Hombre GÉMINIS Mujer CÁNCER

Normalmente, el hombre Géminis está en condiciones de analizar a las personas deprisa, con una clarividencia rápida y segura. Normalmente, la doncella lunar tiene una aguda sensibilidad para captar la naturaleza humana. Juntos (lo mismo que Acuario y Piscis) forman una excelente pareja de investigadores, y no es casual que a casi todos los Géminis y Cáncer les gusten las historias de detectives. (También a los Escorpión, aunque éstos son más aficionados a las historias de asesinatos y de fantasmas.) Sin embargo, a pesar de que él es muy espabilado y disfruta de una gran agilidad mental, y a pesar de que ella es experta en sonsacar secretos a los demás, el enigma que Géminis y Cáncer no parecen saber resolver es el que se plantean recíprocamente. Siempre falta algo. Pregunten a un hombre Géminis qué es lo que más lo turba en la chica Cáncer que ama, y les contestará: «Nunca sé qué es lo que piensa». Pregunten a una chica Cáncer qué es lo que más la turba en el hombre Géminis que ama, y les contestará: «No sé qué es lo que desea». Así son las cosas entre estos dos enamorados cuando se conocen, y así serán cuando se separen, amigos o molestos —cualquiera que sea la forma de separación terrenal— y así serán siempre, si siguen conviviendo.

La discreción de ella, su forma de replegarse sobre sí misma y de negarse a hablar cuando está dolorida, pondrán frenético al hombre Géminis, aunque no es normal que esto les ocurra a los despreocupados Gemelos. De cuando en cuando ella le dirá lo que piensa, pero con la misma frecuencia cerrará con un chasquido su caparazón de Cangrejo ante sus preguntas, y lo dejará frustrado y con una sensación de total incapacidad para rescatarla de una melancolía en la que él no sabe ni remotamente cómo se sumió. Será inútil que la hostigue con acusaciones y sarcasmos. Ella permanecerá encerrada en su caparazón hasta que esté dispuesta a volver a salir, y entonces alegará que no recuerda qué fue lo que la puso taciturna y de mal humor. En realidad sí lo recuerda. Pero se siente más segura cuando retiene sus secretos. A veces la chica Cangrejo se echa a llorar, y desahoga sus aprensiones, pero ni siquiera entonces él podrá descubrir la razón concreta y última de su angustia. No hay por qués y por tantos. Géminis no se queda conforme hasta que desenreda todas las marañas y hasta que explora todos los motivos, y en consecuencia la conducta críptica de ella le deja una sensación constante de vaga inquietud. ¿Cómo podrá resolver el misterio de las melancolías de ella si guarda las claves en su lugar secreto, ocultas dentro de sus baúles de chistes y arrebujadas bajo los ángulos de sus temores silenciosos?

Quizás es precisamente porque no puede resolverlo, que él retorna a menudo, una y otra vez, para repetir el intento. Pero posiblemente nunca sabrá qué es lo que ella piensa realmente entre sus sollozos, sus risitas y su serenidad. Sólo captará vislumbres y pantallazos cuando ella le permita colarse en su corazón para ayudarla a buscar un viejo recuerdo que extravió hace mucho tiempo, en su infancia. Ella, por su parte, le daría la Luna si pudiera. La chica Cáncer enamorada sólo desea venerar, proteger y suministrar afecto a su hombre (aunque es posible que las cuotas de devoción que le corresponden a él se reduzcan bruscamente a la mitad cuando sus hijos entren gateando en el corazón de ella). Lo atiborrará de comida, le prodigará comprensión, y lo distraerá con su extravagante humor lunar. ¿Pero cómo podrá guisar ella un ensueño completo capaz de satisfacer todo el apetito del Géminis, si éste modifica constantemente la receta que lo hace feliz? La evasividad con que él cambia de tema, precisamente cuando ella cree haber comprendido lo que su hombre anhela, la hace prorrumpir en llanto y pataletas. Tal vez la chica Cáncer no descubra nunca qué es lo que él desea realmente, porque él no lo sabe, y aunque lo supiera, sólo lo compartiría con su personalidad gemela. No se trata de que el Géminis no confíe en ella. Pero sólo su Gemelo puede descifrar las complicaciones de sus sueños mercuriales y puede traducirlas en un objetivo único. Como la doncella lunar es muy reflexiva y tiene una gran sensibilidad emocional, es posible que absorba parte de la estrategia de él por su sola proximidad. Sabrá todo lo que concierne a los trucos mentales del Géminis… todo, menos la forma de ejecutarlos. Esto se debe a que se hallan engranados en velocidades distintas.

La de ella reza: lentamente y con cautela, a pesar de su apariencia exterior de movimiento ajetreado. La de él reza: veloz y temerariamente, a pesar de que se trata de uno de esos Géminis que ostentan una fachada fría y serena. Su mente se activa con combustible para reactores y está siempre lista para el despegue instantáneo. Ésta es una configuración de signos solares 2-12: Géminis es el signo situado detrás de Cáncer y Cáncer es el signo situado inmediatamente por delante de Géminis. Así que ella entenderá en secreto la naturaleza inquieta de él, merced a un inconsciente recuerdo espiritual de lo que era ser despreocupada e informal y estar libre de vínculos emocionales sólidos. En verdad, es posible que este recuerdo la acose hasta el punto de convertirla en el polo opuesto, y que la haga aferrarse con desesperación a la seguridad, preferentemente emocional y, si ésta falla, financiera. Géminis comprenderá semiconscientemente que ella puede enseñarle una filosofía de la vida que él nunca ha experimentado, y como es un buen alumno, aprenderá mucho en compañía de la chica Cáncer. Pero no sin algunos dolores de crecimiento. El Géminis típico no conserva nada que ya no necesite, desde resguardos de entradas y hojitas de afeitar embotadas hasta relaciones humanas que han sobrevivido a su utilidad. No entiende la necesidad que experimenta ella de aferrarse a las cosas. Cualquiera pensaría que pasó por los horrores de una gran hambruna, a juzgar por la forma en que guarda los cupones que se canjean por sopas naturales y en que almacena alimentos envasados suficientes para alimentar a toda la familia durante meses si nos sitiaran los invasores del espacio.

Lo que él no entiende es que, cuando se trata de una chica Cáncer, siempre es posible que estalle una mitad superior, tendrá un nuevo guardarropas de faldas de gala sin gastar ni uno de esos billetes arrugados. Tampoco tiene tanta prisa como él por deshacerse de las viejas amistades o relaciones. La actitud más informal de Géminis respecto de las relaciones humanas desconcierta a la chica Cáncer. Lo que le interesa a ella no es la utilidad de una relación íntima, sino la familiaridad, la agradable sensación que le trae del pasado, del ayer, cuando el mundo era joven y alegre y seguro. Ella reacciona igual ante esa relación más profunda que se llama amor. El amor de la chica lunar no descansa sobre la razón o la lógica. Es impotente para destruirlo. Otros amores se pueden ahuyentar mediante el deseo, la voluntad o la cólera. Se pueden neutralizar con palabras o arrojar por la borda. El de ella debe desgastarse, y es posible que para ello se necesiten muchos años. Incluso entonces, ella remendará los tramos desgastados y procurará hacerlo durar. Ésta es una de las lecciones más valiosas que el corazón de ella puede dictarle a la mente de él. Tal vez conozcan a una chica Cáncer voluble, pero no lo crean. Es una pose. Bajo su duro caparazón de cangrejo se oculta un viejo amor desvaído, zurcido con ternura y plegado con cuidado, y ella anhela ansiosamente que vuelva a estar de moda… que sea nuevamente necesario.

Para el Géminis que disfruta de unas vacaciones románticas, siempre es hora de seguir viaje, y cargar con el recuerdo de antiguos amores dificulta la marcha. Pocas veces lleva rescoldos en su maleta. Su equipaje es liviano. No está atado a ningún lugar ni a persona alguna. Ni siquiera a sus parientes. Sabe que ésto lo quieren, pero igualmente se siente, de alguna manera, distante, no sólo de ellos sino del mundo, hasta que encuentra a una mujer que sabe aferrarse a su corazón. Aferrarse es una especialidad de Cáncer, pero su comportamiento posesivo, típico del Cangrejo, lo desalentará, y lo alejará, a menos que ella lo disfrace de tierna tolerancia y le confiera la elasticidad necesaria para que él pueda pasear. Entonces lo tentará y lo reconfortará cuando sienta que tiene frío y está solo. Si ella aprende a aflojar las riendas, y a dejar que el amor sea el único vínculo que los ata, descubrirá que, cuando se trata de este hombre, la palabra «libre» puede ser sinónimo de «fiel». En sus relaciones sexuales, pondrán menos énfasis en la pura sensación física que en las pasiones de la mente y en una especie de erotismo emocional. La ternura afectuosa y la imaginación vívida de ella equilibran el tacto delicado y la sensible naturaleza sexual de él. Cuando expresen su amor en un plano físico, incluso es posible que descubran la pieza faltante que siempre buscan en su rompecabezas recíproco, y que éste se complete… fugazmente. Como ella necesita pruebas constantes y tangibles de que la necesitan realmente, es posible que a veces los abrazos etéreos de él la hagan experimentar deseos de que la estruje con más fuerza, y durante más tiempo, para poder sentirse segura. Tal vez experimenten con frecuencia la satisfacción sexual ideal durante la Luna llena, cuando ella parece dotada de un poder extraño y magnético para penetrar apaciblemente en los recovecos secretos del corazón Gemelo de él, y para arrancarlo de sus sueños y devolverlo al íntimo misterio de su unión… que es el más profundo de todos los sueños.

Si ella intenta trasferirle sus temores financieros, a él lo irritará su intrínseca veta económica. Entonces ella le preguntará: «¿Acaso sabes lo que implica ser pobre? Es una pesadilla. Ya lo descubrirás si continúas despilfarrando tu dinero sin ahorrar jamás un centavo. ¿Nunca nadie te explicó que el derroche es la antesala de la pobreza?». Pero Géminis se limitará a encogerse de hombros y contestará, como el arquetípico geminiano: «No sé nada de eso. He estado en bancarrota pero nunca he sido pobre. La bancarrota es pasajera. La pobreza es un estado de ánimo». La doncella lunar entenderá mejor a este hombre si se da cuenta de que, cualquiera que sea la imagen que le presenta al mundo, desde su propio punto de vista es un chico eternamente joven que, merced a un truco mágico, ha conseguido pilotar un avión hasta grandes alturas. De vez en cuando se distrae con súbitos picados y caídas en barrena, fascinado por el hallazgo de una nube más bonita, por el descubrimiento de un amanecer o una puesta de sol más bellos… siempre excitado por la idea de que el gran Universo y sus galaxias refulgentes se extienden ante él tentadoramente vírgenes… convocándolo. Si ella lo ama realmente y desea conservarlo, se mostrará jubilosamente dispuesta a hacer la maleta y a seguir viaje cuando el espíritu libre del Géminis se impacienta, y a convertir cada nueva parada, por muy transitoria que sea, en un santuario cálido, acogedor y grato, como sólo sabe hacerlo una mujer Cáncer. Esta mujer se las ingenia de alguna manera para conferirle a todo nuevo lugar de residencia el aspecto de un jardín, poblado por las flores fragantes de la tradición. Y esto es precisamente lo que necesita el Géminis: poder deambular, pero sin abandonar nunca el hogar. Poco a poco, ella se implantará tiernamente en los anhelos de él, hasta que al fin…. cualquier lugar donde él oiga su maravillosa risa lunar se convertirá en el hogar.

Es posible que el hombre Géminis se distraiga en el cielo después del crepúsculo hasta que asome la Luna. Si se queda un poco más, tal vez desvele el misterio de su mujer Cáncer. ¿Y no resultaría gracioso que el secreto de ella consista en que, en un mundo cambiante de verdades cambiantes, fugazmente vislumbradas y ocultas luego por las nubes del tiempo que pasa, cada alma debe buscar su otra mitad, para saber, para ver, para ser? El mismo secreto Gemelo.

Adaptación de Linda Goodman

Si quieres un análisis detallado de tu relación de pareja o una consulta especial sobre el amor puedes escribirme.

Amada Astral

Sinastrías de Pareja

La sinastría o análisis de compatibilidad, es el estudio comparativo de dos o más cartas natales, cuyo objetivo es interpretar y comprender la dinámica de una relación ya sea esta de amistad, pareja, familiar, sociedad u otra. Con ella podemos conocer tanto sus fortalezas como las debilidades.

$55.00

Consulta especial del amor

En esta consulta analizamos todos los aspectos astrales y del tarot que puedan ayudarte a comprender tu relación o tu situación sentimental actual.

$35.00

Tarot del amor y de la relación

En esta categoría te ofrecemos varias tiradas de tarot para revisar tu relación sentimental o lo que esa persona especial siente o piensa de ti.

$25.00

Anuncios

5 Comments

  1. 8 meses y aún lo sigo amando… Sé que él también me ama pero su orgullo es más grande…💔Prometio que aunque terminemos luego volvería… ¿Geminis como es con sus promesas? ¿Se olvida rápido de las personas? ¿Demuestra cuando extraña a alguien? ¿Como? :c

    Me gusta

  2. Hola…mi esposo y yo estuvimos separados casi 2 años, ahora el regreso, dice que para estar bien y empezar pero veo que le cuesta desprenderse de su pasado y dejar la relación que tubo en el lapso de casi dos años, dice que me quiere pero no me ama me confunde su actitud aveces bien y aveces es indiferente…quisiera saber porque es así, tal vez si es porqué sigue pensando en la otra mujer.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: