutileza con que él evita dar una respuesta inmediata a sus indagaciones. ¿Qué se oculta detrás de esos rasgos impasibles? Ésta es la pregunta que ella se formula, porque es curiosa por naturaleza.

Hay momentos en que él parecerá ser más terco de lo que en realidad es, cuando insista en aplicar una determinada política sin explicarle a la mente lógica de ella por qué está tan empecinado, con la convicción de que ella debería reconocerle la sagacidad necesaria para saber lo que hace… como en general lo sabe. Su matrimonio estará más seguro si ella confía en él, en lugar de dudar. Sí, he dicho matrimonio. Nada de planes informales de vida en común, como los de la era de Acuario, para la mujer Libra. Es posible que ella acceda durante un tiempo a un acuerdo de vida en común, pero finalmente se casará, o lo dejará. Cásate con ella o la perderás, quizá porque se irá con otro hombre, o porque encontrará una carrera sensacional con la cual casarse. Con tal de no estar sola, y ella sabe lo que hace. Las mujeres Libra juegan todos los juegos con la mirada puesta en lo definitivo. Muchas mujeres Libra conservan su apellido de soltera cuando se casan. Es una especie de «obsesión» que tienen algunas de ellas. Si el hombre Escorpión lo permite, podrán apostar hasta el último centavo de su alcancía a que se trata de una de esas rarísimas Águilas evolucionadas, y engrosarán sus ahorros con la ganancia. Sin embargo, es posible que ella vacile antes de decidirse: ¿qué sucederá cuando nazcan los hijos? Por otro lado, ¿ella se privará de la tierna intimidad de ostentar el apellido de él mientras mantiene intacta su independencia como individuo? Verán, el problema tiene dos facetas.

Después de que ella sopese las alternativas durante unas horas o unos días o unas semanas, incluso un obstinado hombre Tauro podría capitular y decir: «¡Hazlo! ¡Hazlo!». Lo mismo hará el hombre Escorpión. Él también se hartará de que ella sopese las alternativas y gritará (aunque raramente grita): «¡HAZLO! ¡Por (procacidad expurgada), HAZLO! Como dije cuando lo sugerí por primera vez, creo que es una buena idea» (aunque él aborrezca en secreto la idea). Lo gracioso es que probablemente la idea se le habrá ocurrido inicialmente a ella, no a él. Ella la implantará dulcemente en la mente de su enamorado, con tanta sutileza y delicadeza, que él olvidará de dónde provino y se convencerá inocentemente de que fue él quien la sugirió en primer término. Es a esto a lo que se refiere la astrología cuando habla del «puño de hierro enfundado en un guante de terciopelo», de la mujer Libra. Cuando embota la percepción de un Escorpión, pueden estar seguros de que es muy potente, aunque esté muy aterciopelado. La pasión emocional de estos dos no está a la altura de su sintonía mental. Desde el punto de vista sexual, pueden prever sus respectivos deseos, lo cual es bueno. Pero no siempre saben cómo satisfacer estos deseos, lo cual es malo. El Águila debería estudiar el versículo del Eclesiastés que dice que hay «un tiempo de abrazar y un tiempo de abstenerse de abrazar». Uno de estos últimos tiempos es aquel en que ella se debate en la angustia de una decisión importante. Es posible que él le haga el amor vehementemente con la intención de relajarla, de ayudarla a distenderse, y que después se sienta hondamente herido cuando descubra que sus afanes sólo han servido para enroscarla sobre sí misma, para ofuscarla y ponerla nerviosa… cuando el acto amoroso debería haber generado sosiego y satisfacción. Ella puede ser una compañera ideal cuando la Balanza está equilibrada, y en esos momentos su unión física puede aproximarlos tanto el uno al otro. en el plano espiritual, que los ojos se les llenarán de lágrimas ante la capacidad portentosa del amor para transportar el alma hasta la belleza mediante el «convertirse en una carne».

Probablemente el hombre Escorpión satisfará todos los anhelos sensuales y erótico, todas las necesidades secretas de afecto y lealtad vehemente que esta chica Libra ha soñado románticamente en su vida… menos una. Ciertamente no le recitará poesías en medio de su acoplamiento… ni le susurrará juramentos de devoción en sus trances íntimos. Ella se lo recordará, y quizás incluso lo adiestrará. Él intentará cumplir. Pero como le faltará espontaneidad, ella empezará a pensar que no la ama realmente. Sí la ama. Mas a este hombre no le gustan las exhibiciones de tipo sentimental y romántico. Cree que su lealtad y su apasionamiento sexual bastan para demostrarle a su mujer que la ama. ¿Por qué ella habría de necesitar palabras, y oírlo repetir constantemente «Te amo»? No sé por qué, pero lo necesita. Tal vez haga falta una transacción. Ella deberá tratar de ser más dulce, menos exigente… y él deberá comprender que esta mujer no se lleva una bola de cristal a la cama, ¿así que cómo podría saber que los sentimientos de él son tan profundos y seguros como cuando la alegría del amor los hizo llorar juntos por primera vez, él no se lo dice? Utilizando la lógica de Libra, le recordaré al Águila que una pequeña dosis de palabras de ternura evitará una gran dosis de celos injustificados. Tanto si los rasgos de él son vulgares como si son bellos, en su aura palpita el campo magnético de Plutón, y la atracción innegable que ejerce sobre las mujeres puede poner muy celosa a esta dama. ¿Julieta podría haber dudado de Romeo, que le juraba constantemente su amor? No podría haber dudado. Y tampoco podrá dudar esta mujer Libra, si él le tributa el homenaje al que tiene el mismo derecho que tenía Julieta. Deseen suerte en sus esfuerzos por fusionar sus vibraciones. Podría ser una bendición para todos nosotros que se enamoren. Ella podrá suministrarle una vía de desahogo idealista para su ambición controlada pero impetuosa, ayudándolo a encauzarla por canales que tal vez traerán justicia a las almas maltratadas y hastiadas del planeta. La sabiduría más profunda de él controlará las indecisiones etéreas de ella, y las plasmará afablemente en una forma sensata de abordar sus ensueños. La mente lógica de ella lo ayudará a solucionar los complejos embrollos profesionales, familiares o personales que tarde o temprano enfrentan, hasta cierto punto, todos los signos de Agua, incluido el invencible Escorpión. La combinación de la infinita confianza del Águila con el inmenso sentido de equidad de su mujer Libra puede ser beneficiosa para todos quienes entran en su esfera de influencia. Su amor personal tiene muchas probabilidades de expandirse fuera de ellos transformado en una energía tremenda para toda la humanidad. Si los dos meditaran juntos en silencio dentro de la Pirámide o susurraran mantras mágicos en un antiguo templo incaico… ¡qué prodigios podrían ocurrir! Nuestros dos Co-Creadores darían aprobación.

Adaptación de Linda Goodman

Si deseas conocer más sobre tu relación de pareja o del amor en tu vida, puedes escribirme y solicitar una consulta.

Amada Astral 

Sinastría de Almas

La Sinastría de Almas: esta nueva Sinastría incluye todos los asteroides del amor que la hacen más profunda y completa. Valentin (447) Adorea (268) Niño (4580) Juno (3) Alma (390) Karma (3811) Amor (1221) Unión (1585) Destino (6583) Compañero (8490) Caballero (29391) Cupido (763) Lujuria (4386) y más. También analizamos si se trata de relaciones de almas o llamas gemelas o afines como Eros y Psique, Orfeo y Eurídice, Zeus y Hera. O se trata de relaciones tóxicas o kármicas a través de Nessus y Deyanira, Plutón y Perséfone, Eco y Narciso, Asmodeo y Lilith como las parejas mitológicas. Esta es una gran oportunidad para que conozcas las fortalezas y debilidades de tu relación y saber si se trata de un vínculo predestinado.

$75.00

 

Sinastrías de Pareja

La sinastría o análisis de compatibilidad, es el estudio comparativo de dos o más cartas natales, cuyo objetivo es interpretar y comprender la dinámica de una relación ya sea esta de amistad, pareja, familiar, sociedad u otra. Con ella podemos conocer tanto sus fortalezas como las debilidades.

$64.00

 

Consulta especial del amor

En esta consulta analizamos todos los aspectos astrales y del tarot que puedan ayudarte a comprender tu relación o tu situación sentimental actual.

$54.00

 

Tarot del amor y de la relación

En esta categoría te ofrecemos varias tiradas de tarot para revisar tu relación sentimental o lo que esa persona especial siente o piensa de ti.

$33.00

Carta Compuesta de la relación: método de los puntos medios

$54.00

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .