Mujer GÉMINIS Hombre ACUARIO

Resultado de imagen para parejas de gordos

Ella comprendió que era inútil explicar que él había dejado pasar muchas épocas de limpieza de primavera. La primavera nos atrae a todos, pero encierra un hechizo especial, inexplicable, para los signos solares de Aries, Acuario y Géminis. La mujer Géminis, que es impaciente, puede crear su propia primavera cuando la Madre Naturaleza la desilusiona. Llega una época del año en que la opresión helada del invierno parece interminable. Ella no puede esperar la primavera un día más. Y entonces vuela a algún sitio caliente, siguiendo al sol esquivo, y hace un milagro al adelantar la primavera, a su capricho o se la inventa. Mucho tiempo atrás, cuando era una niña muy pequeña, aprendió que hay muchos fenómenos mágicos que uno puede generar cuando se desea la felicidad, y la mayoría de estos fenómenos implican desplazarse, volar de aquí para allá, pero sobre todo… cambiar. Ningún hombre entenderá mejor que un Acuario su obsesión por esta palabra. Oh, los hombres Aries, Libra y Géminis también la comprenderán, a veces, pero no de una manera tan emocionante como Acuario. El Aguador nació para traer el cambio al mundo. Sin embargo hay una pequeña contra, que debemos hacer notar. Él quiere que el mundo y todos los que lo rodean cambien, pero no sus propias actitudes básicas, no la esencia de él mismo. Es posible que cambien sus estados de ánimo y sus modales, pero no el Él-de-Él. Recuerden que es un signo fijo. Al principio, en el primer amanecer del amor, revoloteará alegremente con ella. Más tarde, se afianzará más en su rutina. Claro que la rutina de Urano es siempre más fascinante que las otras, pero para una chica Géminis desbordante de ideas y posibilidades, una rutina es una rutina, y para su espíritu exaltado no hay nada más desmoralizador que un Aguador sentado junto al fuego en su cabaña, atascado en su rutina. No sé si me entieden.

Sin embargo, el solo hecho de que él pueda afincarse en el aspecto residencial o geográfico, no debe interpretarse de ninguna manera como una insinuación de que es un hombre previsible. En lo que concierne a su humor, sus expresiones y su talante, para no hablar de sus actividades, es tan impredecible como un par de dados. En verdad, es un acto de justicia romántica que una chica Géminis quede hechizada por un hombre Acuario: Durante toda la vida ella ha estado revoloteando como una luciérnaga peripatética, cambiando bruscamente de estado de ánimo, haciendo gemir de frustración a sus amantes o amigos en razón de su estilo bastante impersonal de imprevisibilidad, típico de Mercurio. Apenas se una con un hombre regido por Urano, no le quedará otro recurso que tragar una dosis bastante copiosa de su propia medicina. Él la invitará a cenar y a asistir después al preestreno de una nueva película, y entonces, después de que ella se haya arreglado el pelo, se presentará en su puerta algo parecido a una rana, con un traje de submarinismo y aletas de inmersión. ¿Qué es esto? Es él. ¿Acaso pretende que ella vaya a practicar surf? No. Ha cambiado de idea y ya no irán a cenar antes de asistir a la proyección de la película. Ha decidido que cenarán en casa de ella, y mientras ella guisa, él irá a pescar algo. Aún tendrán tiempo para ver la primera película, siempre que ella se dé prisa para que todo esté listo para engullir cuando él vuelva de bucear en busca de conchas marinas. «Habrá suficientes, abandonadas, esparcidas sobre el fondo del océano». musita él… mientras se va.

«El cangrejo ermitaño no tarda en superar las dimensiones de su confortable morada y en buscar otra nueva. Las conchas de las orejas marinas son hermosas, pero significan la muerte para éstas a manos de las personas que aniquilan la fauna oceánica para estimular sus voraces papilas gustativas.» ¿Qué fue lo que dijo? Él se lo explicará todo —la desdicha de la cadena alimenticia— más tarde, después de la comida. La rana ya ha desaparecido, y sólo ha dejado tras de sí el chasquido. de las aletas, en el camino que lleva a la playa. La vida —y el amor— con este hombre pueden ser delirantes. ¿Habrá una manera de hacer creer a otras personas la locura, la hermosura de todo esto? Ninguna. La forma en que estos dos se encuentran a menudo en el trance de sentir lo mismo al mismo tiempo es alucinante. La mayoría de las veces ella capta las tretas de él casi antes de que pueda ejecutarlas. Naturalmente, esto lo electriza, porque al Acuario le encanta asombrar a la gente, y la sorpresa de encontrar una mujer difícil de asombrar le plantea un desafío demencial. Como si un chiquillo caminara sobre las manos en lo alto de un muro para impresionar a su amiga favorita, y ésta bostezara y se pusiese a caminar sobre los codos. En compañía de la chica Géminis, él debe superarse constantemente a sí mismo. Si por casualidad viven en las montañas o en el Medio Oeste, lejos de toda playa, ello no excluye el tratamiento de shock de Urano. En lugar de que aparezca una rana en la puerta de ella, él pasará a recogerla una mañana en un «escarabajo» amarillo, con la imagen de Snoopy sobre el capó, y uno de esos adhesivos que dicen BIENVENIDOS OVNIS en el parachoques. ¿La noche anterior su carro no era gris? Sí, lo era, pero éste es un radiante día de sol y de cielo azul. Es hora de cambiar de colores.

Es posible que súbitamente él decida dejarse la barba o el bigote, sin aviso previo, o si ya los tiene, se los afeita en forma igualmente repentina, se pone un gorro de lana hasta las orejas, la abraza en la calle y le da un susto mortal. «¿No me conoces, cariño? Por fin ella entenderá lo que siente el espectador inocente al que alguien le achaca una rueda gigante de emociones y humores cambiantes. Es posible que esto incluso le enseñe a mitigar su propia acrobacia mental, y quizás aún a llegar puntualmente a las citas. La fiabilidad y la confiabilidad son cualidades que ambos podrían cultivar con provecho. También existe la posibilidad de que no se estabilicen el uno al otro, sino de que, en cambio, se estimulen recíprocamente a multiplicar sus locuras. De una u otra manera, será divertido. Estos amantes constituyen una configuración de signos solares 5-9, lo cual significa que tienen muchas más probabilidades que las corrientes de descubrir que son almas gemelas, sobre todo si existe un aspecto Sol- Luna armonioso entre sus dos horóscopos. Incluso si no se cumple este requisito, o si existe un aspecto negativo entre sus luminarias individuales a la hora del nacimiento, encontrarán más elementos en común entre los dos que con la mayoría de las personas que ambos conocen. Sería inútil negar que de vez en cuando ella fastidiará e irritará la fijeza de él con su mutabilidad. Pero es muy fácil perdonarla. Nunca ha habido en el mundo una persona capaz de excusarse tan maravillosamente como una Géminis. Realmente vale la pena que ella haga algo incorrecto, para verla disculparse. A veces él se pregunta si ella lo sabe. (Sí lo sabe.)

A los Acuario les resulta un poco más difícil aprender el arte de excusarse. Nunca a un signo fijo (Acuario, Tauro, Escorpión, Leo) le resulta fácil decir «Lo siento». A la mayoría de ellos les produce tanto placer implorar disculpas como caminar descalzos sobre las brasas. Así que ella no debe esperar que este hombre incurra en semejante humillación con demasiada frecuencia. Es algo que lo asusta. ¿Qué pretenderá ella a continuación si él la echa a perder ahora con excesivas excusas? A los hombres Acuario no les gusta que prevean sus actos. Ya se los he advertido. Es aconsejable no olvidarlo. La gente puede aburrirse tremendamente cuando lo único que despierta su interés mutuo es el sexo. Este hombre y esta mujer rara vez corren semejante riesgo. Géminis y Acuario siempre tienen tema de conversación, muchas cosas para enseñarse el uno al otro. y lo más hermoso de ello es que, la mitad del tiempo, ni siquiera se dan cuenta de que están aprendiendo. Generalmente el sexo no reviste una importancia desmedida para este hombre y esta mujer. Tampoco es menospreciable, pero no ocupa el lugar prioritario en su relación. Casi nunca se le ocurre a uno de ellos medir su influencia, contar sus dones o sus calamidades. El sexo está ahí, eso es todo. La mayoría de las parejas Géminis-Acuario bien avenidas disfrutan cuando chapotean en los charcos, remontan cometas o cazan mariposas. Es algo emocionante, excitante, puro placer desprovisto de complicaciones, sin recovecos oscuros o misteriosos: un recinto luminoso y soleado de sus corazones. Él podría ser uno de esos ocasionales Aguadores a los que casi es necesario recordarles las reglas del juego del acoplamiento porque sus pensamientos ajetreados como abejas andan zumbando alegremente en torno de otras cuestiones, demasiado preocupados y abstraídos para recapacitar constantemente sobre los deleites de la intimidad física. Y ella podría ser una de esas Géminis que alcanzan la plenitud mediante la conversación, mediante la unión mental, y no mediante una entrega exagerada a la sensualidad o la pasión.

Sin embargo, el acto amoroso, cuando se produce, suele ser satisfactorio para ambos y no una fuente de tensión, independientemente de la mayor o menor frecuencia con que lo compartan. Estos dos prevén sus respectivos deseos de una manera extraña. El hombre Acuario que tiene a Venus en muy mala posición en su carta natal, puede sustentar algunas ideas muy extravagantes en materia sexual, o puede preferir la relación amorosa platónica, que nunca termina de consumarse. Pero una vez que el uraniano medio ha sido cautivado, y ha entregado su corazón, ya conoce el lenguaje del amor, incluido el físico, y estos dos prevén sus respectivos deseos de una manera extraña. El hombre Acuario puede comunicar la magnitud de su necesidad con una mirada fija, arqueando ligeramente una ceja… o agitando la oreja izquierda. En cuanto a ella, el simbolismo gemelo de Géminis se reflejará asombrosamente en su capacidad para aparecérsele una noche como una mujer especial, propia… y al día siguiente como otra totalmente distinta. Hablando del lenguaje, como lo hacíamos pocos párrafos más atrás; la chica-mujer Géminis (pues es las dos por turno) puede hablar más de un idioma. Los son lingüistas natos. También es posible que tenga más de un nombre; un alias o un apodo, y quizás incluso más de un marido durante su ciclo vital. Por supuesto, esto no se aplica a todas las mujeres Géminis, pero sí a la mayoría de ellas. Las Gemelas pocas veces se conforman si no lo tienen todo por partida doble o múltiple. Los Acuario también se casan, a menudo, más de una vez. (No siempre, pero sí a menudo.) No todos los Aguadores satisfacen su curiosidad la primera vez, aunque ella le lleva ventaja en la carrera de los matrimonios múltiples y tiene un poco más de probabilidades que él de haber probado anteriormente el matrimonio.

Una vez que el hombre Acuario está seguro de que no pierde nada por ello, puede ser cabal y perfectamente fiel a una mujer. Su problema con las Gemelas consiste en que a veces tiene la impresión de que está lidiando con dos mujeres. Supongo que podría serles fiel a ambas. Las mujeres Géminis flirtean mucho. Sencillamente no pueden evitarlo. Pero en este caso ella se saldrá casi siempre con la suya, porque generalmente los Acuario no son propensos a recargar las tintas en materia de celos. Es posible que los coqueteos ligeros, amistosos, les pasen totalmente inadvertidos. Él entiende la amistad. En verdad, posiblemente ella desearía que no la entendiese tanto. Puede suceder que las amigas de él la pongan celosa a ella. Simplemente deberá recordar que al Acuario tal vez le resulte difícil separar el amor de la amistad, pero que para él, si se trata de un Aguador típico, el aspecto físico o sexual de una relación está asociado con el primero, y no con la segunda… una vez que él ha separado los dos mediante un compromiso (o que los ha combinado, con ella). La única persona a la que ella debe temer con justo motivo es la primera chica que él amó. Nunca la olvidará: nunca. Siempre estará presente, profundamente implantada en su memoria, ya se trate de su maestra de primer grado, del gorila hembra del zoológico, o del hipopótamo hembra que le hizo un guiño cuando él tenía tres años. Podría tratarse de algo más serio, claro está, y su primer amor podría ser una auténtica y peligrosa mujer de carne y hueso, que tal vez aparecerá un día para hacerle revolcar el corazón. Aún así, excepto en casos raros, él preferirá el recuerdo brumoso, ensoñador, al trajín de retomar la relación donde la dejó, años atrás. Sin embargo, esos casos muy raros también existen. Lo único que este hombre le exigirá es la verdad. Y es lo único que tal vez nunca obtenga de ella. Ella ve la verdad a través de la lente múltiple de la imaginación, coloreada por sus deseos y ensueños. Es sólo un problema de interpretación. Por lo demás, estos dos comparten vibraciones esencialmente similares. Sus auras se amalgaman en una galaxia de estados de ánimo, sincronizados en la frecuencia del mismo «barco madre», diferentes sólo en la medida en que contienen el reflejo individual de las estaciones cambiantes del corazón.

Estas diferencias son sutiles, intrincadas. Las reacciones de él son más complejas que las de ella, y por tanto también lo son sus reflejos. Ella lo sorprende con torrentes de lágrimas, seguidos súbitamente por estallidos deslumbrantes de risa. Entonces él invierte el reflejo con torrentes de risa, seguidos por estallidos deslumbrantes de lágrimas… quizá porque Acuario ya sabe lo que a Géminis aún le falta aprender: que existe una razón por la cual alegría rima con melancolía, razón esta contenida en su misterio personalmente aún no dilucidado de júbilo y pena, que en realidad son otros dos Gemelos, inseparables e intercambiables.

Adaptación de Linda Goodman

Si deseas conocer más de tu relación de pareja, puedes escribirme y solicitar una consulta personalizada.

Amada Astral

Sinastrías de Pareja

La sinastría o análisis de compatibilidad, es el estudio comparativo de dos o más cartas natales, cuyo objetivo es interpretar y comprender la dinámica de una relación ya sea esta de amistad, pareja, familiar, sociedad u otra. Con ella podemos conocer tanto sus fortalezas como las debilidades.

$55.00

Tarot del amor y de la relación

En esta categoría te ofrecemos varias tiradas de tarot para revisar tu relación sentimental o lo que esa persona especial siente o piensa de ti.

$25.00

Consulta especial del amor

En esta consulta analizamos todos los aspectos astrales y del tarot que puedan ayudarte a comprender tu relación o tu situación sentimental actual.

$35.00

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: