Hombre TAURO Mujer ESCORPIÓN

Era un hombre valeroso; pero por el momento debió detenerse allí y enjugarse la frente, que chorreaba como una vela. Después se internó silenciosamente en lo desconocido. El hombre Tauro, que se siente naufragar en el misterioso averno de la atracción magnética de la mujer Escorpión, se encamina hacia lo que puede ser la experiencia más traumática de su vida… o la más vivificante. Ciertamente el desenlace no será neutro. Puede ser lo primero, si existe un aspecto negativo entre el Sol y la Luna de los respectivos horóscopos. Pero si estas dos luminarias se encuentran en una relación armoniosa, podría muy bien ser lo segundo. Si todo está en orden entre sus planetas, él puede dejarse naufragar tranquilamente, pero no estará de más que lleve un ejemplar de la Biblia bajo el brazo, al hundirse en el abismo inconmensurable del amor de ella. Realmente es una buena idea estudiar las Sagradas Escrituras antes de entablar una relación íntima con esta mujer. Sea lo que fuere lo que digan o haga, los Escorpión siempre encontrarán un pasaje en las Escrituras para justificarse. Y lo recitarán para asegurarse de que usted sabe que ellos están libres de culpa. No sólo son expertos en el Antiguo y el Nuevo Testamento, sino que también tienen la facultad extrasensorial de leer entre líneas… y lo que el Escorpión encuentra entre líneas es todo un testamento por sí mismo.

Por supuesto no todas las chicas Escorpión se saben la Biblia de memoria, pero no estará de más precaverse contra esa posibilidad. Si ella no recita las Escrituras mientras le hace el amor, o mientras le clava el aguijón, es posible que haya aprendido de memoria largos fragmentos del Libro de los Muertos tibetanos. O cuando menos es posible que haya asistido a un par de reuniones de los Hare Krishna, o que se haya hecho tatuar en algún lugar del cuerpo, visible sólo para el ojo «desnudo», un escarabajo egipcio. ¿No? Entonces registren su mesa de tocador (si encuentran la llave para abrirla) y comprueben si tiene un mazo de cartas de Tarot. o un ejemplar muy manoseado del I Ching, metido entre sus filtros de amor, sus perfumes exóticos v sus afrodisíacos. No quiero insinuar que la personalidad de esta mujer es tan quemante que el hombre Tauro no puede manejarla, ni que su psiquis es tan fría y misteriosa que no puede penetrarla. Así que el Toro está totalmente capacitado para infiltrarse en la tienda de una chica Escorpión, bajo las estrellas. Como ella se siente químicamente atraída hacia el sexo opuesto del signo solar opuesto (Tauro), incluso es posible que salga corriendo de la tienda, descalza, a su encuentro. Si procede así, se parecerá a la reina Nefertiti, a la luz de la luna. Esto es lo que las convierte a todas en mujeres tan singulares.

En los momentos de sosiego que pasan juntos, a solas, la mujer Escorpión puede trocarse, para su hombre Tauro, en la imagen de todas las diosas del amor que hubo a lo largo de los siglos. Durante el día, se pone su máscara de Escorpión y se convierte en la secretaria tímida, la doncella virtuosa: o en la niñita extraviada. No obstante su aparente tranquilidad y su dulzura superficial, ésta no es una mujer con la que resulta fácil vivir. Es fascinante, femenina, inteligente, leal y apasionada. Pero no es una doncella inocente y atónita, dispuesta a transformarse en un objeto de amor. Escorpión vive en medio de las emociones, pero a veces éstas permanecen reprimidas durante años. Por eso parece tan dócil, y de pronto sin aviso previo, tiene un acceso de cólera bullente… o desaparece sumida en un silencio gélido, con el que es aún más arduo lidiar y que ciertamente es más difícil de entender. Durante un tiempo, ella hará lo que él le diga, a menos que sea demasiado exigente. Después sacará a relucir su fuerza oculta. El tacto y el espíritu de transacción no son sus puntos fuertes, tampoco son los de él. Ni Tauro ni Escorpión saben muy bien lo que significa captar el punto de vista ajeno. No, no es exactamente así. A Tauro le resulta difícil captar el punto de vista ajeno. Escorpión lo capta muy bien, con su percepción portentosa. Pero igualmente prefiere sus propios deseos a los de los demás, tal como se los revela su tabla de escritura espiritista.

En este contexto deberán hacer algunos ajustes, o pasarán su vida conjunta volviéndose la espalda, con los brazos cruzados y la boca cerrada, sumidos en un terco silencio. Ambos nacieron bajo un signo fijo. Pero los dos también nacieron bajo un signo femenino, así que pueden ser igualmente afables y comprensivos cuando optan por utilizar estas vibraciones «negativas», que son las compensaciones «femeninas» por las cualidades «negativas» de sus signos solares. A él lo rige Venus, el planeta de la paz y el amor. A ella la rige Plutón, el planeta de la pasión explosiva y el misterio. Por tanto, su compatibilidad sexual está llena de extrañas sorpresas y éxtasis sensuales. Ella asocia el sexo con el misterio de su propia existencia, y lo respeta como un acto sagrado de amor. También experimenta una curiosidad devoradora acerca de sus implicaciones secretas, que sólo puede ser satisfecha por una intimidad cada vez más profunda con el hombre que ama, aunque siempre habrá un aura de pureza alrededor de sus deseos. El sexo nunca es vulgar para una mujer Escorpión y reclamará que la amen por su personalidad íntegra y no sólo por su atractivo físico. Otro tanto reclamará él.

Es posible que el hombre Tauro nunca conciba cabalmente su acto amoroso con tanta profundidad como ella, pero ciertamente esto no le impedirá disfrutar de éste. Para el Toro, como para el Escorpión, la expresión sexual es un acto de veneración, una renovación constante de la fuerza espiritual mediante el intercambio de pasión entre ellos dos. Sin embargo, el sexo nunca basta por sí solo para una unión perdurable, ni siquiera cuando es tan satisfactorio como normalmente lo es para Tauro y Escorpión en su relación gobernada por la configuración de signos solares 7-7. Es posible que otras facetas de su amor necesiten cuidados constantes. A estos dos nunca les resulta fácil reconciliarse después de un altercado grave. Sus respectivas vibraciones fijas los mantienen distanciados. Escorpión dice: «Voy a perdonar. Pero no puedo pasar por alto». Tauro sólo introduce una ligera modificación y dice: «Voy a perdonar. Pero nunca podré olvidar». Ambos se mienten a sí mismos. Lo que piensan realmente es: «No puedo perdonar». Porque el auténtico perdón sí pasa por alto, y el auténtico perdón sí olvida. La negativa a perdonar auténticamente es una actitud tenebrosa y maligna. Las semillas que se plantan así en el corazón producirán, al germinar, el aislamiento frío y solitario, el envejecimiento prematuro, la enfermedad crónica y la neurosis emocional.

Pueden estar tan seguros de esto como de que la bellota producirá, al germinar, una encina gigantesca. El sentido del humor de él también puede generar tensiones entre ambos. El Toro necesita una broma circunstancial y un toque constante de humor para iluminar y hacer soportable su vida, que es bastante seria. Es posible que ella ría al oír sus comentarios jocosos, pero sus ojos no sonreirán, y él no tardará en aprender que ella no soporta los sarcasmos, pues jamás pudo reírse verdaderamente de sí misma. El humor vivaz de él es lo que lo convierte en un ser tan lleno de calor humano. Si ella dejara que la risa de Tauro, en lugar de fastidiarla, se aposentase parcialmente en su corazón, tal vez descubriría que ésa es la dimensión adicional que necesita para teñir sus emociones de colores un poco más claros. El sentido del humor de él también puede generar tensiones entre ambos. El Toro necesita una broma circunstancial y un toque constante de humor para iluminar y hacer soportable su vida, que es bastante seria. Es posible que ella ría al oír sus comentarios jocosos, pero sus ojos no sonreirán, y él no tardará en aprender que ella no soporta los sarcasmos, pues jamás pudo reírse verdaderamente de sí misma.

Ésta es la norma de Tauro y Escorpión. Nada de coqueteos frívolos ni de amoríos fortuitos. Las alternativas son la indiferencia gélida, el desastre total… o una devoción que durará toda la vida, y más allá de ésta, pasada la eternidad. Todo… o absolutamente nada. En uno u otro caso, la Biblia vendrá bien.

Adaptación de Linda Goodman

Si deseas conocer más de tu relación de pareja, puedes escribirme y solicitar una consulta. El pago se hace vía Paypal.

Amada Astral

Sinastrías de Pareja

La sinastría o análisis de compatibilidad, es el estudio comparativo de dos o más cartas natales, cuyo objetivo es interpretar y comprender la dinámica de una relación ya sea esta de amistad, pareja, familiar, sociedad u otra. Con ella podemos conocer tanto sus fortalezas como las debilidades.

$55.00

Tarot del amor y de la relación

En esta categoría te ofrecemos varias tiradas de tarot para revisar tu relación sentimental o lo que esa persona especial siente o piensa de ti.

$25.00

Consulta especial del amor

En esta consulta analizamos todos los aspectos astrales y del tarot que puedan ayudarte a comprender tu relación o tu situación sentimental actual.

$35.00

Carta Compuesta de la relación: método de los puntos medios

$45.00

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: