Mujer LIBRA Hombre SAGITARIO

El hombre Sagitario promedio no es tan proclive al matrimonio en su juventud como debería serlo, o como a la chica Libra le gustaría que fuera. Ella piensa en términos de convivencia total, así que, naturalmente, si está enamorada de él, sueña con sortijas y juramentos. Esto no tiene nada de malo. En verdad, el matrimonio entre los dos sería probablemente afortunado y estimulante. Pero si este hombre no agota su fiebre de viajar y su curiosidad antes de casarse, es posible que satisfaga estos poderosos instintos jupiterianos después de casarse. ¿Qué es preferible? Ya he metido la pata. Le he dado una opción a la chica Libra. Tardará en desmenuzar el problema y tomar una decisión, y nosotros no podemos conformarnos con esperar mientras ella estudia cuidadosamente todos los pros y los contras, así que será mejor que continuemos examinando su relación con el hombre Sagitario. Ella ya nos alcanzará más tarde. No todos los hombres Arqueros, pero sí muchos, se resisten a asumir compromisos legales apenas están seguros de que es amor. No se trata de que este hombre sea hostil al matrimonio, pero acaba de zafarse de la dominación sofocante que ejercía su familia sobre su actividad mental, emocional y física, y necesita un poco de tiempo para disfrutar de su libertad, antes de volver a perderla. Después de convencerse de que el mundo es ciertamente redondo, de haber ensayado dos o tres empleos o carreras, de haber leído un poco sobre misticismo tibetano, de haber cambiado más o menos doce carros, de haber aprendido el arte del vuelo libre en las Montañas Rocosas, de haber ensayado un poco de esquí a campo traviesa, de haber adoptado más o menos veinte animales sin hogar, de haber presentado su candidatura a un cargo político, y de haber analizado a una de cada tres chicas que ve (desde lejos, Libra… ¡conserva tu optimismo!) para confirmar su opinión de que su propia dama Libra es tan soberanamente dulce y superior como él pensó al principio que era… estará listo para sentarse a discutir un compromiso de larga duración.

Parece más prudente y seguro dejar que el Arquero dispare primeramente un manojo de flechas al aire, para tener la certeza, cuando vuelva, de que habrá satisfecho casi toda su curiosidad y algunos de sus anhelos, y de que ahora está ansioso por reanudar la búsqueda, esta vez en compañía de su mujer. Por otro lado, si ella lo deja en libertad, y él se aleja demasiado, es posible que se olvide de volver, que se extravíe entre sus sueños tentadores, en tanto que si ella hubiera sido más enérgica desde el principio, tal vez aún estaría estrechándola entre sus brazos, mientras escuchan el repicar argentino de la lluvia sobre el techo… o la estaría tomando por la mano, mientras caminan hacia los establos para montar sus caballos a la luz de la luna, aspirando el dulce aroma del heno… sintiendo el aire fresco de la noche contra sus mejillas. No lo sé. ¿Qué opinas tú, Libra? (Ya está de nuevo con nosotros, y debe de haberse decidido. No, aún no. Me lo indica la arruga que surca su bella frente de Libra. Bueno, no la apremiaremos.) Naturalmente, hay excepciones, pero uno de los mayores problemas que enfrentan el hombre y la mujer que se aman, y que pertenecen a esta configuración de signos solares 3-11 específica, consiste en decidir si se casarán o no. Libra se siente inconscientemente frustrada si no comparte con otra persona los altibajos de la vida, las alegrías y las penas, las esperanzas y los disgustos. Una mujer Libra sola es como una Balanza a la que le faltara un platillo, así que ya ven hasta qué punto esto la hace sentirse inútil. Cuando falta la mitad del equipo no pueden pesar nada hasta lograr la armonía y el equilibrio perfectos… y el hombre amado compone la otra mitad del equipo que convierte a esta mujer en un ser humano completo. (A menos que se trate de una de esas mujeres Libra profesionales que están vehementemente consagradas a su carrera, y que tienen un socio compatible, en cuyo caso se resignará a vivir durante un lapso razonable, aunque no eternamente, sin un compañero.)

El hombre Sagitario no se resiste literalmente a la convivencia, porque tampoco es aficionado a quedarse solo. Se siente mucho más feliz cuando tiene junto a él a una persona amiga mientras hace piruetas y brinca y se abre camino por el sendero de hoy, que conduce a las carreteras de mañana. Si la persona amiga es también bella, dulce y mimosa, y tiene hoyuelos, tanto mejor. Si es asimismo suficientemente espabilada como para entablar una competición de ingenio y un intercambio de filosofías con él (y esta chica lo es, con creces), él no objetará que tome su cámara, sus binoculares, su tienda de campaña, su saco de dormir, su cantimplora y su linterna, y lo acompañe. Él sólo tirará de la traílla cuando ella empiece a encauzar la conversación hacia callejones sin salida como la compra de propiedades o la búsqueda de un empleo estable. Cuando sea mayor, él cortará la grama de su jardín y pagará impuestos como cualquier otro hombre, pero en el interín, allí fuera hay sirenas que cautivan su corazón con canciones más seductoras que el perfume de ella, que su simpatía, que sus deliciosos hoyuelos y, tristemente… sí, más fascinantes aún que su suave abrazo. En astrología, Júpiter rige la jubilación, y esto determina a menudo que los hombres gobernados por Júpiter prefieran jubilarse primero, y trabajar después. Entienden las cosas al revés.

La chica Libra ha desarrugado el ceño. Ahora sonríe, con esa expresión de dulce arrobamiento que siempre ven en los rasgos compuestos del Libra que ha llegado a una decisión firme y definitiva. Ella ha rechazado ambas alternativas y ha optado por otra intermedia para que la solución sea más equitativa. No intentará retenerlo, y tampoco permitirá que salga a merodear por la ciudad, el Estado o el mundo, enviándole postales y cartas. Se irá con él. ¡Qué chica estupenda! ¿Ven? Les advertí que nos alcanzaría. Es una excelente idea que la mujer Libra que ama a un Arquero lo acompañe, en lugar de empeñarse en obligarlo a entrar en el molde que ella le ha reservado. Aunque los modales de la Libra sean suaves, afables y aterciopelados, él intuirá el peligro de que lo sofoquen, y se pondrá nervioso. Ella deberá comprender desde el principio que nunca podrá controlar totalmente a este Centauro-Payaso, de cuyos ojos refulgentes brota una plétora de sueños. Él nació bajo la vibración de un signo solar masculino, regido también por un planeta masculino, Júpiter, y aunque Libra es un signo masculino, su regente, Venus, es cabalmente femenino. En algunos sentidos, puede parecer que esto le concede una ventaja, porque ella está en condiciones de pensar como un hombre, al mismo tiempo que lo atrae con irresistibles artes femeninas. La combinación es poderosa, pero nunca obligará a una doble vibración masculina como la del Arquero a someterse a la persuasión de las enaguas… o si lo consigue, él será desdichado por dentro, aunque se esfuerce por ocultarlo. Y la meta del amor es la felicidad, no la desdicha. Él se sentirá atraído por la mente sutil de ella y conmovido por su optimismo, tan parecido al suyo.

Ella busca los mismos ribetes plateados que él, detrás de cada nube. Como ella tiende a vivir en el mundo de su imaginación, los problemas nunca le parecen muy reales. Libra ni siquiera permite que la ofusquen durante mucho tiempo aquellos que se las ingenian para atravesar su conciencia soñadora con la penetrante estocada de la realidad. Su mente lúcida y su talento para la deducción lógica encontrarán generalmente un medio para resolver cualquier problema, o para desecharlo deliberadamente, antes de que se transforme en una crisis de gran envergadura. Tiene una capacidad excepcional para volverle la espalda a la fealdad, una vez que ha llegado a la conclusión de que no hay manera de embellecerla. A veces, una mujer Libra buscará pruebas de admiración, aunque tenga conciencia de que las lisonjas son, hasta cierto punto, falaces. Es capaz de inducirse a sí misma a creer cualquier cosa, verdadera o falsa, con tal de sentirse querida, y ésta es una razón por la cual las chicas Libra se casan prematura y equivocadamente. Sin embargo, hay momentos maravillosos en que su mismo optimismo transforma lo negativo en algo realmente positivo, merced a la tenacidad de su fe. No ocurre siempre, pero sí con suficiente frecuencia como para convencerla de que vale la pena intentarlo, porque siempre existe la posibilidad de que tal vez mañana…

Sin embargo, es sensible al dolor y a las palabras ofensivas. No obstante su gran capacidad para pintar un arco iris sobre las nubes grises, y a pesar de su anhelo natural de Libra por lograr la paz y la armonía a cualquier precio, si él le atravesara el tierno corazón con demasiadas flechas lacerantes, ella lo sopesará a la fría luz de la lógica de Libra, y llegará a la conclusión de que su amor es demasiado desequilibrado para ella. Admira su inteligencia y su ingenio ágil, pero no será su tablero de dardos. La mujer Libra respeta la honestidad y el idealismo, porque éstas son cualidades que ella también tiene. Disfruta de las fiestas y de la gente, de las reuniones sociales, del arte y de la música, tanto como de la lectura, del estudio, de los debates y de todas las formas de desafío intelectual. El hombre Sagitario está plasmado en el molde ideal para acomodarse a sus necesidades y deseos. La mujer perfecta para él debe ser generosa, extrovertida y gregaria, debe ser su igual intelectual y la gemela de su corazón. Debe creer, como él, que el mañana será mejor, y deberá pensar que es emocionante obrar espontáneamente. Él necesita una mujer que nunca lo regañe, que crea en sus sueños, que entienda el significado de la palabra «libertad» y que sea bondadosa con sus amigos animales. La mujer Libra está plasmada en el molde ideal para el Arquero. Probablemente también está plasmada en el molde ideal desde otros puntos de vista. Dado que son parientas próximas de la Venus de Milo, la mayoría de las chicas Libra heredan sus rasgos atractivos, su mística femenina y su belleza clásica, que está esculpida más eficazmente en la carne que en el mármol.

El capta rápidamente cualquier deseo tácito de ella, mental, emocional o sensual, casi antes de que ella misma tome conciencia de que existe. Él también aborrece rápidamente la atracción que su dama Libra ejerce sobre todos los hombres que están al alcance de su sonrisa de Venus totalmente irresistible. Ellos admiran su mente, junto con sus otros atributos, y puesto que a ella la complace la admiración, no los desalentará tal como el Arquero pretende que los desaliente… y como finalmente le exigirá que lo haga. Ella no es tan fogosa como él, y probablemente será más tolerante al ver cómo el entusiasmo contagioso del Centauro excita a las otras mujeres. Pero puesto que ambos son tan atractivos e irradian tanto amor a la vida y a la gente, no se puede descartar el peligro que encierran para su relación los celos románticos. Como el Aire y el Fuego se combinan bien en la compatibilidad sexual, ella puede generar oleadas de pasión en él con una dulce mirada, sencillamente, o con un estimulante debate intelectual. La primera le inspira esa forma de necesidad tierna (pero también devoradora) que Romeo experimentó al trepar al balcón de Julieta. El segundo le provoca la misma necesidad devoradora, sin la ternura, porque cuando un hombre toma conciencia de que una mujer es su igual intelectual, nunca deja de sentirse azuzado por el deseo incontrolable de reaccionar como si se tratara de un profundo y feroz desafío de acoplamiento, cosa que en verdad es en el plano inconsciente. Ella irradia un aire sereno y apaciguador que sosiega su espíritu inquieto, así como en la contigüidad física de él hay algo que excita la imaginación de ella… y esto determina que su unión sexual sea una forma dichosa de coparticipación. Tal vez haya momentos en que ella le parecerá misteriosamente esquiva, como si su cuerpo estuviera encerrado entre sus brazos pero una parte de ella estuviese en otra parte, y esto lo ofuscará. No debería ser así, porque es natural que el aire sea esquivo, y esto fue lo que le encantó de ella, inicialmente.

Es posible que la ocasional vehemencia o la forma exigente que asume el comportamiento sexual de él, turbe a ratos el aura más tranquila de ella, pero no debería ser así. Sólo se trata de otro reflejo de sus emociones entusiastas, sinceras y francas, que le provocaron un deseo estremecedor de dejarse subyugar cuando supo por primera vez que él la amaba. Es muy extraña la forma en qué un hombre y una mujer se enamoran el uno del otro por una razón determinada, y más tarde no son capaces de reconocer en la persona amada una faceta prismática de esa cualidad especial. Los enamorados pueden desenamorarse tan rápidamente como se enamoraron, cuando sólo se interesan el uno en el otro por su química sexual. No hay muchas probabilidades de que a Libra y Sagitario les suceda esto. Ellos dos siempre tienen muchos temas de conversación. Ella ve al chiquillo que se oculta detrás de las rabietas de él, y le gustaría pasar toda su vida educándolo. Toda mujer Libra lleva a una maestra escondida en algún rincón interior. Él es tan curioso respecto de todo, que anhela entender cómo siente una mujer y qué es lo que genera sus emociones. Él necesita formular mil preguntas, para las cuales ella tiene por lo menos dos mil respuestas. Él también le enseñará mucho a ella. con su rápida intuición de lo que es realmente importante. «¿,Qué haré? —se pregunta ella, preocupada—. No sé si somos el uno para el otro. Mi corazón es optimista respecto del futuro, pero mi mente es pesimista.» «No puedes resolver tu futuro sólo por lo que te dicta el intelecto.» (Los ojos de él le dicen cosas más íntimas.) «El intelecto por sí solo es un instrumento inapropiado para medir con exactitud una emoción extraordinaria como el amor. La mente es sagaz, pero el corazón es más sabio. Confía en tus sentimientos.» Él la toma entre sus brazos, la estruja contra su pecho, y después le besa suavemente la nariz. «Escucha la lluvia sobre el techo, como la primera noche en que… estuvimos juntos. ¿Qué te dicen tus sentimientos en este preciso momento, cariño?» (Él es inteligente.)

Adaptación de Linda Goodman

Si deseas conocer de tu propia relación de pareja, puedes escribirme y solicitar una consulta personalizada.

Amada Astral

Sinastrías de Pareja

La sinastría o análisis de compatibilidad, es el estudio comparativo de dos o más cartas natales, cuyo objetivo es interpretar y comprender la dinámica de una relación ya sea esta de amistad, pareja, familiar, sociedad u otra. Con ella podemos conocer tanto sus fortalezas como las debilidades.

$55.00

Consulta especial del amor

En esta consulta analizamos todos los aspectos astrales y del tarot que puedan ayudarte a comprender tu relación o tu situación sentimental actual.

$35.00

Tarot del amor y de la relación

En esta categoría te ofrecemos varias tiradas de tarot para revisar tu relación sentimental o lo que esa persona especial siente o piensa de ti.

$25.00

Anuncios

11 Comments

  1. Hola… Soy una mujer libra… y estoy alucinada…. Es de lo mejor que he leído en mi vida en serio…. Me he partido de risa cuando dices… “¿qué opinas tú libra? (ya está de nuevo con nosotros…”
    HA SIDO TAL-CUAL. Enorme el artículo, de verdad…..

    Me gusta

  2. Hola también soy una mujer de libra, el artículo me ha encantado, mi hombre sagitario se casó conmigo, es verdad que le tomo tiempo decidirse, pero lo hizo, fui muy paciente y no lo presioné, el dice que le encanta estar en conmigo y somos muy felices y con un bebé en camino que posiblemente también será libra ♎ ♥

    Me gusta

  3. Hola¡ también soy libra, y me sentía un poco extraña al reconocerme en tus escritos… he conocido a un chico sagitario y apenas llevamos un día hablando… pero he notado todas las características de su personalidad que has maravillosamente descrito. Me ha entusiasmado y ahora quiero descubrir que más hay . Por otro lado, también he conocido un taurino y tiene una personalidad un poco más apaciguada y ciertamente, ese pesimismo que una vez leí que podían tener sobre algunas cosas en la vida, aunque al mismo tiempo, un cierto optimismo que le contrarresta. Ambos chicos son muy interesantes y divertidos, me estoy dando la oportunidad de verlos tal cual son sin idealizarmelos o eso creo jajaja, solo nos hemos hablado por whatsapp pero ya hemos quedado, mi idea es iniciar una amistad pero es verdad que noto que los chicos malinterpretan o se ilusionan más rápido conmigo, quizá por qué me dejo alagar pk me gusta… espero que tomemos las cosas con calma y dejare que me impresione la personalidad y el verdadero interés de ellos sobre mi… si me acuerdo y fluye algo más, volveré a contarte mi historia 🤗.

    Me gusta

  4. Jajajja…bueno soy libra…y no creo ser de tanto crucero…me gusta mas el lado del senderismo….la aventura..sera xq desde pequeña me lo inculcaron? Pero yo no me quedo atras esperando

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: