La relación CÁNCER-VIRGO

Al principio, es difícil imaginar que un Cangrejo y una o un Virgo tengan algo en común, pero al fin y al cabo se dice que todas las personas Virgo son un poco duras de caparazón y que los auténticos cangrejos tienen una cierta timidez que uno asocia normalmente con las vírgenes de carne y hueso, lo que nos aproxima un poco a la posibilidad de asociarlos entre sí. Uno de ellos es una criatura nocturna del mar. El otro también tiende hacia las fuerzas nocturnas de la noche, aunque no especialmente hacia el elemento agua… a menos que contemos los estanques mansos y silenciosos donde las vírgenes astrológicas contemplan el reflejo de sus imágenes de Narciso, a veces un poco onduladas pero, en general, nítidamente definidas. Sin embargo, la Tierra contiene Agua o, cuando ésta le falta, se seca y resquebraja. Es indiscutible que la asociación con el signo de Agua de Cáncer enriquece mucho el carácter y la personalidad del hombre, la mujer o el niño Virgo, de Tierra.

La mayoría de los Virgo se sienten mucho más felices cuando están a solas consigo mismos que cuando deben adaptar sus formas de vida más o menos medidas y estructuradas con bastante precisión a las de otros seres humano chapuceros, extraños, impulsivos, lo cual los pone nerviosos y los hace sentir incómodos. De alguna manera, por lo menos al principio, los Virgo no experimentan este tipo de incomodidad cuando tratan con los Cangrejos. El elemento Agua de Cáncer apacigua a Virgo. La afabilidad y los modales sosegados de Cáncer hacen a menudo que Virgo se sienta como si estuviera flotando en un lago sereno, estirando la mano de vez en cuando, como en sueños, para arrancar uno de los lirios más bellos, o para provocar jovialmente a un cardumen pasajero de sirenas y criaturas acuáticas. Frecuentemente los o las vírgenes se sienten más libres y relajados en compañía de un Cangrejo, tienen menos miedo de que los restrinjan, los manejen autoritariamente, los posean… o los eclipsen hasta el punto de hacerlos desaparecer. (Pobres Virgo incautos.) Estos dos se han embarcado en barquita y se han lanzado a navegar juntos por el río de la felicidad, como el Búho y el Gatito del cuento, con la única diferencia de que son un Cangrejo y una Virgen. Pero no importa, porque el único fin de la navegación a la luz de la Luna en una barca es la armonía, cualquiera que sea la identidad astrológica o de otro tipo de los ocupantes.

Pueden estar seguros de que llevarán un poco de miel (y pasteles de miel) para que mordisquee Cáncer, una pequeña guitarra para que Virgo la rasguee mientras el Cangrejo entona estribillos jocosos acompañados por tristes melodías de antaño, y seguramente MUCHO DINERO, porque los Cáncer consideran que una considerable reserva de monedas o bien atada dentro de un bolso de papel, o guardada dentro de una caja de seguridad con combinación, o sepultada en un banco o en un montículo de arena en los fondos de la casa— es un elemento indispensable en la vida, con una ligera prioridad sobre el aire para respirar pero no necesariamente sobre las provisiones para comer y beber. Estas últimas corren parejas con el dinero, disputándose el interés de los Cangrejos típicos durante toda la vida. En tercer lugar, a corta distancia, los siguen los bebés y niños de diversas edades y tallas. Al Virgo de la embarcación verde no le molestará la música empalagosa. Pero es probable que refunfuñe y se queje de que los frascos y los pasteles de miel que Cáncer llevará consigo en cualquier viaje que estos dos se arriesguen a emprender juntos, ocupan demasiado espacio y no lo dejan para el equipaje de Virgo, compuesto por ungüento Vicks, digestivos, jarabes y antiácidos, para no mencionar sus vitaminas y gérmenes de trigo.

Es posible que también riñan con una pizca de mal humor cuando Virgo rezongue que los pasteles de miel no son una panacea tan vital como el polen puro de abeja, pues este último sirve para todo, ya se trate de prevenir las caries o la calvicie, de ganar o perder peso (ambas cosas), o de conservarse en buen estado, en general y en todo sentido. Por tanto, es posible que el Cangrejo deba dejar atrás unas cuantas docenas de pasteles de miel, para que en la barca quede suficiente espacio donde almacenar el polen puro de Virgo, «importado» de las zumbantes colmenas. La mayoría de los fanáticos Virgo del polen puro conocen la verdadera miel porque, cuando se trata de asuntos tan serios, los Virgo son más que un poco remilgados, e incluso francamente obsesivos respecto del lugar donde obtienen las cosas para su P.S. (Perfecta Salud). Exigen lo mejor. Tal vez sean tacaños en otros contextos, pero no cuando está en juego su propio bienestar. Si por casualidad se enfermaran, no podrían ir a trabajar, y se castigarían a sí mismos por este comportamiento inexcusable con una fuerte multa y seis meses de reclusión solitaria. La mayoría de los Virgo alimentan un sentimiento de responsabilidad respecto de sus trabajos que casi raya en la manía (aunque los Cangrejos suelen catalogar este fetichismo como una virtud resplandeciente). Sin embargo, como ya hemos notado, a Virgo no le molestará rasguear la guitarra al compás de los serenos solos de Cáncer bajo la luna llena. Virgo tampoco se opondrá, no obstante la posibilidad de que estallen altercados esporádicos por la competencia entre los pasteles de miel y el polen, a que el Cangrejo lleve una «suma considerable de dinero» a cualquier lugar hacia donde se dirijan conjuntamente.

En verdad, es muy posible que el o la Virgo lleve a su vez unas cuantas alforjas con el mismo contenido, porque Cáncer y Virgo experimentan un temor casi idéntico a la ruina económica, al espectro de la pobreza. Es difícil determinar cuál de los dos valora más el dinero. Mejor dicho, cuál de los dos valora más la seguridad de que nunca le faltará. Juntos, Virgo y Cáncer generan una poderosa vibración terapéutica. Cuando estos dos unen sus auras, sus manos y sus corazones en cualquier tipo de empresa conjunta, tienen el remedio mágico para muchas de las dolencias mentales, emocionales y físicas que aquejan a todos los terráqueos. Excepto para las suyas propias. Solos, ellos dos tienden a cavilar hasta sumirse en una grave depresión o en una enfermedad crónica. Juntos, pueden ser muy útiles en la medida en que previenen y curan, el uno en el otro, estos abatimientos emocionales y mentales, así como sus respectivos y variados malestares y dolores y otras afecciones. Ésta es una configuración de signos solares 3-11 marcadamente propicia, que permite que el o la Virgo y el o la Cangrejo, aunque parezcan graciosos y extravagantes a los demás, se sientan perfectamente bien y espontáneos entre ellos, mientras caminan a lo largo de la playa o por el bosque rumbo a la casa de la abuela (la abuela de Virgo, y después se detendrán a conversar con la mamá de Cáncer). La imagen simbólica es un poco risueña. Imaginen al Cangrejo, un poco bamboleante (todos los Cangrejos marchan con un débil bamboleo), que se desplaza primero hacia el costado, luego hacia atrás, y después, jubilosamente, hacia adelante, sembrando chistes a su paso como si fueran bayas. Imagínense entonces a la esbelta (generalmente) y recatada Virgo, vestida con una indumentaria ligera y poco ostentosa, de ojos claros, garbosa y ágil, tarareando una bella melodía… mientras abajo, el Cangrejo se apresura para no quedarse atrás, hace muecas, traza dibujos estrafalarios en la arena… y sujeta caprichosamente el tobillo o la pierna de la Virgen cuando ésta marcha demasiado deprisa y el Cangrejo está exhausto, y desea descansar un rato.

Cuando la Luna menguante mueve al hombre o la mujer Cáncer a llorar sobre los recuerdos obsesionantes del pasado, o sobre los tétricos temores del futuro, la tierna Virgen (ya sea varón o mujer) se mostrará dulcemente comprensiva y reconfortante. Probablemente Virgo tendrá a mano un pañuelo bello y pulcro que tenderá al lacrimoso amigo, pariente, socio, amante o consorte lunar… que lo aceptará, entre sollozos, con conmovedora gratitud. Estos dos signos solares son trabajadores notablemente fiables y leales. A menos que sus soles natales estén en muy mala posición, o que existan otras configuraciones: planetarias negativas en sus horóscopos, Cáncer y Virgo se toman muy en serio sus deberes y obligaciones. Ambos son más propensos a disfrutar del trabajo que a interpretarlo como una carga. A Virgo le gusta trabajar porque una tarea correctamente realizada es, para la Virgen, su propia recompensa. A Cáncer le gusta trabajar porque así consigue los medios para acumular una cuantiosa cuenta de ahorros que lo protegerá de catástrofes potenciales tan tremendas como inundaciones, incendios, terremotos, erupciones volcánicas, tornados, huracanes, guerras, asedios, la peste bubónica, el colapso de la Bolsa, los atracadores, los violadores (la idea de la violación pone nerviosos incluso a los Cangrejos varones), el vandalismo y la hambruna. Virgo tampoco se descuida en materia de ahorros. Si hay algo que Virgo aborrece implacablemente en el mundo, esto es la idea de que posiblemente dependerá de los demás en alguna etapa posterior de su existencia. He aquí la razón por la cual la maternal (o paternal) Cáncer proyecta silenciosamente una imagen que al Virgo típico le resulta reconfortante. El Virgen se siente de alguna manera seguro ante la presencia protectora de los Cangrejos, que se muestran tan solícitos respecto del bienestar de Virgo, tan sinceramente considerados y afectuosos.

Asimismo, los Cangrejos se sienten muy cómodos cuando flotan en el plácido sosiego de Virgo, verdadero refugio respecto de las bulliciosas calles exteriores, pobladas de gente y de exigencias. Virgo es muy espabilado, sagaz e ingenioso, agradablemente convencional, sabe preparar una cesta perfecta para el picnic, nunca olvida la sal ni las servilletas, y siempre se acuerda de agregar una pequeña sorpresa, como las uvas heladas y el queso. El principal obstáculo de tensión creciente que el Cangrejo y el o la Virgen deben sortear en el trayecto hacia la fresca laguna del bosque fragante, aparece sugerido en la penúltima oración del tercer párrafo de este texto. Yo esperaba que se quedara allí, sepultado en la arena, pero quiere hacerse recordar, y ahora nos susurra que al primer manotazo del espíritu posesivo y la restricción, Virgo se marchita como la lechuga de ayer olvidada fuera de la nevera. Los Cangrejos no pueden separar el espíritu posesivo de la consideración tierna y afectuosa y de la preocupación cordial. Los Cáncer se encierran en sí mismos y ni siquiera te dirán cuándo contemplaron por última vez la luna llena y se transformaron en rana… y sin embargo les extraen los secretos a los demás como si fueran sacacorchos humanos. Virgo no es una lata y no le gusta que lo abran por la fuerza, y cuando se siente restringido o sonsacado mediante apremios se convierte en una arruga de preocupación ambulante. Es posible que al cabo de un tiempo el hombre o la mujer Virgo interprete los modales solícitos y la actitud protectora del Cangrejo como una cárcel posesiva… y que pida cortésmente (al principio) la libertad condicional. Ésta es una señal de que el Cáncer deberá desplazarse por un tiempo hacia un costado, e incluso hacia atrás, y deberá dejar que Virgo se adelante bailando, con la sensación de que es libre y de que se ciñe a la imagen del individuo solitario durante una imaginaria eternidad que durará unas pocas semanas o meses.

Finalmente, Virgo volverá a rezongar afablemente a la persona lunar, edulcorando sus críticas con amabilidades, en razón de lo cual el Cangrejo reaccionará coléricamente. Virgo derramará una lágrima diminuta y perfecta, Cáncer llorará copiosamente, y dirá «Lo siento». Entonces Virgo se disculpará por la debilidad de haber sido tan sensible. Cáncer estimula la imaginación de Virgo, hace bullir la mente de Virgo hasta convertirla en una masa cremosa de promesas que tal vez se cumplirán… y Virgo le hace sentir a Cáncer que el Cangrejo no quedará abandonado en la playa, muriendo de hambre y languideciendo víctima de la soledad. El terrenal Virgo sabe y entiende, y cuidará que la amistad se conserve pulida, sin herrumbrarse por negligencia. A estos dos los unen líricamente las vibraciones de la configuración de signos solares 3-11, y tienen la garantía kármica de que les bastará un mínimo esfuerzo para recuperar cordialmente su armonía. La mayoría de las relaciones 3-11 vuelven a aflorar curiosamente aun después de haber desaparecido, para reanudarse cuando uno menos lo espera.

Adaptación de Linda Goodman

Si quieres un análisis detallado de tu relación de pareja, puedes escribirme y solicitar tu consulta.

Amada Astral

 

Carta Compuesta de la relación: método de los puntos medios

$54.00

 

Sinastrías de Pareja

La sinastría o análisis de compatibilidad, es el estudio comparativo de dos o más cartas natales, cuyo objetivo es interpretar y comprender la dinámica de una relación ya sea esta de amistad, pareja, familiar, sociedad u otra. Con ella podemos conocer tanto sus fortalezas como las debilidades.

$64.00

 

Consulta especial del amor

En esta consulta analizamos todos los aspectos astrales y del tarot que puedan ayudarte a comprender tu relación o tu situación sentimental actual.

$54.00

 

Tarot del amor y de la relación

En esta categoría te ofrecemos varias tiradas de tarot para revisar tu relación sentimental o lo que esa persona especial siente o piensa de ti.

$33.00

Sinastría de Almas

La Sinastría de Almas: esta nueva Sinastría incluye todos los asteroides del amor que la hacen más profunda y completa. Valentin (447) Adorea (268) Niño (4580) Juno (3) Alma (390) Karma (3811) Amor (1221) Unión (1585) Destino (6583) Compañero (8490) Caballero (29391) Cupido (763) Lujuria (4386) y más. También analizamos si se trata de relaciones de almas o llamas gemelas o afines como Eros y Psique, Orfeo y Eurídice, Zeus y Hera. O se trata de relaciones tóxicas o kármicas a través de Nessus y Deyanira, Plutón y Perséfone, Eco y Narciso, Asmodeo Y lilith como las parejas mitológicas. Esta es una gran oportunidad para que conozcas las fortalezas y debilidades de tu relación y saber si se trata de un vínculo predestinado.

$75.00

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.