Mujer GÉMINIS Hombre CÁNCER

images

El hombre Cáncer vive en sus sensaciones, en sus emociones y en su imaginación. Le encanta la historia y le gusta leer acerca de la gloria de los tiempos pasados, desde los bizantinos hasta los medievales y el Renacimiento. Pero tiene una actitud bastante romántica respecto del pasado (el suyo y el de otros personajes históricos), y no le gusta que le recuerden que tal vez los Caballeros de la Mesa Redonda tenían algunos defectos, que los caballos que montaban tenían abrojos en la cola, que usaban camisas sudadas bajo la cota de malla (los caballeros, no los caballos), que comían con los dedos, y que posiblemente dormían con donosas muchachas sobre la paja mugrienta. En la imaginación sentimental del Cangrejo, el caballero tiene modales impecables en la mesa y monta un corcel inmaculadamente blanco, con la cola suave y cuidadosamente cepillada. Vuelve de sus grandes cruzadas impoluto y libre de traspiración, para reclamar el pañuelo perfumado de su bella dama. No tiene nada de malo que un Cangrejo comparta su espíritu de hidalguía con una chica Géminis. Pero ella debe tener conciencia, aunque él no la tenga, del hecho histórico en virtud del cual muchos caballeros de antaño, después de guardarse ese pañuelo perfumado bajo la armadura refulgente, buscaban dentro de su visera la llave del cinturón de castidad de la bella y recatada dama… y a veces se equivocaban de llave. O sea que el Cangrejo, como el caballero real o legendario, planea algo más íntimo que guardarse un pañuelo, aunque su contacto inicial sea muy parsimonioso y cortés.

La chica Géminis puede dejarse cautivar emocionalmente por la escena romántica que la galantería de él evoca en su propia mente imaginativa. Dada su propensión a soñar despierta, es fácil que ella se vea vadeando impacientemente el foso, y corriendo después a través del prado cubierto de trébol, en dirección a él, con la larga cabellera rubia (o sus trenzas negras como el plumaje del cuervo) flotando a sus espaldas. Entonces ella hace una elegante reverencia frente a su caballero Cáncer, montado en el brioso corcel. La escena es casi auténtica. Ella se sonroja, le tiende tímidamente su perfumado… ¡cuidado! Es posible que a esta altura el Cangrejo le haya aferrado la mano primorosa con su fuerte pinza, y que no esté dispuesto a soltarla. Cuando el espíritu posesivo de Cáncer se bate a duelo con el anhelo de libertad de Géminis, el enfrentamiento puede lacerar cruelmente sus sueños. Después de descubrir que esta chica abarca en realidad dos mujeres —una que se conforma con acurrucarse dichosamente junto a él en la torre del castillo y otra que está resuelta a merodear por las lomas, jugando con el antílope o haciendo lo que sea— es posible que el hombre Cáncer se enfurruñe. También es posible que la ataque con sus pinzas. O que se recluya como un cangrejo en la tenebrosa y húmeda mazmorra, esperando que ella baje por la escalera de piedra y lo tiente a salir nuevamente. Si ella está distraída pensando en alguna otra cosa, él deberá esperar mucho tiempo ahí abajo.

Hay chicas Géminis que, llevadas por el súbito rapto de fantasía o por un capricho mental, olvidaron responsabilidades mundanas como las que concernían a un amante encerrado en una mazmorra. No se trata de que esta chica no tenga una excelente memoria, pero otros intereses asumen prioridad, a veces incluso sobre el amor, hasta que se siente sola. Entonces vuelve sobre sus pasos, buscando perdón y consuelo. Así que la historia puede tener un desenlace feliz, al fin y al cabo, porque el hombre Cáncer es probablemente el más solícito de los hombres. Nadie puede ser más tierno, afable y comprensivo que un Cangrejo, con una chica Géminis extraviada y aturdida. Ni siquiera el Toro dulce, ceñudo y protector. Si existe un aspecto luminario armonioso entre sus cartas natales, podemos dejarlos sobre los escalones de piedra, mientras el sol se pone lentamente en el oeste, confiando astrológicamente en su dicha perenne, totalmente seguros de que ella siempre se echará a rodar así como de que él siempre se enfurruñará, pero también de que ella siempre volverá y él siempre la mimará y la perdonará. Si el aspecto Sol-Luna entre sus horóscopos no es armonioso, aún no podemos desentendernos de ellos. Necesitarán un poco de ayuda para evitar que caigan en el foso y se ahoguen… o que desaparezcan tras los cerros, en diferentes direcciones, montando caballos distintos.

Podrán encontrar su cuota de felicidad, pero ella deberá tener paciencia y él deberá ser un poco dúctil. No será fácil, porque el planeta regente de ella, Mercurio, no irradia vibraciones pacientes. Y la luminaria regente de él, la Luna, cambia con tanta frecuencia que es imposible contar con la larga duración de una de las fases. Él tendrá un acceso de temerario desenfreno que se complementará con el de ella, y después volverá a su duro caparazón antes de que ella tenga siquiera tiempo de disfrutarlo. Se necesita práctica y devoción por ambas partes. Aunque los estados de ánimo cambiantes que tienen en común tal vez no sean su único problema, constituirán la base de todos los otros. Cuando se toma a una chica Géminis y un hombre Cáncer —ambos sujetos a súbitos cambios de humor— y se los pone en estrecho contacto, nadie sabe muy bien cuál de ellos tiene la culpa de lo que sea en un momento dado. Ahí está él, eufórico y alegre y risueño, pero ella acaba de entrar en una etapa lúgubre y contemplativa. Así que ella hace un cariñoso esfuerzo para ponerse a la par de su hilaridad. Sin embargo, cuando ella termina de cambiar de velocidad y de pasar a directa, él ya ha desconectado el programa cómico.

Ahora, él obedece la llamada de la Luna creciente que lo induce magnéticamente a mostrarse taciturno e introvertido. Así que él hace un esfuerzo igualmente cariñoso para ponerse a la par del flamante regocijo de ella. Sólo que, cuando él se ha sincronizado con la Luna llena y se ha convertido en un Pájaro Loco desbordante de risa, Mercurio la ha atormentado a ella y la ha crispado en un nudo mental de sarcasmo y críticas mordaces a sus chistes. Esto hiere profundamente los sentimientos del Cangrejo. Así que ella realiza otro esfuerzo cariñoso para… bueno, esto podría seguir y seguir, hasta producirles un colapso nervioso recíproco. Tendrán que tocar el silbato, detenerse, y pasar revista al programa de sus cambios de talante. Hay varias soluciones. Ambos pueden volver al punto de partida (digamos, a un día en que sus planetas funcionan al mismo ritmo) y tratar de armonizar allí sus cambios de humor. Este es un sistema. Reír juntos, llorar juntos, enjugarse las lágrimas juntos, esperar juntos… y luchar juntos. Si no pueden proceder así, porque sus estrellas irradian en distintas longitudes de onda, por lo menos pueden dejar de reprimir sus intenciones encontradas y formularse esta promesa a sí mismos: Si él está eufórico mientras ella está abatida, él la animará en lugar de permitir que ella lo deprima; si ella está sosegada mientras él está exasperado, ella lo apaciguará en lugar de hostigarlo e incitarlo a encerrarse aun más en su caparazón. Cuando Géminis está contenta, ¿por qué habrá de dejarse desmoralizar por la hosquedad del Cangrejo? Él necesita comprensión y no un frío rechazo. Cuando Cáncer está de buen humor, ¿por qué habrá de permitir que la excitabilidad de ella lo ofusque y lo haga replegar?

Ella necesita que la mimen y no que le pongan mala cara. Si cumplen esta promesa, podrán educar gradualmente sus caracteres para que estos se deslicen por los mismos carriles, aunque igualmente tendrán algunos impasses periódicos. Como ésta es una configuración de signos solares 2-12, generalmente la mitad Cáncer de la pareja tolerará los defectos de desasosiego y desapego de los gemelos Géminis… y la mitad Géminis probablemente tratará de imitar las virtudes del Cangrejo, o sea la paciencia y la sensibilidad, pues intuirá que necesita aprenderlas. Sin embargo, es posible que ella se resista a aprender de él a ser más cauta con el dinero. A menos que tenga un signo lunar o ascendente más conservador, es posible que la Géminis piense que el Cáncer es una tacaña. Podrán encontrar su cuota de felicidad, pero ella deberá tener paciencia y él deberá ser un poco dúctil. No será fácil, porque el planeta regente de ella, Mercurio, no irradia vibraciones pacientes. Y la luminaria regente de él, la Luna, cambia con tanta frecuencia que es imposible contar con la larga duración de una de las fases. Él tendrá un acceso de temerario desenfreno que se complementará con el de ella, y después volverá a su duro caparazón antes de que ella tenga siquiera tiempo de disfrutarlo. Se necesita práctica y devoción por ambas partes. Aunque los estados de ánimo cambiantes que tienen en común tal vez no sean su único problema, constituirán la base de todos los otros. Cuando se toma a una chica Géminis y un hombre Cáncer —ambos sujetos a súbitos cambios de humor— y se los pone en estrecho contacto, nadie sabe muy bien cuál de ellos tiene la culpa de lo que sea en un momento dado.

La tendencia del Cangrejo a cicatear el dinero nace de su temor a pasar hambre algún día y de su necesidad de sentirse seguro. Cuanto más satisfecho esté el apetito de afecto de él, tanto menor será su miedo de pasar hambre. Si él tiene suficiente seguridad emocional, no necesitará tanta seguridad financiera. En cuanto a los bienes materiales que al Cangrejo le gusta acumular, es posible que Géminis tema que esos mismos bienes la aten a un lugar. Su tendencia a deshacerse del dinero proviene de la idea de que le resultará más emocionante gastarlo que economizarlo. Cuando disfrute de suficiente libertad emocional y estímulo mental, no se sentirá obligada a comprar con dinero estas necesidades básicas de Mercurio, y será menos derrochadora. Géminis es gregaria y debe estar activa en el plano mental o en el físico, y preferentemente en ambos. A ella le gusta comer a menudo fuera, por dos motivos: no es particularmente aficionada a cocinar, y necesita cambiar con frecuencia de escena. Es posible que el Cangrejo prefiera comer en casa, porque esto le trae reminiscencias de las comodidades de su infancia… o comer en casa de su madre, que le trae aún más reminiscencias de las comodidades de su infancia. Dicha modalidad puede generar algunas tortuosidades en la relación Cáncer- Géminis, a menos que las dos partes las allanen mediante la adopción preventiva de algunas líneas de conducta muy claras.

Puesto que ambos viven en un inundo de fantasía y ensueños, su relación sexual puede ser estimulante para ella y satisfactoria para él. Él suministra la sensibilidad sensual y el afecto… y ella aporta la imaginación y la variedad. La chica Géminis tiene ocurrencias súbitas. Es posible que sustente algunas ideas cambiantes acerca de la pasión. Pero el Cangrejo es suficientemente sensible como para acomodar sus propios deseos a los de ella, y probablemente concebirá algunas ideas románticas de su propia cosecha, alejadas del hastío rutinario. Raramente sus actos amorosos serán repetitivos. Variarán con las fases de la Luna, a medida que ellos respondan al flujo y reflujo de sus emociones. Ella observará un elemento cálido y protector en la forma en que él encara la unión sexual, y su corazón de «niña perdida» encontrará solaz cuando él la rodee con sus brazos. Él notará que siempre hay un elemento inefablemente delicado y tierno en la forma en que ella busca su afecto. A menudo, el hombre Cáncer respeta tanto a la dama Géminis amada que parece no poder entregarse con ella a la pasión total, como si creyera que es tan frágil como una flor y que podría lastimarla. Pero ella no es tan frágil como cree él, a pesar de sus modales delicados y afables y de su tacto etéreo y ligero. Ella necesita, busca y desea… que la traten como a una mujer adulta, y no como a una criatura encantadora. Cuando ella esté junto a él, en la oscuridad, lo asirá con fuerza, y sus temores se disiparán. A muchas chicas Géminis les disgusta dormir en la oscuridad total… pero es posible que en compañía de este hombre esté dispuesta a intentarlo.

A muchos hombres Cáncer también les disgusta dormir sin una lámpara de noche encendida. Pero cuando la tenga a ella muy cerca, la oscuridad le parecerá una amiga. Las pesadillas que lo atormentan tan a menudo parecerán muy remotas cuando puede sentir la cabeza de ella sobre su hombro. Su cabeza inquieta… pero estará más tranquila, más sosegada, más en paz con él, consigo misma y con el mundo… después de que ambos hayan experimentado juntos la unidad física. Lo estará, y visiblemente. A veces, durante días y días. Hasta que vuelva a llamarla su gemela, y adopte esa expresión lejana. Será entonces cuando él deberá sujetarla, antes de que se aleje flotando. El Cangrejo macho, con su sonrisa tímida, disfruta de las fiestas y de la gente, de la música y del baile, aunque se resiste a confesarlo. Ésta es la mujer ideal para azuzarlo y engatusarlo y tentarlo hasta hacerlo renunciar a su papel de ermitaño misántropo y hacerlo salir a la luz rutilante. Es posible que lo induzca a ir a bailar, salir de camping, a practicar equitación, a navegar… a esquiar a campo traviesa, o a recorrer Europa con ella, visitando ruinas antiguas, tratando de recordar la época en que quizá vivieron en una civilización extinguida… y en que quizás intercambiaron un brindis con esa misma copa….La chica Géminis puede persuadir al Cangrejo para que haga prácticamente cualquier cosa, pero lo que le resultará más fácil será seducirlo para que viaje. Lugares tales como las ruinas antiguas y los viejos museos lo magnetizan secretamente.

Él vive en el ayer, y quizá su sueño más entrañable, del que anhela no despertar nunca, consiste en volver a visitar ese ayer en compañía de ella. Y con ella, es posible que no despierte. Géminis vive en el viento, donde los sueños son realidad… donde la realidad misma es un sueño. Probablemente él aprenderá esto, cualquiera que sea el lugar adonde vayan juntos. Casi siempre, ella se le adelantará, con la cabellera flotando en la brisa, sin siquiera mirar por encima del hombro para verificar si él aún la sigue. No necesita mirar atrás. Sabe que él todavía está allí. Sabe que el amor de él es estable, que su devoción es inconmovible, y esto es lo que ella ha buscado durante toda su vida: un par de ojos que digan «Ven a casa». Él ha buscado un par de ojos que digan «¡Corramos por las estrellas!». Y así es como cada uno de ellos ve el deseo tácito reflejado en los ojos del otro, desde la primera vez que se contemplan, a través de una calle atestada… o de una habitación… y sus miradas se acoplan inextricable, inesperadamente. Durante años y años conversarán acerca de aquella noche y evocarán juntos las lágrimas que ambos sintieron brotar súbita, inexplicablemente, cuando sus miradas se encontraron por primera vez… sin que ellos supiesen siquiera sus respectivos nombres. Pero eso no importaba. Se llamaron silenciosamente, a través de un aire musical semiolvidado, por los nombres secretos que conocían sus corazones.

Una vez que se hayan declarado su amor, es posible que ella le prodigue un plateado, torrente de obsequios, y al principio la naturaleza cauta de él quedará azorada frente a:- tan impulsiva prodigalidad. Sin embargo, cuando ella no mire, los ojos de este hombre se llenarán de lágrimas lunares de puro deleite, al sentirse tan amado y venerado. Tímida, pero orgullosamente, exhibirá a sus amigos los regalos de ella. Es que, verán, ésta es la prueba de que lo aman, cosa que ella capta con su intuición instantánea, centelleante . Ella anhela compensarle todas las veces que quedó decepcionado, cuando niño, en la mañana de Reyes. ¿Cómo lo sabe? Él nunca se lo dijo. Lo sabe, simplemente. Porque lo ama. Así de extraño es el amor. Es posible que, al cabo de un tiempo, ella produzca una transformación mágica en la personalidad del hombre Cáncer. Entonces él se relajará, y también ceñirá algunas sorpresas especiales para ella con lazos de color azul intenso y plateado, o violeta y amarillo solar. Cuando un Cangrejo se siente confortablemente amado, el afecto recíproco es ilimitado, insondable, mil veces mayor… y él llorará, de pura felicidad, sin ninguna vergüenza. Él siempre la tratará como a una dama. A ella la emocionará tan delicioso remedo de épocas más corteses y generalmente se comportará en consecuencia. Para ella, él es un caballero, un caballero galante, que la conmueve con ocasionales vislumbres del niño que lleva dentro. Entonces la que llorará será ella, porque él es muy vulnerable al agravio, a pesar de su duro caparazón exterior de impasibilidad. Porque él es un poeta, y ella ha sido la primera en adivinarlo.

Los Géminis son grandes adivinos y siempre ganan los caramelos ofrecidos como recompensa. La chica-mujer Géminis es realista, no obstante sus cambios de máscaras: primeramente caprichosa, después cínica, siempre fascinante para el Cáncer, cuyas expresiones faciales a ella también le encanta observar, porque reflejan los diversos colores y tonos de sus propias emociones lunares: júbilo o tristeza, tranquilidad o preocupación. Cualquiera que sea la edad cronológica del ave femenina de Mercurio, ésta es siempre juvenil y anhelante, reflexiva y tierna… su tez y sus ojos tienen la transparencia cristalina de los de una niña… plena de ensoñaciones brumosas, pero implacablemente estimulada por la lógica. Algunos de sus sueños los pierde negligentemente por el camino, otros los olvida, en medio del chisporroteo de una nueva excitación. Los profundos y sagrados los conserva encerrados dentro de sí. Un hombre Cáncer tenaz puede instarla a compartirlos con él, si se da prisa, antes de que ella se aleje girando. Pero es posible que él necesite un tiempo para asegurarse, y los Cangrejos pueden prolongar excesivamente la espera. Un día ella estará parloteando y fascinándolo, y de pronto lo notará muy callado. —¿Qué sucede, querido? ¿He dicho alguna inconveniencia? —preguntará, vagamente turbada. —No. Sólo se trata de que… pienso que podría amarte. Pero no estoy seguro. Ella no entenderá a qué se refiere. Desde el punto de vista de Géminis, en la vida no puede estar seguro de nada, sobre todo cuando se trata del amor. No hasta que llegas al final del camino. Ya falta muy poco tiempo para ese momento. ¿Por qué derrocharlo, entonces?

Adaptación de Linda Goodman

Si quieres un análisis detallado de tu relación de pareja o una consulta sobre el amor puedes escribirme.

Amada Astral

Sinastrías de Pareja

La sinastría o análisis de compatibilidad, es el estudio comparativo de dos o más cartas natales, cuyo objetivo es interpretar y comprender la dinámica de una relación ya sea esta de amistad, pareja, familiar, sociedad u otra. Con ella podemos conocer tanto sus fortalezas como las debilidades.

$55.00

Tarot del amor y de la relación

En esta categoría te ofrecemos varias tiradas de tarot para revisar tu relación sentimental o lo que esa persona especial siente o piensa de ti.

$25.00

Consulta especial del amor

En esta consulta analizamos todos los aspectos astrales y del tarot que puedan ayudarte a comprender tu relación o tu situación sentimental actual.

$35.00

Anuncios

4 Comments

  1. Francamente la forma como escribiste esta historia me fascino, no dejes de escribir sobre estos temas me senti muy identificada en varios puntos pues me enamore de un cancer tiempo atras, soy geminiana muchas gracias!

    Me gusta

  2. Hola, ¿cómo estás? Sabes me encanta la manera en la que te expresas, es simplemente genial, quería felicitarte por ello.
    En la última parte de tu descripción acerca de la relación “hombre cáncer-mujer géminis” no me queda muy claro ¿la relación al fin y al cabo resulta? Porque habla del “final del camino” y me dá a entender que después de todo las cosas no resultan entre estos dos signos; ¿me puedes aclarar eso? Por favor. Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: