Mujer TAURO Hombre ACUARIO

Resultado de imagen para fotos de parejas de creativos

Muy pocas cosas toman por sorpresa al hombre Acuario, dado su naturaleza intuitiva. Igualmente, es posible que no esté preparado para lo que le ocurre después de retozar durante un tiempo con una chica Tauro. Hélo aquí: un hombre con sólidos principios éticos (tal vez sean peculiares, pero son los suyos, y son sólidos… o más exactamente, fijos). Tiene una gran sensibilidad humana. Le interesan todos, no alimenta prejuicios contra el sexo femenino, el sexo masculino o las personas de cualquier otro sexo. Sin embargo, observen el dolor que le ha causado a ella, inadvertidamente. ¿Cómo puede haberla lastimado? Se habían divertido tanto juntos en el zoológico. Él sólo trataba de ser su hermano mayor. Su amigo. Su camarada. Su compañero. La chica Tauro fue formada para el romance por la Madre Naturaleza, y ésta es una mujer que no discute con la Madre Naturaleza. El cometió su error en el comienzo mismo de la relación con ella. La primera vez que concentró su atención caprichosa pero zalamera en ella, cuando le formuló preguntas chocantes de naturaleza íntima y ella se echó a llorar, debería haber hecho un esfuerzo especial… para notar que se trataba de una mujer. Ciertamente ella tenía conciencia de que él era un hombre. Lo había notado desde el primer momento. Y entonces la aritmética romántica le pareció muy simple: un hombre más una mujer, igual al éxtasis… en varios niveles, entre los cuales no es de menospreciar el de la satisfacción sensual del tacto.

Los Acuario que lean esto tal vez necesitarán una interpretación de la palabra «tacto». Ésta significa besar, abrazar, tomarse de la mano y muchas otras cosas. Significa, por ejemplo… bueno, el contacto corporal humano. Piel contra piel. El contacto corporal humano es algo que no todos, pero sí muchos Aguadores, temen como si fuera la peste negra. No se trata de que los Acuario sean enemigos del tacto en sí mismo, pero este lleva a… ¿cómo es que lo llaman?… a la transformación de dos en uno. O a algún desatino parecido. Acuario se siente más seguro cuando los dos siguen siendo dos. Así, sabe con certeza dónde está plantado. Sólo. Libre de obligaciones y sin peligro de perder su individualidad. Si andas por el mundo tocando a la gente, y sobre todo a la gente de sexo femenino, ¿quién sabe lo que te espera? A lo mejor él se consagraba a ella con el fin de desmontarla para investigar cómo hacía tic o tac, movido por la misma fascinación que le inspiran todas las formas de experimentación. Pero ella no se dio cuenta de que sólo era una cobaya de laboratorio para la curiosidad de él. Cuando la invitó a comer helado en su casa, le pareció algo loco. Igualmente, era una chifladura maravillosa, y cuando ella analizó el asunto minuciosamente (como siempre lo hacen los Tauro), resolvió que no invitaría a cualquier chica a compartir el techo con él. Entonces llegó a la conclusión de que esto probaba que la amaba.

Quizá sí la amaba. Pero el hombre Acuario tiene la costumbre de trasmutar el amor a-primera-vista en amistad, para verificar así su valor intrínseco, y de dejar que después se herrumbre tal como está. Para la chica Tauro, semejante desidia en el campo de las necesidades emocionales mutuas es el mejor sistema para convertirse en un auténtico fracasado nato. Está convencida de que el verdadero amor sólo llama una vez (y en algunos casos ni siquiera eso) en la vida. ¿Por qué arriesgarse a perderlo, negándose a reconocerlo y a darle una oportunidad? Desde el punto de vista astrológico tiene razón. El verdadero amor (entendido como la unión de almas gemelas) es una experiencia rara y hermosa. Es triste dejarlo escapar y tener que correr en pos de él en una encarnación futura. Y aunque Acuario es el regente natural de la undécima Casa astrológica del «amor kármico», a muchos Acuario se les escapa. Están a la par de los Virgo y los Sagitario por su propensión a la soltería y por su deseo de eludir el encierro en la institución del matrimonio. Por supuesto, esto tiene compensaciones. También evitan los errores. Y es bueno evitarlos con esta combinación de signos solares, dado que se trata de una vibración 4-10. Si por casualidad incurrieran en un error y se casaran, costaría mucho trabajo desenredar el nudo.

Hay excepciones, pero la chica Tauro media que tiene una relación desdichada con un hombre Acuario corre más riesgo que él de quedar aniquilada. Una vez que ella se enamora, pretende que el romance dure una eternidad y tres días más. Ésta también habrá sido la intención inicial de él, frustrada por su propensión a las excentricidades, propensión que es posible que ella no prevea pues ni siquiera él puede predecirla y el cielo sabe que tampoco puede explicarla. Él es un signo solar fijo, así que es concebible e incluso posible que se conforme con compartir toda la vida con la mujer apropiada. Pero si no se conforma, sus vibraciones de Urano determinarán que la ruptura final le resulte mucho más soportable a él que a ella. Acuario se adapta fácilmente al cambio cuando éste es necesario (a veces cuando no lo es), a pesar de la naturaleza fija de sus hábitos cotidianos y personales. Tauro no. A ella la asusta el cambio. Éste implica lo nuevo, lo desconocido, lo que ella no ha probado y lo que no le resulta familiar. Se siente emocionalmente inmune, segura y protegida en los brazos de su amante, una vez que existe intimidad entre ambos. Está acostumbrada a él. Tal como está acostumbrada a su peinado, a sus vaqueros desteñidos, a sus viejos discos, a su cafetera destartalada y a sus domadas zapatos de tenis… con sentimientos mucho más profundos, se entiende.

Aunque la convivencia con él esté llena de fricciones, hasta el punto de ser insoportable, ella se resistirá a poner fin a su desventura mediante la separación o el divorcio mientras piense tercamente que aún quedan esperanzas. Hay que admirar su perseverancia. Pero cuando finalmente resuelva dejarlo, si lo resuelve, se irá. Y nada la hará volver. Esto, si lo dejó en serio y si su partida no ha sido un último recurso desesperado. Si lo ha sido, es probable que su fe y sus esfuerzos tengan recompensa, porque la ruptura temporal quiebra la monotonía y obliga al Aguador a interesarse de nuevo por la escena cambiante. Ésta es una estrategia que algunas chicas Tauro utilizan con éxito. Incluso pueden llegar al extremo de fingir amoríos con un apuesto gigoló, lo cual a menudo sirve para rescatar bruscamente al Acuario de su mundo extraterrestre y para hacerle pensar que quizás está perdiendo algo más que una cómoda amistad. Es posible que él empiece a sentir todas las noches sofocos y escalofríos alternados, al recordar el gracioso mohín que hacía al reírse, la forma en que desafinaba al cantar bajo la ducha —y cómo usaba su propia toalla—, la dulce expresión somnolienta que aparecía en sus ojos los domingos por la mañana, sus panqueques, los suaves mugidos femeninos que emitía cuando la amaban debidamente, sus chistes excéntricos, su cabellera refulgente, su piel perfumada, su… bueno, quizás era algo más que una simple camarada. Era estupenda cuando le masajeaba la espalda, cuando tenía fe en las visiones de él, cuando lo hacía sentir cómodo, cuando se reía de la pobreza, cuando le hacía desaparecer las jaquecas, cuando hacía sopa, cuando hacía durar el dinero, cuando hacía el amor… sí, era algo más que una compañera. Era algo sin igual.

Entonces pedalea hasta el apartamento de ella, le lleva su gato como ofrenda de paz, le pone en la mano un ramillete de flores, le sonríe de soslayo y pregunta tímidamente: «¡Oye, guapa! ¿Quieres volver a jugar conmigo al marido y la mujer?». Sin embargo, si ella no ha empleado la ruptura como una estrategia romántica, si aquélla es, en cambio, el producto de una cuidadosa reflexión, él puede llevarse de nuevo el gato y meterse las flores en el bolsillo. Cuando un Toro se va, se va. A él le resultaría más fácil mover una montaña que hacer cambiar de idea a una mujer Tauro e inducirla a repetir el ensayo. El verdadero amor (entendido como la unión de almas gemelas) es una experiencia rara y hermosa. Es triste dejarlo escapar y tener que correr en pos de él en una encarnación futura. Y aunque Acuario es el regente natural de la undécima casa astrológica del «amor kármico», a muchos Acuario se les escapa. Están a la par de los Virgo y los Sagitario por su propensión a la soltería y por su deseo de eludir el encierro en la institución del matrimonio. Por supuesto, esto tiene compensaciones. También evitan los errores. Y es bueno evitarlos con esta combinación de signos solares, dado que se trata de una vibración 4-10. Si por casualidad incurrieran en un error y se casaran, costaría mucho trabajo desenredar el nudo.

Sin un aspecto Sol-Luna favorable entre esta (o cualquier otra) configuración de signos solares 4-10, la brisa más leve puede sacudir la barca, y provocar un naufragio. Como los reflejos de Urano son más rápidos que los de ella, es posible que él reanude la navegación antes de que ella tome conciencia de lo que ha ocurrido, y entonces quedará flotando a merced de un mar de emociones, sin salvavidas. Y ella pertenece al elemento Tierra y no al elemento Agua. Por eso los Toros corren más peligro que los Aguadores cuando el amor se estrella en los arrecifes. Sin embargo, con la asistencia planetaria de un aspecto Sol-Luna armonioso en sus cartas natales, podrán sobrevivir a las tempestades y urdir un deslumbrante edredón multicolor de vida y amor, relleno con las suaves plumas de la comprensión y el afecto, que los mantendrá abrigados y calientes mientras riñen y se besan y se reconcilian periódicamente.

Es posible que su relación sexual sea frustrante e insatisfactoria, a menos que ella complazca la necesidad de cambio que experimenta él, imitando su locura. Si para darle una sorpresa él se mete en la cama luciendo una máscara con las facciones del Pato Donald, o suelta su gato bajo las mantas y ésta le mordisquea los dedos de los pies, ella no debe enfurruñarse tercamente ni debe irse a dormir a la habitación de huéspedes. Debe sobresaltarlo a su vez con sus propias sorpresas. Por ejemplo, debe entretejer los dientes de león con su cabellera cuando va a acostarse; o debe confeccionar una manta con viejas banderas, conectándola con una cajita de música, o quizá debe pintar en el cielo raso estrellas y galaxias luminosas, como las del Planetario, para que él pueda tumbarse en la cama y buscar la Osa Mayor mientras hacen el amor. Cualquier cosa con tal de variar. Él deberá tomarse tiempo, y ser paciente, para entender y satisfacer el profundo anhelo de afecto y de sensualidad que experimenta ella en el acto amoroso. La chica Tauro necesita demostraciones de amor no sólo durante la unión sexual.

Pero si la chica-mujer Tauro se esmera un poco más por ser tolerante con las peculiaridades sexuales, emocionales y románticas del Aguador, éste puede ser un amante sensible y considerado. Ella deberá comprender que la pasión de Urano es mental, además de física, y deberá hallar medios imaginativos para combinar los deseos abstractos de él con las necesidades sexuales de ella, más centradas y tradicionales. Excitar a este hombre hasta el punto de la pura pasión sideral implica un desafío constante, pero vale la pena esforzarse porque Acuario puede aportar a la unidad sexual una magia inesperada, que estimula el corazón y el alma, además de los sentidos físicos.

Estos dos son distintos. Ella es mujer. Él es hombre. A ella le gustará que él la trate como mujer. A él le gustará que lo traten como hombre. Ella se lo merece. El, tal vez no. (Pero los hombres son seres lúgubres… los chicos son más divertidos.) A ella le gustan las alfombras mullidas y los muebles opulentos, panzudos. A él le da lo mismo acampar en una tienda. A ella le gusta frotarse la piel con un cepillo de espalda perfumado, en una bañera con agua, saturada de aceites aromáticos. A él le gusta azotarse la piel con hojas de bambú, al estilo japonés, en la ducha. Ella está sintonizada con la paz y el sosiego… que él llama aburrimiento. Él está sintonizado con la emoción y la controversia… que ella llama manicomio. Es posible que al fin ella pierda los estribos y la paciencia, normalmente bien controlados, y le diga que se busque a otra para que le arranque las astillas que se le claven. Sin embargo, si él consigue enseñarle a volar un poco, y si ella consigue enseñarle a disfrutar en su compañía (la de ella)… bueno, ¿quién sabe? «Si» es una palabra pequeña, con un significado inmenso. Pero «amor» es una palabra de cuatro letras, dotada de infinito poder.

Adaptación de Linda Goodman

Si deseas conocer más de tu propia relación de pareja, puedes escribirme y solicitar una consulta personalizada.

Amada Astral 

Sinastrías de Pareja

La sinastría o análisis de compatibilidad, es el estudio comparativo de dos o más cartas natales, cuyo objetivo es interpretar y comprender la dinámica de una relación ya sea esta de amistad, pareja, familiar, sociedad u otra. Con ella podemos conocer tanto sus fortalezas como las debilidades.

$55.00

Consulta especial del amor

En esta consulta analizamos todos los aspectos astrales y del tarot que puedan ayudarte a comprender tu relación o tu situación sentimental actual.

$35.00

Tarot del amor y de la relación

En esta categoría te ofrecemos varias tiradas de tarot para revisar tu relación sentimental o lo que esa persona especial siente o piensa de ti.

$25.00

Anuncios

11 Comments

  1. Hola! Cuando leí este texto me sentí tan identificada que lloré a mares pero a la vez entendí muchas cosas que me pasaron con un hombre acuariano. Me enamoré. Fue mi perdición. Estuve esperando mucho tiempo en conocerlo y cuando estuve con él fue un sueño hecho realidad, me expresé físicamente sin importarme como iba a continuar esa temporal unión, mi intuición no me falló, antes de despedirnos él se mostró distante, frío y poco cariñoso… y no nos volvimos a ver aunque yo siempre estuve dispuesta a esperarlo, una tonta. Su frialdad, su distancia me generó mucha tristeza, depresión, me separe de la personas que sí me querían mientras sufría por alguien que me había olvidado o volvía a comunicarse conmigo cuando estaba aburrido. Fue un infierno que no se lo deseo ni a mi peor enemigo!!! se que no lo hizo por maldad pero es evidente que es una relación imposible porque somos muy pero muy diferentes.

    Me gusta

  2. Que miedo😳😳yo estoy conociendo a un acuariano y me da que no tenemos nada en comun..por esto estoy buscando informacion que me ayude a entender os aber como podria salir una relacion entre hombre acuario mujer tauro😳😳 el es mas mayor 10 años ya no es un niño y parece ser claro directo conciso..yo soy tauro y voy a otro ritmo.. Pero enamorarme me da miedo..mucho miedo

    Me gusta

  3. yo conoci un acuariano , 3 años e relacion paso a ser el mejor novio que tuve al ser el peor cuando me dejo , tan frio e indiferente , eso es lo feo del acuariano mostrarte su 2 versiones , ser lo mas lindo , lo mas bueno y dejarte y hacer de cuenta q sos una desconocida , como si nada..

    Le gusta a 1 persona

  4. LLevo enamorada de un hombre de signo Acuario desde hace más de una década… al principio todo era precioso, atento, cariñoso a su manera, divertido, creo que nunca he conocido a nadie tan atractivo (en todos los sentidos) como él. Sin embargo desde hace 2 meses se muestra frío, distante, y yo siento que la relación va a terminar… nunca me había sentido tan triste como hasta ahora, no puedo dejar de llorar… ya no sólo porque la relación termina, sino por cómo va a terminar… como si fuéramos unos extraños…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: