Hombre GÉMINIS Mujer VIRGO

Resultado de imagen para parejas adolescentes

Ésta no es una relación amorosa que se rodeará inmediatamente de nubes de arco iris, cortinas de flores, porque los dos enfrentan la difícil prueba de la influencia de la configuración de signos solares 4-10, con sus dificultades y sus ventajas, que pueden ser, las unas y las otras, considerables. Tienen que superar un terreno romántico escabroso. Esto no significa que no podrán cultivar flores juntos, pero sí que deberán escardar a menudo su huerto de amor. Tal vez empiecen por disputar si plantarán rosas u hortalizas. Obviamente, es más lógico optar por las hortalizas. Ella es Virgo, así que la preocupan la posibilidad de una hambruna mundial, las termitas de la buhardilla, la inflación y el botón que falta en la camisa de él. Evidentemente las hortalizas son el remedio. No para la camisa ni las termitas, quizá, pero sí para la inflación y el espectro de la hambruna. ¿Qué puedes hacer con una rosa, cuando el lobo llama a tu puerta? Olerla. Puedes olerla. El hombre Géminis puede inhalar la fragancia de una rosa mientras se cierne la pobreza, más o menos como Nerón tocaba la lira mientras ardía Roma.

Por supuesto, toda esta divagación sobre horticultura es simplemente simbólica, como la melomanía de Nerón entre las llamas. Pero por otro lado todo es simbólico, académico o retórico para Géminis. Éste nació envuelto en charadas, llorando con metáforas y anagramas, y fajado con analogías. Además, con un teléfono en una mano y un correo en la otra. A ratos él pensará que a ella la engendró una unión improbable entre una computadora y un estropajo. Con esto no quiero dar a entender que este hombre y esta mujer no se sentirán mutuamente fascinados, sino que también se sentirán mutuamente frustrados. La mayoría de los hombres Géminis han olvidado su fecha de nacimiento, inocente o deliberadamente, cuando llegan aproximadamente a los veintiún años en el ilusorio calendario cronológico. Por el contrario, muchas chicas Virgo han grabado en su memoria la hora, el minuto y el segundo exactos de su nacimiento, y además, piensan que la juventud eterna no sólo es imposible sino que además sería aburrida. A él le parece al mismo tiempo posible y encantadora. Ya ven que los relojes, los cronómetros y la teoría de la relatividad de Einstein pueden crear uno de los abismos que los separe.

Es rara la mujer Virgo a la que le seduce la idea de arrojar una pluma al aire y enderezar en la dirección que señala al caer. La Virgen típica no es aficionada a la rayuela geográfica. Cuando viaja, prefiere utilizar un folleto de turismo, un agente de viajes, y el plan de descuentos familiares para el fin de semana. Las compañías de aviación inventaron precisamente para las Virgo los vuelos supereconómicos (entre las dos y las seis de la mañana), cuando todo el mundo duerme, porque esta mujer es sensible al ahorro. En cuanto a los Gemelos, al hombre Géminis de la mujer Virgo le gustaría, secretamente, guiarse por la pluma, y en cuanto al sistema de viaje, es a él a quien están dirigidos los carteles que dicen «desayune en Londres y almuerce en Italia». Apenas se enamoren, a menudo por curiosidad mutua, a ella la entusiasmarán las posibilidades de la vida informal y despreocupada que él avala tan seductoramente, mientras que él se sentirá halagado por la atención, la mente alerta y los modales muy femeninos de ella. Pero después de un tiempo, es posible que ella empiece a preguntarse si es prudente sincronizar su vida con la de un hombre que parece deambular eternamente —ya sea en el plano físico, en el mental o el emocional— y cuyos pensamientos y acciones no son más previsibles que el estado del tiempo. Es posible que más adelante Géminis intuya que la atención de Virgo está hasta cierto punto excesivamente arrobada, que su mente está quizá tan alerta que no le permite disfrutar a él de vez en cuando de la intimidad indispensable para entregarse a sus reflexiones abstractas.

Es posible que entonces se entable la controversia de las rosas y las hortalizas, simbólicamente. Todas las peleas entre enamorados se originan en cuestiones que por sí mismas carecen de importancia pero que han sido elegidas porque simbolizan los problemas arraigados y reales que son la auténtica causa de su tensión recíproca… una verdad subyacente que ninguno de los dos quiere enfrentar, por una razón cualquiera. A pesar de su inteligencia analítica, tajante, la chica Virgo es ultrasensible y necesita estima. Es posible que el hombre Géminis sea un poco incompetente en este contexto, porque el suyo es un signo de Aire. Aunque los signos de Aire no son incomprensivos, irradian un cierto desapego y una frialdad altanera que pueden dejar a un Signo de Tierra como Virgo con una sensación de vacío, de relativa frustración. Habrá momentos en que él será verdaderamente incapaz de entender la profundidad y la fuerza de ella. Entonces él intentará discutir y llegar a una transacción, a menudo sin conseguir llegar a la causa del problema. Aún así, la destreza intelectual y la simpatía de él, combinadas, bastarán para apaciguarla temporalmente, hasta que ella tenga tiempo de analizar los errores y defectos inherentes a la ágil argumentación de Géminis. Si ella no lo toma demasiado en serio, su relación puede ser excitante desde el punto de vista intelectual, estimulante desde el punto de vista emocional, y muy divertida. Pero Virgo lo toma todo en serio, y ciertamente no hará una excepción con su amante o pareja. Quizás él debería tomarla a ella más en serio. A menudo las Virgo dan la impresión de haberse comprometido «hasta que la muerte nos separe», y después traumatizan a su pareja con una demanda de divorcio tan diestra y rápida (y tan cruel) como la decapitación de una flor.

Casi todo lo que hace Virgo es diestro y rápido. En esto, los dos son muy parecidos. Ambos pueden impacientarse con la rutina, y ninguno de los dos es desaliñado en el pensar ni en el vestir. En lo sexual, ella necesita más demostraciones físicas de afecto que él, y él necesita más variación y poesía que ella en el acto amoroso. No se trata de que Géminis pretenda que Virgo duerma con un ejemplar de poesías de bajo el brazo, ni de que ella aspire a que él la conquiste como Valentino, pero es indiscutible que existen diferencias sutiles en sus maneras de abordar la alquimia física del amor. La chica Virgo no desea necesariamente que el hombre que ama la trate como si fuera Virgen. Es cierto que la sexualidad de ella, en conjunto, no es dramáticamente fogosa ni excesivamente apasionada, pero lo que sí quiere es saber que él está allí. Y no sólo la mente, el corazón y el alma de él, sino todo él. Aunque las mujeres Virgo, como los hombres Virgo, pueden tomar el amor sexual a la ligera, son un poco más terrenales al respecto que el etéreo Géminis. Además, esta chica se siente más confiada y distendida, y por consiguiente puede ser una compañera más satisfactoria para el amor, si capta una dosis de seguridad y familiaridad en su relación íntima. Esto no es siempre posible en compañía de un Géminis, que, por si acaso lo hemos olvidado, contiene dos personas en una (a veces tres o cuatro), y es tan cambiante como para proyectar su deseo una noche y una fría indiferencia la noche siguiente. Semejante comportamiento puede producirle a la chica Virgo un trauma de silenciosa desesperación, y hará que achaque estos altibajos del ardor de él a un defecto suyo. Los Virgo pueden ser implacables con los demás, pero siempre lo son más consigo mismos. Siempre habrá algo que permanecerá tácito, en reserva, entre estos dos. Raramente lograrán la entrega y el olvido total de sus personalidades en la unión sexual, y por tanto su compatibilidad física, si bien podrá ser inmensamente satisfactoria en algunos sentidos, tal vez será un poco reservada y controlada desde el punto de vista emocional.

Sin embargo, en el ámbito mental, no se ocultarán casi nada. De ninguno de los dos se puede decir que sea circunspecto en lo que al lenguaje se refiere. Algunas parejas Géminis-Virgo utilizan las palabras como armas, con puntería letal. Las palabras hieren. Pero las palabras también curan, y estos dos signos solares pueden usarlas para bien o para mal. Nadie puede estimular tiernamente a una Virgen tímida para trasmutar su estricta reserva en el floreciente jardín de rosas de la confianza en sí misma, con mayor pericia y delicadeza que un hombre Géminis… y nadie puede sosegar los nervios frecuentemente alterados de este hombre, mercurial con más dulzura y sagacidad que una chica Virgen, cuando ambos actúan motivados por el amor. Claro que probablemente respetarán sus respectivas aptitudes mentales, pero es posible que sofoquen demasiado a menudo sus manifestaciones francas, de afecto. Quizá ni él ni ella comprendan que es necesario que la relación emocional sea profunda. Ella cumplirá con todos los deberes indispensables para con él, sin descuidar ningún detalle. Le coserá los botones caídos, y le suministrará excelentes consejos respecto de su carrera, siempre y cuando él se los pida, porque pocas veces o nunca le enunciará sus opiniones sin invitación previa. Será una compañera estimulante en el teatro o frente al televisor, y podrá conversar muy inteligentemente con él acerca de los libros, revistas y periódicos que lean.

Igualmente, en su devoción, aunque estable y admirable, quizá habrá una pizca de «deber». Él encontrará tiempo para conversar con ella acerca de todas las cosas que la preocupan, probablemente la alentará a discutir todo aquello que se le cruce por la cabeza, y le concederá un amplio margen para desarrollar libremente sus propias ideas, sus ideales y sus objetivos. No la sofocará con un exceso de celos o de espíritu posesivo, pero quizá la haga sentir acorralada con sus averiguaciones y sondeos, a veces exagerados, en el plano verbal. Una vez mitigado el primer fulgor del romance, es posible que la mujer Virgo empiece a acusarlo de dispersar excesivamente su energía mental. Ella también tiene sed de conocimientos, pero no es propensa a desperdigarse y puede pensar que él se limita a buscar ávidamente excitaciones y novedades continuas. Además, es posible que no comparta el entusiasmo de él por las excursiones y los viajes. Pero los niños siempre hacen aflorar el potencial latente de la mujer Virgo para la amabilidad y la belleza, un talento insospechado para el desarrollo de la imaginación, y una inmensa ternura: la capacidad para escuchar con verdadero interés todas las angustias y alegrías de una mente joven, sumada a la sagacidad necesaria para orientarla delicadamente hacia nuevas corrientes de pensamiento.

Puesto que todo hombre Géminis es, en su corazón, un niño, un chiquillo, estas cualidades intrínsecas de ella no pueden hacer menos que atraerlo inmensamente. Sin embargo, cuando se trata de él, ella deberá ocuparse no sólo de un «niño», sino de los Gemelos. Es posible que, a menudo, ella intente enseñarle el valor del discernimiento, y descubra que a él no le interesa realmente discernir. A su vez, es posible que él intente enseñarle a ser más franca, más expansiva, a valorar la libertad personal, y a adquirir el don de correr impulsivamente en pos de un sueño. Pero los Virgo se abren muy lentamente, como una puerta chirriante, y él siempre tiene una prisa tremenda. Además, a juicio de ella, la libertad nunca será tan valiosa como la seguridad. A la inversa, para Géminis, la seguridad es a menudo sinónimo de un presidio mental, que restringe toda posibilidad de cambiar los planes. Y a juicio de él esta posibilidad es la que hace a la vida digna de ser vivida. La mujer Virgo pertenece a la categoría de las que le dan al amante o pareja la sorpresa de servirle el desayuno en la cama, pero, lamentablemente, son pocos los hombres Géminis a los que les gusta dormir hasta tarde. Es más probable que él salte de la cama, se duche y pedalee o corra unas cuantas veces alrededor de la manzana, o lea los titulares del periódico de la mañana, antes de pensar en algo así como las tostadas o los cereales. Es posible que su reacción seca o indiferente ante las amabilidades de ella la ofendan más de lo que él sospecha. Como su mente regida por Mercurio es muy analítica, el hombre Géminis que tiene la suerte de ser amado por una Virgen también regida por Mercurio, deberá analizar la auténtica naturaleza de ella con más minuciosidad, si desea conservarla. Algunas mujeres Virgo se mantienen castas e indiferentes al romance durante años, y entonces lo arriesgan todo en aras de una pasión única, inesperada e irrealizable, que no tarda en extinguirse.

De modo que es posible que, en verdad y por dentro, ella no sea tan fría y controlada, en el plano emocional, como a veces parece serlo. Es igualmente posible que el auténtico amor se le escape al hombre Géminis hasta que deje de ser Peter Pan, y hasta que Wendy haya llegado a la edad de casarse con algún otro, o sea con alguien que demostró más interés por ella que por sus propias aventuras. Estos tristes desencantos pueden determinar que tanto Virgo como Géminis cavilen a solas, atormentándose con añoranzas y lamentaciones. O pueden determinar que entablen una relación mutua serena, segura y despejada de exigencias, que podría ser precisamente lo que ambos han estado buscando. Claro que para ello tendrán que mirarse durante un poco más de tiempo a los ojos. En cambio, es posible que eviten escudriñarse de frente, por el temor a que sus ojos revelen demasiado, mientras ella barre los suelos… y él deambula por la casa, silbando su canción infantil… tanteando ambos con sus corazones, pero igualmente incapaces de expresar con franqueza lo que sienten. Es inevitable que entre éstos dos exista una cierta dosis de tensión e incomprensión, porque sus soles natales estaban en cuadratura cuando nacieron. En la electrónica del amor, la tensión puede producir un cortocircuito de las emociones, reduciéndolas a la oscuridad silenciosa. Pero con un intercambio Sol-Luna armonioso entre sus horóscopos, este hombre y esta mujer podrán alcanzar, mediante su unión, un afecto y una satisfacción perdurables. A veces, la dicha puede consistir en un trance apacible y sereno, en un momento de reposo en el viento, que convierte la puesta de sol en algo menos triste y obsesivo… y que ilumina la aurora con una tierna promesa.

Adaptación de Linda Goodman

Si quieres un análisis detallado de tu relación de pareja puedes escribirme y solicitar una consulta.

Amada Astral

Carta Compuesta de la relación: método de los puntos medios

$54.00

Consulta especial del amor

En esta consulta analizamos todos los aspectos astrales y del tarot que puedan ayudarte a comprender tu relación o tu situación sentimental actual.

$54.00

Tarot del amor y de la relación

En esta categoría te ofrecemos varias tiradas de tarot para revisar tu relación sentimental o lo que esa persona especial siente o piensa de ti.

$33.00

Sinastrías de Pareja

La sinastría o análisis de compatibilidad, es el estudio comparativo de dos o más cartas natales, cuyo objetivo es interpretar y comprender la dinámica de una relación ya sea esta de amistad, pareja, familiar, sociedad u otra. Con ella podemos conocer tanto sus fortalezas como las debilidades.

$64.00

Sinastría de Almas

La Sinastría de Almas: esta nueva Sinastría incluye todos los asteroides del amor que la hacen más profunda y completa. Valentin (447) Adorea (268) Niño (4580) Juno (3) Alma (390) Karma (3811) Amor (1221) Unión (1585) Destino (6583) Compañero (8490) Caballero (29391) Cupido (763) Lujuria (4386) y más. También analizamos si se trata de relaciones de almas o llamas gemelas o afines como Eros y Psique, Orfeo y Eurídice, Zeus y Hera. O se trata de relaciones tóxicas o kármicas a través de Nessus y Deyanira, Plutón y Perséfone, Eco y Narciso, Asmodeo Y lilith como las parejas mitológicas. Esta es una gran oportunidad para que conozcas las fortalezas y debilidades de tu relación y saber si se trata de un vínculo predestinado.

$75.00

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.