La relación VIRGO-VIRGO


Cuando despiertas por la mañana, la picardía y las pasiones malignas con las que te acostaste han sido plegadas en pequeños dobleces y puestas a buen recaudo en el fondo de tu mente; y encima, maravillosamente ventilados, se despliegan tus pensamientos más hermosos, listos para que te atavíes con ellos. Así es como todos los Virgo prefieren despertar por la mañana: saludando la aurora virginal que encierra la promesa de una jornada de paz, belleza y perfección. Lamentablemente a la mayoría de ellos no les ocurre nada de esto. La mayoría de ellos bajan con mala cara por el lado equivocado de la cama, van hasta la cocina arrastrando los pies, y buscan a tientas el jugo en la nevera. (Los remedios naturales, verán, son siempre los mejores para facilitar la regularidad. Siempre existe el peligro de que los laxantes formen hábito, lo cual podría crear una dependencia grave.) Infortunadamente, los pensamientos negativos y las preocupaciones machaconas que dos Virgo pliegan cuidadosamente y ponen a buen recaudo en el fondo de sus mentes se las ingenian para volver a saltar y decirles ¡Buh! a la mañana siguiente, mezclándose con sus pensamientos recíprocos más bellos y positivos…quizá porque no los plegaron con dobleces suficientemente pequeños, o quizá porque ambos Virgo se resisten a cerrar el cajón donde guardan los problemas, y prefieren dejar una rendija abierta, para poder espiar periódicamente dentro y hacer un recuento preciso de sus contrariedades más recientes.

Los Virgo tratan a sus problemas como a sus plantas del hogar, con constante y esmerada consideración, sin olvidarse nunca de regarlas y regarlos: a las segundas con H2O destilada, y a los primeros con lágrimas. Desde luego, con tiernos y cariñosos cuidados, las unas y los otros brotarán rápidamente, crecerán profusamente, y necesitarán podas frecuentes. Ahora, si el lector me disculpa, interrumpiré este análisis con una oración, después de la cual volveré al tema, y por favor creed que lo siento si esto parece grosero. Mi oración está dirigida a San Antonio, porque he comprobado que es un intermediario paciente y compasivo, así como fiable, entre el Todopoderoso y mis insignificantes necesidades, las que no son suficientemente importantes como para justificar una cita personal con nuestros Co-Creadores, que sin duda tienen suficientes problemas entre sus manos sin necesidad de hacerse cargo de los míos con más frecuencia de la indispensable. San Antonio es un alma humilde, tolerante, felizmente indiferente a mis creencias religiosas, que tanto podrían ser astrológicas, como católicas, mormonas, bautistas, afines a la Iglesia de Cristo Científico, judías o budistas zen. En realidad, la Babel de los dogmas religiosos escapa a la atención de todos los santos, a pesar de que las iglesias se esfuerzan por acapararlos en virtud de diversas formas de canonización… dudoso honor que ni uno de ellos solicitó jamás. Pero estoy divagando, hábito en el que es fácil caer cuando una está exageradamente ansiosa por analizar cada matiz ínfimo del aserto más informal e inocente. El carisma crítico de Virgo es contagioso.

Dos Virgo que se relacionan como amigos, socios, parientes o amantes, se sienten obligados, frecuentemente, a evaluar todas sus respectivas emociones, acciones y respuestas, y a enunciar todas las opiniones y reacciones, utilizando el diccionario no abreviado de sus propias pautas preconcebidas de perfección, o de las de la sociedad. Y esto implica un tremendo derroche de tiempo, que se podría emplear mejor remontando cometas; fabricando muñecos de nieve; instalando inodoros sin agua para salvar nuestros arroyos y ríos y océanos de la extinción y contaminación finales; rescatando gatitos y perritos y crías de mono de los viviseccionistas financiados por el Departamento de Salud, Educación y Bienestar con sede en Washington, que los torturan tan cruelmente; corriendo con la cabellera al viento; vadeando un arroyo borboteante; o urdiendo sueños, que son las auténticas realidades. Alguien debe señalar amablemente a los Virgo (y también a bastantes Libra) que la lógica no es el dios que parece ser, porque la lógica implica una falacia peligrosa: la presunción de que lo que nunca ha sido no podrá, por consiguiente, ser nunca, y la presunción inversa de que lo que siempre ha sido deberá por consiguiente, ser siempre. La expresión «por consiguiente» es la herramienta de la lógica que puede hacer fracasar incluso al jugador más espabilado en un juego de anagramas de esclarecimiento cósmico. No siempre, pero sí a menudo, la expresión «por consiguiente» es una señal de advertencia, para la mentalidad abierta, de que alguien se dispone a cerrarla herméticamente y a deshacerse de la llave… de la verdad.

En la brumosa comprensión que el hombre y la mujer tienen de la realidad, nada es más errado que estas presunciones generalizadas de la lógica parcialmente ciega, nacidas de las falacias del pensamiento preestablecido. Esta aceptación obcecada nos pone a todos a merced de los locos cuyo objetivo consiste en controlar la mente humana individual (y eventualmente a las masas) mediante diversos tipos de drogas y de hipnosis… y mediante mensajes subliminales proyectados por televisión, demasiado rápidos para que los capte el ojo humano, pero no tanto como para que no sedimenten en el inconsciente. Aunque la esencia de Virgo nos ayudará a precavernos de estos peligros, la misma virtud de Virgo se puede utilizar por la vía de la cara negativa de la moneda. Es indudable que los Virgo poseen excelentes aptitudes para la investigación científica y metafísica pero a veces son propensos a tropezar y caer en la trampa del empleo ocasionalmente errado de la expresión «por consiguiente», y pierden así la oportunidad de experimentar la sublime libertad de descubrir su propia conciencia creadora portentosa: la Verdad más profunda, ajena a la lógica (en su actual estado equívoco de interpretación), a saber, que pueden ser, si quieren Co-Creadores con el Bien. Por supuesto, hay algunos Virgo que se han convertido en almas libres, y que han ingresado en diversas disciplinas con los ojos muy abiertos. Han aprendido a cerrar el cajón de sus preocupaciones insignificantes, a hacer caso omiso en sus contratiempos pasajeros, y a fijar la vista en el amanecer de la Nueva Era. Estas vibraciones invisibles pero potentes afectan más y más a todos los terráqueos, pero sobre todo estimulan reacciones extrañas y a veces inquietantes en los Virgo. Muchos de éstos necesitarán tiempo para aprender a manejar la nueva energía, pero algunos, como acabo de decir, ya se han adaptado a la frecuencia más alta, y la utilizan, ahora mismo, con resultados asombrosos, en su vida personal y emocional, así como en sus carreras.

Puesto que jugamos con anagramas, la palabra «vulcanizar» deriva del planeta Vulcano, y designa un proceso en virtud del cual se somete al caucho (y a las personas) a un tratamiento sulfuroso y a un calor extremo, que aumentan su fuerza… y su elasticidad. Y así, como ven, es gracias a la misteriosa influencia de su auténtico planeta regente que dos Virgo unidos en cualquier tipo de asociación o relación experimentan dentro de sí mismos este proceso de vulcanización temporalmente inquietante, pero ulteriormente rejuvenecedor. Gradualmente, comprobarán que éste les revela que poseen una fuerza (de carácter) antes insospechada, junto con una mayor elasticidad (de puntos de vista), que se reflejarán ostensiblemente en una conducta menos envarada y en una reducción de las ansias autocríticas. Es interesante saber que algunos aspectos de las nuevas vibraciones del planeta Vulcano no tardarán en causar (y ya están causando), no sólo en los Virgo, sino en determinadas personas de los doce signos solares, una sutil regeneración celular, que finalmente hará imposible descubrir la edad cronológica. La magnitud de este fenómeno depende de la posición todavía ignorada (pues aún no ha sido determinada astronómicamente) que ocupa Vulcano en sus cartas natales. Éste es un proceso similar al de las técnicas alquímicas que perfeccionó milagrosamente el Iniciado conocido entre los metafísicos por el nombre de Conde de St. Germain (sólo una de sus múltiples identidades), el cual, según los historiadores del siglo XVIII, rejuveneció a ciertas damas de la corte francesa, algunas de las cuales, a una edad cronológica superior a los ochenta años, eran, en apariencia, suficientemente jóvenes y bellas como para que hombres adolescentes y veinteañeros se batieran a duelo por sus favores.

Ya se trate de la magia alquímica de St. Germain o de las nuevas vibraciones de Vulcano, hay muchos caminos que conducen a Roma, y hay muchos prodigios que están próximos a florecer entre nosotros en este despuntar de la era de Acuario…siempre que optemos enseguida por no aniquilarnos mediante la demencia nuclear y ecológica. Los «nuevos» planetas (que no son en absoluto nuevos, sino que han sido descubiertos, identificados y redescubiertos después de cada gran cataclismo de la Tierra) siempre son «descubiertos» en el momento justo, sincronizado con el programa de una evolución de la humanidad masculina y femenina elegida hace mucho tiempo mediante el libre albedrío, en dirección a la madurez espiritual necesaria para aceptar estas poderosas influencias preestablecidas. Antes de que se produzca dicho «descubrimiento» en esemomento estipulado, sus vibraciones están mitigadas, parcial y temporalmente controladas. Cuando dos Virgo se juntan, tanto si uno de ellos, o los dos están muy influidos, o poco influidos, por las nuevas vibraciones de Vulcano. se preocupan mucho. Sin embargo, la mayoría de sus preocupaciones son «mucho ruido y pocas nueces». (Gracias. Will Shakespeare, por la frase que me has inspirado. El bardo, entre paréntesis, era otra de las múltiples identidades del Conde de St. Germain.) Si reflexionan, se darán cuenta de que pierden demasiado tiempo precioso en preocupaciones improductivas y contraproducentes. El despertador no sonó, en razón de lo cual uno de ellos llegó tarde a una cita o (¡Dios no lo permita!) al trabajo. ¿Quién fue el culpable del inexcusable atraso y de la imperdonable impuntualidad?

Alguien tiene que ser el culpable, ¿no es cierto? No, no lo es. Puede suceder, con igual facilidad, que nadie sea el culpable. Una costosa lámpara de porcelana se rompe, una carta importante no ha sido despachada, la cuenta bancaria está en rojo, aparece un raspón en el guardafangos del auto, se pierde la llave de la puerta de entrada, las flores no fueron plantadas a tiempo en sus tiestos, no se ha pagado la factura del dentista, la cola del gato quedó atrapada en la trituradora de desperdicios, el helecho se está marchitando… ¿quién olvidó regarlo? ¿Quién rompió la lámpara, perdió la llave, firmó cheques sin fondos, estropeó el auto, quemó la tostada, y… oh, ¿A QUIÉN LE IMPORTA? A Virgo le importa, crean. Renuente a cargar toda la culpa (por lo menos interiormente) sobre el otro, a menudo cada Virgo se acusa a sí mismo, se deja someter al implacable veredicto de: CULPABLE. Después viene la severa sentencia autoimpuesta: el bloqueo emocional, que consiste en un resentimiento reprimido, en una tensa ansiedad, más el cilicio de la expiación excesiva y la automortificación… con una mitigación de la pena por buena conducta, o mejor dicho, por una conducta perfecta en el futuro, cosa que los Virgo no atinan a comprender que es siempre inalcanzable para los seres humanos. Es encomiable seguir esmerándose por alcanzar esta meta, pero exigírsela continuamente a uno mismo y a los demás es inútil… y además produce extenuación emocional y un desgaste de energía.

El problema más difícil que deben enfrentar dos Virgo, siempre magnificado en su configuración de signos solares 1-1, se puede sintetizar en una palabra: evacuación. Éste es no sólo un síntoma escatológico, que genera malestares que oscilan entre el simple estreñimiento y graves dolencias intestinales, sino que también se puede manifestar en forma del no menos incómodo bloqueo emocional que mencionamos en el párrafo anterior. En este último caso, el sencillo remedio consiste en comprender sinceramente la necesidad de evacuar: de purgar la mente y el corazón de ridículos sentimientos de ineptitud, culpa y frustración por la incapacidad temporal para modificar una situación que no llega a estar a la altura del desiderátum, tan rápida y metódicamente como lo exige el impaciente Mercurio. Como les sucede a todas las parejas de la vibración de signos solares 1-1, Virgo y Virgo tienen mucho —a veces demasiado— en común, pero dada la empatía que existe entre sus respectivos puntos de vista y traumas, no hay ninguna razón para que no intenten disfrutar juntos, en lugar de destruirse el uno al otro. Los ayudará el hecho de que sus signos lunares y/o ascendentes sean compatibles. También los ayudará el hecho de que ambos se relajen y acepten con más naturalidad, con un grano de sal y una pizca de humor, los desencantos que les producen los pequeños contratiempos y complicaciones de la vida… evitando juzgarse o juzgar a los demás tan compulsivamente, y dejando los análisis más complejos por cuenta de robots y computadoras que están programados con precisión, y que no son tan susceptibles a los dolores de estómago de la tensión. Los Virgo podrán sacar mucho provecho del ejemplo de los santos, puesto que viven tan obsesionados por la perfección, y presuntamente los santos se aproximaron a dicho estado ideal tanto como es humanamente posible dentro de una envoltura carnal. Quiero decir que… nunca nada perturba realmente a un santo.

Adaptación de Linda Goodman

Si deseas realizar un análisis de pareja personalizado, puedes escribirme y solicitar una consulta. El pago se hace vía PayPal desde cualquier parte del mundo.

Amada Astral

Consulta especial del amor

En esta consulta analizamos todos los aspectos astrales y del tarot que puedan ayudarte a comprender tu relación o tu situación sentimental actual.

$35.00

Tarot del amor y de la relación

En esta categoría te ofrecemos varias tiradas de tarot para revisar tu relación sentimental o lo que esa persona especial siente o piensa de ti.

$25.00

Sinastrías de Pareja

La sinastría o análisis de compatibilidad, es el estudio comparativo de dos o más cartas natales, cuyo objetivo es interpretar y comprender la dinámica de una relación ya sea esta de amistad, pareja, familiar, sociedad u otra. Con ella podemos conocer tanto sus fortalezas como las debilidades.

$55.00

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: