La relación CÁNCER-CÁNCER

¿Alguna vez se ha preguntado por qué sus padres lo trataban como lo trataban cuando era pequeño, o pequeña? Quiero decir, ¿piensa mucho en esto? ¿No? Bueno, los Cáncer, sí. Inmediatamente antes de dormirse por la noche, y cuando finalmente se han dormido, sueñan con eso, o tienen pesadillas. El ayer —ya esté situado veinte o cien años atrás— es muy concreto para los Cangrejos cautivados por la Luna, y esto explica por qué la mayoría de ellos saben tanta historia, la cual es un tema favorito de Cáncer en la escuela, y también un hobby popular entre muchos de estos hombres y mujeres en los años posteriores. Muchísimos Cangrejos coleccionan antigüedades. A menos que los padres de los nacidos bajo este signo solar de Cáncer controlado por la Luna hayan sido astrólogos, es posible que no les hayan dicho a estos niños sensibles «Te amo» con suficiente frecuencia. Quizá discutían demasiado a menudo la belleza o el atractivo de sus hermanos. Quizá les daban a los pequeños Cangrejos poca mesada. Incluso es posible que los padres de la pequeña o el pequeño no le dieran un beso al Cangrejo cuando éste se iba a la cama, ni le leyeran un cuento todas las noches. (¡Horror! Lo omitían los fines de semana.) Todas éstas son razones por las cuales la mayoría de los Cáncer se desarrollan con una carencia de seguridad emocional, lo cual los impulsa a dar muestras de comportamiento adolescente, caprichoso y sensible.

A los otros signos solares (exceptuando a Escorpio y Piscis) les resulta difícil lidiar con las aprensiones que obsesionan a los Cangrejos, y que van desde el persistente espectro del hambre hasta el temor latente a la soledad. Sólo un Cáncer, que vibra en la misma frecuencia lunar, puede encontrar las palabras y los actos apropiados para apaciguar a otro. He aquí un ejemplo del diálogo típico entre estas personas de la configuración de signos solares 1-1.

CANGREJO N.° 1: Ya está, otra vez te sumes en una de tus depresiones. ¿No sabes que las personas que te quieren se preguntan por qué estás tan solo, y por qué no dejas que ellas te ayuden?

CANGREJO N.° 2: Nadie trata de entenderme. Tuve una infancia triste. No ceso de repetírtelo. Y a ti ni siquiera te importa. A nadie le importa.

CANGREJO N.° 1: Escucha, para empezar, procura entender que quizá tus padres no sabían que tus sentimientos eran tan delicados. En segundo lugar, ahora tus amigos no tienen cómo saber que a ti te parece que no te quieren bastante, porque te encierras en ti mismo y te niegas a hablar de ello.

CANGREJO N.° 2: ¿Por qué habría de hablar de ello? La gente es fría y cruel. Siempre podía hablar con mi madre, y a veces ella me entendía, pero ahora ha muerto, y nunca nadie me querrá como ella… oh, es ESPANTOSO no tener a mamá. Nadie me prepara las comidas que ella me hacía desde que ella murió. (Bua-bua.)

CANGREJO N.° 1: No llores. Toma mi pañuelo. Por lo menos tu madre intentó comprenderte mientras vivía. Mi madre me estropeó toda la vida porque casi nunca hacía caso de mí. Por la comprensión que ella me demostraba, tanto habría dado que fuera huérfano. La muerte de tu madre no te deja tan solo como el hecho de no haber tenido nunca realmente una madre.

CANGREJO N.° 2: (profundamente compadecido) Debe ser una sensación de vacío.

CANGREJO N.° 1: ¿Sabes que nunca me daba un beso por la noche después de haber acostado a mi hermanita? (Bua-bua.)

CANGREJO N.° 2: ¡Qué espanto! No llores. Toma, ¿quieres que te devuelva tu pañuelo?

CANGREJO N.° 1: No, gracias. Guárdalo. Lamento haber perdido el control. De todos modos hablábamos de ti, no de mí. Si no te molesta que te lo diga, ciertamente ya eres suficientemente grande como para empezar a aprender que la mejor manera de recibir amor es dar amor.

CANGREJO N.° 2: Está bien, está bien, está bien. Pero aunque aprenda a conseguir que la gente me ame, ¿de qué servirá eso si todo el mundo marcha hacia el derrumbe económico? Probablemente mi banco será el primero en cerrar, y perderé todo mi dinero y mis acciones y terminaré en la indigencia.

Nota al lector: Si el Cangrejo N.° 2 fuera mujer, bastaría cambiar lo precedente por: «Perderemos nuestra casa y todos nuestros ahorros, probablemente él perderá su empleo, y tendremos que deambular descalzos y sin techo o vivir de la caridad pública, lo cual me HUMILLARÁ. Preferiría morir».

CANGREJO N.° 1: No terminarás en la indigencia (ni deambularás sin techo) porque tienes dos cuentas de ahorro independientes, doce bolsas de pepitas de oro que guardaste bajo el garaje, más la cuenta bancaria en Suiza, para no mencionar tus tres casas y apartamentos. La mayoría de las personas te considerarían rico y en situación segura.

CANGREJO N.° 2: La mayoría de las personas no entienden que hoy puedes tener dinero y mañana no. ¿Y si alguien descubriera dónde enterré esas pepitas de oro?

CANGREJO N.° 1: ¡Preocúpate tú de eso! Yo voy a perder mi empresa porque no puedo refinanciar mi crédito. Mi banquero me odia. Yo sé que me odia. Todos mis hijos necesitan aparatos y tuve que cancelar mis vacaciones de verano. El que está a punto de morir de hambre soy yo, y no tú.

CANGREJO N.° 2: Egoísta, egoísta, egoísta, ¡eso es lo que eres, egoísta! No te interesan mis problemas. Sólo los tuyos. Aquí nosotros procuramos economizar usando margarina, pero tú sigues consumiendo mantequilla. ¿Entonces quién está en peores condiciones: tú o yo? Eso es lo que te pregunto.

CANGREJO N.° 1: No me grites, si no quieres que te grite a ti. Y nosotros NO usamos mantequilla en casa. ¡Usamos margarina igual que ustedes, así que aprende! CANGREJO N.° 2: ¡Mantequilla!

abrazos novios gif

CANGREJO N.° 1: ¡Margarina!

CANGREJO N.° 2: ¡Mantequilla, mantequilla, mantequilla, mantequilla!

CANGREJO N.° 1: ¡BASTA! para empezar, a ti no te interesa con qué untamos el pan. Eso es asunto mío.

CANGREJO N.° 2: ¡Ya ves! Eres neuróticamente reservado. Siempre temes que te espíen. Deberías aprender a ser más franco y extrovertido, como yo.

CANGREJO N.° 1: ¿Extrovertido? ¿Tú? ¡JA! Eso sí que es gracioso. Eres tan circunspecto que ni siquiera contestas una pregunta cortés. Todos saben que eres paranoide. La gente se pone nerviosa en tu compañía.

CANGREJO N.° 2: ¡Oh! (bua-bua). Te dije que todos me odian. Por fin lo confiesas tú mismo. Y fingías ser mi amigo. (Bua-bua.)

CANGREJO N.° 1: Soy tu amigo. ¿Quieres hacer el favor de sonarte la nariz y de no seguir gimoteando?

No eres paranoide. Sólo lo dije para agredirte poque tú me habías agredido antes. La gente te ama. Incluso yo te estimo, casi siempre. ¿Sabes por qué la gente te aprecia tanto?

CANGREJO N.° 2: ¿Por qué? (desde el interior del armario de la ropa, sollozando) ¿Por qué?

CANGREJO N.° 1: Porque eres muy simpático. No sólo eso. Eres talentoso, y todos te respetan por ello. La gente te estima porque cuentas chistes divertidos, porque tu casa siempre es confortable y cálida, porque preparas una excelente sopa de pollo y porque prestas las monedas de tu alcancía, cuando alguien está en bancarrota. ¿Ves qué atractivo eres? Eres rico y apuesto y listo y popular…

CANGREJO N.° 2: ¿De veras? ¿Realmente dirías que soy popular?

CANGREJO N.° 1: Sí, lo diría. Mi esposa te estima, mis chicos te adoran, y…

CANGREJO N.° 2: (asomándose ansiosamente fuera de su caparazón) ¿De veras? ¿De veras de veras?

CANGREJO N.° 1: Sí, de veras de veras, palabra de honor. Lo juro.

CANGREJO N.° 2: (empinándose, abriendo el caparazón, y arrastrándose cautelosamente por las cálidas arenas del afecto y la aprobación) ¡Oye! ¿Quieres un plato de sopa de pollo caliente? ¿Y tal vez una tostada… con mantequilla?

El Cáncer típico no se sentiría totalmente seguro, en el plano económico, aunque fuera dueño de las reservas de oro del país. Pasan casi todo su tiempo preocupándose por encontrar la forma de invertir sus miles de millones para evitar que se reduzcan a unos simples millones, al mismo tiempo que se preocupan por encontrar la forma de alimentar a todo el mundo con un plato de sopa de pollo caliente. He aquí cómo se esfuerzan (según creen ellos) por resolver de la mejor manera posible los problemas de la hambruna y la pobreza y la confusión política, con el dinero que pueden apartar… y todos interpretan mal sus intenciones y los acusan de ser unos capitalistas codiciosos y monopolistas. Es posible que otra criatura lunar sea la persona más indicada para mitigar las incertidumbres emocionales en razón de las cuales muchos Cangrejos son agresivos y malhumorados, se repliegan hoscamente en sus caparazones y se enfurruñan, acumulan el dinero bajo el colchón, y son temerosos y tímidos a la hora de aceptar el afecto. Sin embargo veces estos caprichosos pájaros locos tan sensibles, tan perspicaces, y dotados de modales tan afables y corteses, necesitan la dimensión adicional de amigos, socios y consortes de otros signos solares, para equilibrar sus complejas personalidades.

Dos Cangrejos unidos desarrollarán fuertes lazos de comprensión, ¿pero podrán madurar? Sólo cuando cada uno de ellos sea suficientemente sagaz como para ver en el otro sus propios errores, para así corregirlos, en lugar de multiplicarlos, porque los errores multiplicados, lo mismo que los créditos bancarios de interés compuesto, pueden ser costosos en términos de felicidad humana. No obstante su timidez natural, los Cangrejos tienen una tenacidad increíble, y muchas veces se desprenden de todo su miedo y reticencia cuando estalla una crisis, y cuando algo o alguien que quieren necesita de su coraje. Entonces pueden ser asombrosamente fuertes, enérgicos y resistentes… hasta que vuelven a lastimarles los sentimientos y se encierran de nuevo en el caparazón protector. En cualquier tipo de relación recíproca nunca les faltarán motivos para refunfuñar, llorar, reír y compartir. Todos los pájaros locos se sienten fascinados por las antigüedades, los museos y la política. Normalmente, son muy patriotas, y si se trata de Cangrejos típicos, serán los ciudadanos más leales de su país y los más propensos a saludar y enarbolar la bandera… después de los Tauro. Muchos de ellos son maestros, científicos, artistas y fotógrafos (y banqueros, por supuesto, eso se sobreentiende). Generalmente las mujeres son amas de casa ideales, y madres excelentes, aunque un poco posesivas. Los de ambos sexos tienden a coleccionar objetos valiosos, así como trastos absolutamente inútiles. Los Cangrejos son insoportablemente caprichosos, conmovedoramente bondadosos y muy divertidos.

Al principio son conversadores, y después taciturnos, huraños y deprimidos. Unas veces son prepotentes y agresivos, y otras son cautelosos y conservadores, ruborosos, tímidos y apocados. Pueden ser galantes, tiernos, anticuados, maternales o paternales, protectores, eruditos, reconfortantes y afables. Son muy reservados (pero raramente engañadores, que no es lo mismo), garbosos, poéticos, fantasiosos musicales, cuyas lágrimas semejantes a goterones presagian estallidos de risa. El dinero y la comida pueden inducirlos a hacer prácticamente cualquier cosa, y sin embargo en el fondo son aún más sentimentales que Leo, Libra y Tauro, y siempre económicos y ahorrativos. Ustedes también serían todo esto, si sus emociones estuvieran sincronizadas a todos los cambios de la Luna. No sé cuáles habrán sido sus experiencias, pero todos los Cangrejos que me han pellizcado el dedo gordo del pie —o el oído, o el corazón— en la playa, en las montañas, o en la ciudad, cumplían con su deber astrológico, absolutamente típico. Eh, ¿saben una cosa? Cuando se detengan a pensarlo en serio, un poco de cautela canceriana de cuando en cuando tal vez no estaría tan mal, al fin y al cabo. Quizá valdría la pena aferrarse a aquellos «buenos tiempos de antes»… tenazmente. A veces, los temores y pesadillas lunares del Cangrejo no son imaginarios, sino muy concretos.

Adaptación de Linda Goodman

Si deseas conocer más sobre tu relación de pareja, puedes escribirme y solicitar tu Sinastría personaliza o hacer una consulta especial del amor.

Amada Astral

Carta Compuesta de la relación: método de los puntos medios

Esta es la carta astral de la relación. Nace de la unión de sus dos cartas natales y les ayuda a conocer la personalidad del vínculo pasando por las 12 áreas más importantes de la vida. También se puede hacer una carta compuesta entre tu carta natal y la carta de la relación para saber cómo te sientes tú dentro de ella. Es muy interesante.

$55.00

Sinastrías de Pareja

La sinastría o análisis de compatibilidad, es el estudio comparativo de dos o más cartas natales, cuyo objetivo es interpretar y comprender la dinámica de una relación ya sea esta de amistad, pareja, familiar, sociedad u otra. Con ella podemos conocer tanto sus fortalezas como las debilidades. La versión básica sin asteroides tiene un costo de 35$

$65.00

Consulta especial del amor

En esta consulta analizamos todos los aspectos astrales (tránsitos y perfil amoroso de ambos) y del tarot que puedan ayudarte a comprender tu relación o tu situación sentimental actual.

$55.00

Tarot del amor y de la relación

En esta categoría te ofrecemos varias tiradas de tarot para revisar tu relación sentimental o lo que esa persona especial siente o piensa de ti.

$25.00

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .