Hombre VIRGO Mujer LIBRA

La mujer Libra te recuerda muchas cosas. A algunas personas les hace evocar el cruce entre un globo flotante y una almohada. Una almohada blanda, mullida, rellena de plumón, forrada con raso o terciopelo, con borlas de seda, encantadoramente redondeada y tentadora. No dije gorda. Sólo redondeada, lo cual implica que es curvilínea. Más o menos como las mujeres salpicadas de hoyuelos que se complacían en pintar Miguel Ángel, Rembrandt y Da Vinci: los maestros. Bella y opulenta. A otras personas les recuerda un arpa de oro. A veces lo que genera esta imagen es el hecho de que «vibra» por varias cosas cuando la estimulan mentalmente, pero sobre todo es consecuencia de su voz melodiosa y de su talante musical. Es tan encantadora, tan grácil, tan resueltamente alegre… y huele divinamente. Casi todas las mujeres Libra están bien provistas de jabones aromáticos, perfumes, colonias, talcos… velas fragantes e incienso exótico. Muchas de ellas tienen las campanillas de un templo colgadas sobre la cama. Libra rige al Oriente misteriosamente sabio, y posiblemente es por ello por lo que muchos Libra son aficionados al Zen y a Zenón. Si esto parece contradecir sus sentimientos y su naturaleza afectuosa inspirados por Venus, debéis recordar que estas contradicciones constituyen el fin cabal de la Balanza de Libra. En un platillo colocan unos cristales granulados de dhyana Zen y del estoicismo de Zenón… en el otro una dosis cuantiosa de simpatía pulverizada y de dulce sentimiento, con una pizca de trémula vulnerabilidad.

Después los equilibran, de manera que estén precisamente nivelados. Muchísima suerte. Los Libra no son personas simples, desprovistas de complicaciones. Es posible que a menudo asuman la forma y el perfil de alegres pirulines, decorados con sonrisas soleadas y rutilante encanto… pero siempre está presente esa «doble Z» oriental. Las campanillas del templo, las velas y el incienso. La sabiduría antigua. La mujer Libra le hará evocar al hombre Virgo que la ama todas estas imágenes de belleza, tales como las almohadas mullidas, los globos, los pirulines, las nubes y los cuadros de los maestros…cuando su Balanza se inclina en esa dirección. Pero posiblemente habrá circunstancias en que le hará evocar otras cosas. Como su viejo sargento mayor del ejército. O su brigada, si estuvo en la marina. Esta última imagen es indigna de la mente clara y concisa de Virgo. No encaja bien. Hay algo un poco desnivelado en ella, no del todo perfecto, pero no sé con certeza por qué. Acaba de ocurrírseme qué es lo que falla en ella. Es más afín al carisma de él que al de ella. Esto es lo que falla. Brigada, chief petty officer, en inglés. ¿No sería mejor, quizá, decir Chief of Pettiness, o sea, Jefe de mezquindad? Sólo lo estoy preparando para la lógica brillante que le opondrá este equipo polémico formado por una sola mujer si alguna vez él cometiera un traspié y le aplicara semejante mote. Él lamentará haberse metido en esa pelea. También es posible que aprenda que sargento mayor es una designación más apropiada. La única razón por la que él empezó a concebir, al principio, dichas imágenes de autoridad, consiste en que esta dama se las ingenia para maniobrar afable, insistente y tenazmente hasta salirse con la suya y dominar a las personas más sumisas que la rodean. Es cierto que casi nunca o nunca alza la voz o blasfema.

Venus castiga severamente a los Libra cuando éstos cometen la impertinencia de maldecir o gritar. A cualquier estallido de esta naturaleza lo sigue siempre el remordimiento. Sin embargo, a pesar de sus modales cautivantes y de su dulzura, ella se las apañará de alguna manera para hacerle compartir su manera de pensar en casi todos los asuntos de mucha o poca envergadura. Lo cual puede ser un problema, porque a este hombre lo altera mucho que ella le haga compartir su manera de pensar. Generalmente ella coloca dos ideas en los platillos de su Balanza, espera un rato hasta que se asienten, lee el peso… y una de ellas sale victoriosa. Ésta es su manera de pensar. El hombre Virgo típico no soporta, sencillamente, que le atiborren la mente con dos opiniones antagónicas al mismo tiempo. Prefiere concentrarse en una toma de decisión rápida, entre una y otra. Analiza cuidadosamente cada detalle minúsculo de los defectos y las virtudes de ambas alternativas, elige una, y descarta la otra veloz y eficientemente. Escapa a su imaginación que alguien pueda andar tanto tiempo transportando el pesado lastre de las decisiones inconclusas. Virgo odia las decisiones inconclusas casi tanto como odia las camas deshechas. Aun los rarísimos Virgo «negligentes» sufren tenebrosos accesos de autorreproche, incluso de autoaborrecimiento, por haber permitido que su entorno cayera en semejante desorden. Cuanto más se aplaza y posterga el proceso de organización, tanto más empeoran las cosas, hasta que se genera un círculo vicioso. Sin embargo, a pesar de su tendencia a preocuparse y agitarse y fastidiarse por trivialidades, y a pesar de su insistencia en sustentar actitudes mentales pulcras y ordenadas, etcétera, etcétera, este hombre, al igual que ella, puede contradecir su quisquillosidad con largos períodos de sosiego.

Entonces puede apaciguar el espíritu de Venus… con su propia y especial canción de cuna impregnada de nostalgia. Hay algo muy plácido y sereno y refrescante en su mirada. En esas oportunidades él se desplaza y habla apaciblemente, en voz baja. Su presencia puede ser tan discreta, y al mismo tiempo tan reconfortante, relajante y estimulante, que es una de las pocas personas que pueden mantener equilibrado el talante de ella y devolverle su natural vivacidad y optimismo venusinos, después de un trance particularmente grave de impotencia e inseguridad letárgicas. La tierna consideración de Virgo trueca las lágrimas de Libra en sonrisas, y determina que todo parezca nuevamente rutilante y teñido por los colores del arco iris, como una hoja de papel limpia y blanca… un nuevo comienzo. La depresión siempre le produce más dolor a Libra que a otras personas, porque es una condición muy rara para esta mujer. Cuando su Balanza oscila hacia abajo, la abruma la mano pesada de la desesperación, y puede sentirse muy, muy sola, sin saber muy bien por qué, sin poder identificar el motivo. Todo le parece lúgubre y gris. Su imaginación vívida exhala una espesa bruma de posibilidades tétricas, cubre sus ojos con una película vidriosa de inexpresividad, y agota su energía física, de modo que lo único que le queda por hacer, prácticamente, es tumbarse y meditar en un vacío de terciopelo. Incluso el repique de las campanillas del templo la fastidiará. Su delicada música tintineante sonará como la sirena ululante de un auto policial… su incienso olerá como caucho quemado. En esos momentos su hombre Virgo podrá ser inmensamente reconfortante, como una mano fresca, terapéutica, aplicada sobre tu frente cuando estás afiebrado y desasosegado. Muchos Virgo se convierten en excelentes médicos y enfermeras.

Son algo así como hierbas humanas, porque la esencia de Virgo está estrechamente emparentada con los elementos verdes, con las cosas que crecen, con los espesos y umbríos bosques de pinos de la Naturaleza… y con los lagos serenos. La esencia Libra de ella está hecha de la dorada nostalgia bruñida del otoño y de la maravillosa belleza del poniente, salpicada de avidez… y por tanto se amalgama bastante bien con los tonos y colores áuricos de él, invisibles pero nítidamente sentidos, propios del veranillo de San Martín. Su expresión sexual reproducirá esta amalgama de sus auras. Siempre existe un elemento de paz y sosiego en el acto amoroso entre la etérea mujer Libra y el terrenal hombre Virgo. Sus intimidades son de alguna manera descansadas y relajantes. Si la carta natal de uno de ellos o de ambos muestra la Luna o el ascendente en un signo de Fuego, su pasión se intensificará, y su consumación física contendrá una urgencia más dramática. Pero la unión sexual típica de Virgo y Libra compensará con su plácido bienestar y su mansa satisfacción lo que pueda faltarle de deseo apasionado. Existen muchos niveles en la demostración física del amor entre dos personas, y cada nivel genera su propia dimensión especial de dicha y asombro.

Pero él deberá tener la precaución de no desequilibrar la Balanza de ella con críticas, aunque éstas sean tácitas y sólo se traduzcan en miradas de reproche… sobre todo cuando se aproxima la hora de su fusión. La mujer Libra anhela y necesita sinceramente que la amen como se ama a una diosa, con mucha elocuencia y una entrega total. Adora que la adoren, y la crítica puede arrojar cubos de agua fría sobre la adoración, congelándola en carámbanos de resistencia y frigidez. Como al hombre Virgo nunca lo consumen, en el mejor de los casos, los fuegos de la pasión abrumadora, su reacción consistirá en volverse aún más frío y desapegado, levantando entre ellos una barrera innecesaria que habrá que disolver antes de que puedan comunicarse nuevamente sus sentimientos y emociones con sus personalidades íntegras. Ya sea que el hombre Virgo que ella ama luzca la etiqueta de una edad cronológica ilusoria de dieciséis o noventa y dos años —o cualquiera de los falsos rótulos intermedios— la mujer Libra podría verlo bajo una luz auténtica si meditara sobre su arquetipo. Ésta es la imagen más nítida del hombre Virgo que podrá tener el privilegio de contemplar la mujer Libra que lo ama. Por mucho que él la ame a cambio, con todo el corazón y la mente y el alma, debe seguir siendo leal a su propio signo solar, y debe colocar el servicio a los demás por encima de todo, incluso por encima de sus propias necesidades y, sí, si el deber, la responsabilidad y la dedicación lo exigen, también por encima de las de ella. Su programa rutilante consiste en mejorar de alguna manera el mundo en que vive, en hacer todo lo posible por extraer orden del caos y la confusión, en aclarar los errores de los terráqueos, ya sean éstos los que él ama personalmente o perfectos desconocidos. Se siente impulsado a transformar el smog y la contaminación del pensamiento humano en el aire fresco de la armonía y el equilibrio de ella, o sea de Libra.

Si este hombre no le suministra a la dama Libra toda la atención, todo el sentimiento y el afecto que ella anhela constantemente, ella deberá esforzarse un poco más por ser equitativa al juzgar su corazón afable y sus motivaciones puras, por manifestar compasión respecto de sus pensamientos a menudo atribulados, y por entender que su necesidad compulsiva de criticar contiene las semillas de un nuevo tipo de libertad para él mismo… para el mundo… y para su propia relación. Ella también puede prestarle una importante ayuda. Con su tendencia a preocuparse no obstante su intelecto brillante, el hombre Virgo siempre corre peligro (más que la mayoría de los otros signos solares) de caer víctima de la programación y el lavado de cerebro de quienes dictan una edad cronológica falsa e ilusoria, después de la cual uno está más o menos obligado a morir, para no hablar de que se pretende cabalmente que «envejezca» varias décadas antes de esta fecha arbitraria. La mujer Libra está deliciosamente capacitada para convencer amable, tiernamente, al hombre Virgo que ama, de que puede optar por vivir mucho más allá del límite del siglo, tal como se lo propusieron nuestros Co-Creadores, sin sacrificar ni su aspecto juvenil ni sus energías juveniles. Si ella consigue despertar su curiosidad, él buscará los medios y recursos para realizar este milagro.

Adaptación de Linda Goodman

Si deseas conocer más de tu relación de pareja o del amor en tu vida puedes escribirme y solicitar una consulta.

Amada Astral

Sinastrías de Pareja

La sinastría o análisis de compatibilidad, es el estudio comparativo de dos o más cartas natales, cuyo objetivo es interpretar y comprender la dinámica de una relación ya sea esta de amistad, pareja, familiar, sociedad u otra. Con ella podemos conocer tanto sus fortalezas como las debilidades.

$55.00

Consulta especial del amor

En esta consulta analizamos todos los aspectos astrales y del tarot que puedan ayudarte a comprender tu relación o tu situación sentimental actual.

$35.00

Tarot del amor y de la relación

En esta categoría te ofrecemos varias tiradas de tarot para revisar tu relación sentimental o lo que esa persona especial siente o piensa de ti.

$25.00

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: