Mujer GÉMINIS Hombre VIRGO

El primer problema con que tropiezan este hombre y esta mujer reside en el contraste entre el carácter gregario de ella y la tendencia de él a la reclusión. Si él es un hombre Virgo típico (excluyendo la intervención de un signo lugar o ascendente más sociable), en realidad preferiría, en lo más hondo de su inconsciente, vivir solo, sin necesidad de llevar constantemente una compañera adosada a él… aunque sea inteligente, bonita, suave y estrujable. El hombre no puede pasarse la vida estrujando a su esposa. Debe pasar algunas horas estrujando los planes para la seguridad futura, acomodándolos a los moldes apropiados. Por consiguiente, es posible que cuando la chica Géminis reivindique periódicamente sus escapadas de libertad, su amante o marido Virgo refunfuñe un poco, exteriormente, pero también es probable que por dentro lance un suspiro de alivio. Ahora podrá disfrutar de un poco de paz y tranquilidad, para calcular cuántos átomos componen una molécula y por qué la Bolsa subió o bajó la semana pasada, y para ajustar su reloj despertador, para clasificar su ropa sucia, para contar los bigotes de su gato y para meditar sobre los enigmas del Universo en general, sin ese parloteo constante y ese bullir de actividad. Es posible que ame sinceramente a su chica Géminis, pero su corazón contiene gavetas ocultas que ella no está autorizada a limpiar… ni a espiar, siquiera. Cuando ella lo deslumbra continuamente con su perfume, con su personalidad, con su ingenio y su agiIidad mental, él se confunde y pierde el rastro de las opiniones que ha archivado en cada gaveta, e incluso del día y el año específicos en que las guardó allí. Y por tanto es posible que no se interrogue sobre el paradero de la Géminis, porque está muy complacido de gozar de un período de serena contemplación.

No por ello deja de haber algunos hombres Virgo que tienen accesos ocasionales y más o menos violentos de celos. Hay unos pocos. Pero cuando se analiza la cuestión es un gran error resentirse por la diversidad de la chica Géminis, y los Virgo son expertos en análisis. La necesidad que ella experimenta de comunicarse con diferentes personas (y los hombres constituyen, al fin y al cabo, aproximadamente la mitad del género humano) no se debe interpretar como una prueba de que es infiel o promiscua, a menos que exista la certeza de que lo es. A veces lo es. Sin embargo, con sorprendente frecuencia, no lo es. Claro que puede llegar a serlo si las críticas de Virgo, sus quisquillosidades y sus rezongos le hacen sentir que le están recortando las alas. Si hay algo que una mujer Géminis no puede soportar, eso es que le recorten, le cercenen o le plieguen las alas. Los pájaros deben volar. Enjaular un ave implica una crueldad insoportable contra los designios de la Naturaleza. Igualmente, a pesar de ser un hombre cuya actitud esencial y cuya esencia astrológica apuntan hacia la soltería, el Virgo es capaz, cuando quiere, de acomodarse con inesperado buen talante a la rutina del matrimonio o de la vida en común con la mujer que ama. Aunque es básicamente un solitario, y le disgusta compartir todos sus pensamientos con una compañera, Virgo pertenece al elemento Tierra, y la Tierra permanece donde fue colocada por la Naturaleza, a menos que un cataclismo o un tornado le arranque terrones. ¿Pero acaso la Tierra tiene la culpa de ello? Allí estaba, ocupándose estrictamente de lo suyo…

Hasta aquí me he referido a su relación como si estuviera consolidada en el matrimonio, porque la mayoría de los Virgo se sienten incómodos cuando conviven con una mujer sin la bendición eclesiástica. No todos. La mayoría. Sin embargo, normalmente a los Géminis no les resulta difícil aprobar y defender el amor libre o el matrimonio libre. Géminis es un fanático partidario de todo lo que incluya la palabra «libre». Por tanto, una vez que ambos hayan experimentado el magnetismo químico que los incita a unirse, es posible que la primera controversia gire en torno de si se casarán o no. Dentro de los límites indispensables del amor o el matrimonio, así como en los de la relación con un socio comercial, el hombre Virgo generalmente no trata de dominar. Tiende a ser impecablemente formal respecto de su amorío o matrimonio, y a menos que tenga un horóscopo excepcionalmente «mal aspectado» en el plano emocional, será un excelente compañero en lo que concierne a los pequeños bienestares y convencionalismos: recordará puntual y diligentemente los cumpleaños y aniversarios, vaciará el recipiente de excrementos del gato y cuidará que no se quede sin vitaminas. Por supuesto, la mayoría de las chicas Géminis preferirían que sus cumpleaños y aniversarios se festejaran, como de costumbre, mediante el recuerdo apasionado o sentimental, y no mediante tildes periódicos con lápiz rojo en una agenda. ¿Pero, quién es ella para quejarse? Ciertamente las fechas no son su punto fuerte, y es posible que de cuando en cuando se confunda y le envíe a él una tarjeta para desearle una pronta mejoría con motivo del cumpleaños de su madre, o que le haga un regalo de aniversario de bodas en la fecha en que compraron la casa… y ya que hablamos de casa, si la compran, él será quien sugerirá la idea en primer término, nueve veces de cada diez. En el décimo caso, si es ella quien inicia la consulta con un agente de propiedades, verifiquen su signo lunar o ascendente. Probablemente uno de los dos, o ambos, están en el elemento Tierra.

A la chica Géminis típica le gustan bastante las casas, pero prefiere los apartamentos, porque es posible cambiarlos periódicamente. Digamos cada pocos meses. No hace falta aclarar que normalmente a los hombres Virgo no les parece viable ni práctico este juego de mudanzas. Vale la pena recordar que el espíritu práctico —por defecto o por exceso— será la auténtica causa subyacente de muchas de sus discusiones. Él lo tiene en exceso, para el gusto de ella, y a ella le falta, para el gusto de él, si son, respectivamente, un Virgo típico y una Géminis típica. En cuanto a su compatibilidad sexual, el Virgo puede ser, con toda su innata dulzura, cortesía, consideración y puntualidad, un amante o marido imposible para una mujer temperamental. Por supuesto, no todas las Géminis son temperamentales. O mejor dicho, es posible que una de las personalidades gemelas sea emocionalmente temperamental, y que la otra sea despegada. Los hombres Virgo, verán, no son exageradamente emocionales. El Virgo medio tampoco es demasiado afectuoso. La leyenda afirma que Narciso era un Virgo, perdidamente enamorado de su propia imagen. Yo creo, personalmente, que Narciso era Leo, pero aparte de ello, es cierto que a los hombres Virgo se los acusa a menudo de ser fríos y egocéntricos. (Leo puede ser egocéntrico, pero nunca frío.) Si el secreto espiritual más profundo del sexo consiste en la entrega recíproca de la personalidad a la otra parte, que culmina en una fusión de mentes, almas y cuerpos en una unidad perfecta (y en verdad lo es), el Virgo típico aún no ha terminado de asimilar este misterio esotérico. A menos que se le inculque cuidadosa y tiernamente, o a menos que haya tenido una temprana enamorada Escorpión, es posible que se le escape durante muchos años, y quizá durante toda la vida.

Él rehúye inconscientemente el concepto de entrega total, tal como rehúye a la idea de usar un ungüento Vicks ajeno. Conozco a una mujer Géminis (esto no es una fábula) que me contó una vez que su marido Virgo insistía en rotular los dos potes de ungüento Vicks que había en el botiquín con las etiquetas ÉL y ELLA. A casi todos los Virgo los asustó en el seno materno un germen maligno. Este hombre no sólo recela de la entrega, sexual o de otro tipo, sino que tampoco se complace demasiado en el paso inicial de la conquista… de modo que es posible que no se entusiasme él ni entusiasme a los demás. Esto puede no caerle bien a una mujer Aries. Leo o Escorpión, pero podría ser la razón por la cual las Gemelas se enamoran de él desde el primer momento. No todas las chicas Géminis, pero sí la mayoría, se sienten más seguras, dentro o fuera del matrimonio, y se den cuenta o no de ello, cuando pueden jugar al amor como si fuera una farsa. El amor de Géminis es volátil y ligero, delicadamente etéreo. Como el hombre Virgo está magníficamente dotado para el arte de hacer el amor con ligereza, él puede triunfar con ella donde otros han fracasado por negarse a participar en el juego de la simulación. Por instinto, ella puede sentirse emocionalmente a salvo con este hombre, y ambos pueden suministrarse recíprocamente una sensación de seguridad que constituye el cimiento para el posterior desarrollo de una profunda pasión, que tal vez nunca habría florecido en ella con un hombre más serio en el aspecto sexual, o con una mujer más apasionadamente exigente, hablando desde el punto de vista de él. Es posible que a ella la desconcierten un poco algunos hábitos de él, como el de ducharse inmediatamente antes y después de su contacto físico… pero a él también podría resultarle bastante deprimente y desalentador el hecho de que ella tenga la costumbre de interrumpir el beso de las buenas noches, o los prolegómenos de un abrazo de unión íntima, con la descripción de un sueño extraño que tuvo la semana anterior. Ninguno de los dos quedará totalmente destruido, en el plano emocional.

Sí, tendrán pequeñas diferencias. La mayoría de las chicas Géminis se complacen en dormir hasta tarde y están sujetas a ataques periódicos de insomnio. Los hombres Virgo también sufren de insomnio, cuando los preocupa algo cosa que sucede con frecuencia… pero este hombre preferirá que lo sorprendan luciendo jeanes con flores rojas y purpúreas antes que dejar que lo encuentren durmiendo hasta mediodía; y aclaremos que estas dos opciones son pecados más o menos mortales para el Virgen. Si se trata de uno de los Virgo que insisten en tener un hogar pulcro y en sentarse a la mesa puntualmente, no tardará en descubrir que esta chica no ve la necesidad de alcanzar la perfección absoluta en estos dos contextos. Ciertamente es capaz de comportarse como una anfitriona exquisita (aunque será raro que él invite a alguien a casa para que ella demuestre sus dotes de anfitriona) y, cuando quiere, puede crear una deliciosa atmósfera hogareña. Pero es dudoso que friegue los pisos con verdadero entusiasmo y pasión, y si fuma (¡rueguen que no!) posiblemente habrá más de un cenicero sucio en la casa. Esto no lo pondrá eufórico, porque para empezar la mayoría de los Virgo detestan el cigarrillo, y aborrecen lisa y llanamente el olor desagradable de los ceniceros repletos. Lo sorprendente, empero, es que las habituales irritaciones minúsculas de todos los días no generen grandes reyertas entre ellos. El hombre Virgo no pide realmente mucho del amor ni del matrimonio, excepto tal vez disponer de su propio pote de ungüento Vicks. Y lo mismo vale para ella. Por supuesto, él agradecerá un poco de puntualidad en las comidas, y por lo menos una apariencia de lealtad. Pero, en general, la chica Géminis es suficientemente adaptable como para poder acomodarse a estas condiciones que desesperarían a otras mujeres, y él es suficientemente práctico como para no pretender que el amor y el matrimonio se desarrollen en el cielo o en el infierno, sino en un lugar intermedio. A menos que existan serios antagonismos planetarios entre sus respectivas cartas natales, probablemente estos dos no serán demasiado cargosos el uno con el otro, cuando se los compara con otras combinaciones de signos solares.

Los rápidos cambios de personalidad y los múltiples estados de ánimo de ella podrían desconcertarlo y fastidiarlo. Los taciturnos trances de introspección de él, durante los cuales se niega a comunicarse, podrían desencadenar en ella muchas borrascas instantáneas, que normalmente se disiparán enseguida. Hay momentos en que él la hará llorar de hastío, y en que ella lo ofuscará hasta indigestarlo, y también es posible que su vida en común sea una larga partida adivinatoria de ajedrez verbal y de jai alai emocional. Sin embargo, es igualmente posible que ella le suministre la excitación y el estímulo vital que este hombre tanto anhela y necesita, y que él le proporcione la estabilidad de miras que ella busca, aunque sin saberlo. Géminis es Aire, Virgo es Tierra, y estos dos elementos tienen poco en común. Pero se trata de una configuración de signos solares 4-10 y en consecuencia es posible que el respeto mutuo sea el imán que los atrae el uno hacia el otro, en tanto que el deber o algún tipo de responsabilidad, familiar o profesional, los mantiene unidos. El hombre Virgo es más veraz, e incluso más honesto, básicamente, que los Arqueros. A su juicio, la veracidad ahorra muchos contratiempos. Su abuela acostumbraba a canturrear: «Ay, qué telaraña más embrollada tejemos cuando empezamos a mentir», y ya entonces él decidió que la mentira era un lastre innecesario. No quiere enredarse por nada del mundo en ningún tipo de telaraña. Y menos aún tejida por él.

En consecuencia, el Virgo típico pondrá sobre la mesa la verdad descarnada de cualquier situación, sin subterfugios. Éste no es el comportamiento ideal para ganar estima, pero uno de sus rasgos más admirables consiste en que le importa poco ganar la estima de todos: sólo ambiciona la de unos pocos amigos íntimos. Si éstos lo quieren, y si él puede servirles a su leal saber y entender, se da por satisfecho. No necesita ganar competiciones de popularidad para sentirse conforme con el estado general de las cosas y para disfrutar de lo mejor de la vida. En verdad, a menudo disfruta de mucho más que lo mejor de la vida —y del amor— cuando lo tratan afable, dulcemente, y no lo envuelven en torbellinos de emoción que ahuyentan su simpatía silenciosa y sus bellos modales y los hacen replegar en una caverna excavada por él mismo para eludir conflictos. Sin embargo, cuando los conflictos no son emocionales, él seguirá adelante y raramente se apartará del rumbo que considera justo. El camino del Virgo casi nunca está sembrado de flores, y él tampoco se detiene en el trayecto para cosechar ramilletes de halagos por sus servicios. Igualmente, su corazón se aligerará y su espíritu se iluminará si deja que una chica Géminis dance junto a él y colme esos momentos de soledad con su risa maravillosa, y con su arte para capturar la brisa entre las manos y para verter en su voz la melodía de un fresco arroyo del bosque, aunque sólo esté diciendo: «Buenos días, cariño». La palabra «imposible» no existe para ella. Si algo no se puede lograr de una manera, ella ideará otro sistema, mejor. A él, este talento le resultará estupendamente útil. La chica Géminis es incorregible, irrefrenable… pero también irresistible. Con un intercambio luminario armonioso entre sus horóscopos, tal vez podrán encontrar en sus respectivas sonrisas un territorio familiar, y la aventura de explorarlo juntos será prodigiosa.

Pero las Géminis son gemelas, a veces incluso trillizas. Y al hombre Virgo ya le resulta bastante difícil lidiar con una sola mujer. No nació con aptitudes para manejar un harén, o a una pareja con personalidad múltiple. Para alcanzar la dicha junto a él, la chica Géminis deberá decidir primeramente cuál es su verdadera personalidad, y después deberá pertenecerle eterna, indivisiblemente.

Adaptación de Linda Goodman

Si quieres un análisis detallado de tu relación de pareja puedes escribirme y solicitar una consulta.

Amada Astral

 

Carta Compuesta de la relación: método de los puntos medios

$54.00

 

 

Tarot del amor y de la relación

En esta categoría te ofrecemos varias tiradas de tarot para revisar tu relación sentimental o lo que esa persona especial siente o piensa de ti.

$33.00

 

 

Consulta especial del amor

En esta consulta analizamos todos los aspectos astrales y del tarot que puedan ayudarte a comprender tu relación o tu situación sentimental actual.

$54.00

 

 

Sinastrías de Pareja

La sinastría o análisis de compatibilidad, es el estudio comparativo de dos o más cartas natales, cuyo objetivo es interpretar y comprender la dinámica de una relación ya sea esta de amistad, pareja, familiar, sociedad u otra. Con ella podemos conocer tanto sus fortalezas como las debilidades.

$64.00

Sinastría de Almas

La Sinastría de Almas: esta nueva Sinastría incluye todos los asteroides del amor que la hacen más profunda y completa. Valentin (447) Adorea (268) Niño (4580) Juno (3) Alma (390) Karma (3811) Amor (1221) Unión (1585) Destino (6583) Compañero (8490) Caballero (29391) Cupido (763) Lujuria (4386) y más. También analizamos si se trata de relaciones de almas o llamas gemelas o afines como Eros y Psique, Orfeo y Eurídice, Zeus y Hera. O se trata de relaciones tóxicas o kármicas a través de Nessus y Deyanira, Plutón y Perséfone, Eco y Narciso, Asmodeo Y lilith como las parejas mitológicas. Esta es una gran oportunidad para que conozcas las fortalezas y debilidades de tu relación y saber si se trata de un vínculo predestinado.

$75.00

Anuncios

7 Comments

  1. Hola me gusto mucho como describes al hombre virgo, me case con uno, es maravilloso yo soy libra ascendente tauro y venus marte y pluton en escorpio, dicen que no somos compatibles, pero nuestra relacion es tan tranquilahogareña de amor, que me resulta complicado creerlo, el es virgo asc virgo que opinion tienes de esta combinación.

    Me gusta

  2. Hola:
    Tengo una consulta. Hace unos meses conocí sin saber a un chico virgo, yo soy geminis y me pareció lindo desde el primer momento (por esa mezla de intelectual, tímido, amable y caballeroso). Para no perder el contacto le escribía primero sobre temas de interés común (no personales), pero luego me fui lanzando a escribirle (de temas más personales) porque quería conocerlo, sin embargo, él me dejó en claro que solo le gustaría hablar de temas intelectuales. (Que fue lo que nos llevó a conocernos).Yo ahora le he seguido la corriente tocando temas que no lo incomoden, pero me avergoncé demasiado. ¿Cómo podría comenzar de nuevo con él para conocerlo y entablar una relación?. Gracias

    Le gusta a 1 persona

    1. Bella, es importante que trates de ser su amiga primero. Los Virgo son bastante introvertidos y les cuesta demostrar sus emociones. Siendo tú de Géminis, tienes conexión con él en lo mental, pero no son tan expresivos como ustedes. Busquen lo tengan en común.

      Me gusta

  3. Creo q es muy muy acertado a lo q es mi personalidad multiple y mi “novio” es un caso perdido 😔, es virgo y es igual asi como lo describes, un hombre q no se separa de sus ideales . Creo q mi relacion terminara no soy feliz acoplandome a su estilo de vida y su forma de pensar

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.