La relación ARIES-PISCIS

Resultado de imagen para parejas mujeres

Acérquense a un Carnero y comenten: «En tu condición de Aries, probablemente eres una persona creativa», y el Carnero responderá: «¡Y qué lo digas! Estoy lleno de ideas originales. ¿Quieres que te exponga algunas?». Acérquense a un Pez y comenten: «En tu condición de Piscis, probablemente participas en algún deporte acuático?», y el Pez responderá: «Bueno, no sé nada, pero… esto, ¿en cuál de ellos crees que debería participar? Supongo que podía aprender…» Acérquense a un Carnero y comenten: «Si sigues por el camino que llevas ahora, nunca te convertirás en un líder», y el Aries contestará: «¿Quiéres que te golpee?». Acérquense a un Pez y comenten: «Si sigues por el camino que llevas ahora, nunca te convertirás en un líder», y el Piscis contestará: «¿De veras? Caray, ojalá tengas razón». La pauta que aflora gradualmente en el caso del Carnero es de agresividad, a veces exagerada. La pauta que emerge gradualmente en el caso del Pez es de acomodación, también a veces exagerada. Aries, desde luego, es un signo de Fuego, y Piscis es un signo de Agua. Existe una diferencia marcada entre la agresividad de Aries y la acomodación de Piscis, y para asegurarme de que he dejado en claro la diferencia, daré otro ejemplo. Un Carnero se ha acercado al mostrador y ha pedido una pizza para llevar.

DEPENDIENTE: De acuerdo. ¡Marche una pizza! ¿Cómo la quiere, con champiñones o con pimientos verdes?

CARNERO: Ni con lo uno ni con lo otro. Con aceitunas negras y cebolla. Y cuide que no la quemen, como la última vez que estuve aquí.

Ahora, un Pez se ha acercado al mostrador y pide una pizza, para llevar.

DEPENDIENTE: De acuerdo. ¡Marche una pizza! ¿Cómo la quiere con champiñones o con pimientos verdes?

PEZ: Bueno, veamos… ¿qué pide la mayoría de los clientes?

DEPENDIENTE: Vendemos muchas con champiñones.

PEZ: Champiñones. Llevaré la mía con champiñones.

DEPENDIENTE: Por supuesto, yo, personalmente, prefiero los pimientos verdes.

PEZ: Oh, bueno… esto, ¿podría cambiar el pedido por una pizza con pimientos verdes?

DEPENDIENTE: Como no, pero escuche… ¿por qué no la pide a su gusto? No se deje influir por mí.

PEZ: Bueno… ¿pueden ser dos pizzas… una con champiñones y otra con pimientos?

Ya ven que el Piscis es acomodaticio. Lo que tal vez no vean, empero, es el cúmulo de motivaciones que se ocultan detrás de esto. A los bondadosos Peces realmente les encanta complacer a la gente, cuando pueden. A todos los Piscis les espanta la pena de un enfrentamiento abierto, y les disgusta que la atención se concentre sobre ellos. Pero también hay una razón más sutil por la que los Piscis son renuentes a comprometer una opinión personal: siempre están prevenidos contra los espías, porque le tienen pánico al «Hermano Grande». El hecho de que un extraño pase junto a un Piscis, en un aeropuerto, llevando una maleta, puede sumirlo en un terror nervioso. Son muy desconfiados. Algún día, confeccione una lista de sus amigos Piscis cuyos números de teléfono no figuran en la guía. Será interesante. Cuando un Carnero conoce a un Pez, supone que se encuentra ante un alma dulce. mansa y afable que el (o la) Aries puede zarandear de un lado a otro más o menos a su antojo. Lamento decir que esto es lo que el fogoso Aries intenta hacer a menudo con el acuoso Piscis. Pero el Carnero debería estudiar ciencias naturales… y la Biblia. Las ciencias naturales le enseñarán todo lo que hay que saber acerca de los elementos llamados tierra, aire, fuego y agua… y que el agua puede ser peligrosa para el fuego. Levanten tanto como les guste la llama de un encendedor, y después sumérjanla en un vaso con agua. Un chasquido… pssssttt… y se apaga. Aunque el agua parece ser el más débil de los elementos, en realidad es el más fuerte. Unas pocas gotas de agua que caigan sistemáticamente sobre una roca durante un lapso suficientemente prolongado la desgastarán hasta reducirla a arena fina.

Conozco a un casero Aries que aumentó impulsivamente el alquiler de un apartamento donde vivía una dama Piscis. Ella recibió la noticia dulcemente, con mansa sumisión femenina. Sin embargo, el casero ariano ha pasado los últimos ocho meses entrando y saliendo de los tribunales. Ella le envía notitas acerca de las cañerías picadas y cosas por el estilo (una gota por vez, obviamente), y él aún no ha podido aumentar el alquiler. Antes de que termine el proceso, probablemente se lo rebajará. El secreto de la gran fuerza del agua consiste en la pasividad. El agua no resiste. Arrojen un guijarro al río, ¿y qué ocurre? El agua no se resiste al objeto que penetra en su mansedumbre. El agua sencillamente se abre, devora el guijarro, lo cubre… y sigue su curso. El Nazareno asocia la fuerza de la poderosa pasividad del Agua con la personalidad humana. «No resistan al que es malo», aconsejó Jesús, cuyo nacimiento, entre paréntesis, inauguró la era de Piscis, hace casi dos mil años. Los Peces reciben la influencia de la sabiduría misteriosa e infinita de Neptuno, y por eso pocas veces oponen resistencia a los Carneros más agresivos, impulsados por la fuerza ígnea del planeta rojo, Marte. A menudo, los arianos comprueban que los Piscis ejercen un efecto sedante, refrescante, sobre sus frustraciones inflamadas. Generalmente la asociación entre ellos los beneficia a los dos. Cada signo solar lleva, en la memoria kármica, las semillas de experiencias extraídas del signo solar que lo precede inmediatamente en la rueda astrológica de la vida… y a la inversa, se pueden aprender muchas lecciones de la naturaleza y las cualidades del signo solar que sigue inmediatamente al propio.

Ésta es una configuración de signos solares 2-12, lo cual significa que Aries representa para Piscis la segunda casa astrológica, y que Piscis representa para Aries la duodécima casa astrológica. Traducido. Aries siempre simbolizará para Piscis, de una manera u otra, el dinero, ya sea en un sentido negativo o positivo. De algún modo, el dinero será una consideración vital y un tema frecuente de discusión entre ellos. Para los Carneros, el Pez representa muchos secretos, que Piscis generalmente oculta y no revela, con gran fastidio de Aries. O si no se fastidia, los dos pasarán mucho tiempo discutiendo secretos… o las aflicciones pasadas del uno o el otro. A veces, el síndrome del sigilo es beneficioso, pero pueden estar seguros de que, sea como fuere, el dinero y el sigilo formarán el cimiento, en diversas formas, de cualquier asociación entre el Carnero y el Pez, ya sea que estén implicados como amigos, parientes, socios, amantes o consortes. Los «secretos» pueden abarcar todas las disciplinas relacionadas con lo oculto, lo esotérico o lo metafísico, como la astrología, el hipnotismo, el viaje astral, la telepatía y otras semejantes. Tarde o temprano, estas disciplinas serán de interés recíproco para toda combinación Aries-Piscis, cualquiera sea el sexo, la edad o la relación de ambos, y lo mismo vale para todas las configuraciones de signos solares 2-12.

Puesto que Piscis está detrás de Aries en la rueda kármica, el Carnero experimenta una tolerancia instintiva para con las debilidades del Pez, y de alguna manera entiende su comportamiento, aunque éste difiere inmensamente del suyo propio. Todo ariano ha experimentado espiritualmente la pasividad y la sumisión de la naturaleza de Piscis, y es por ello que Aries, en la encarnación actual, se inclina tan vehementemente hacia el extremo opuesto a la humildad del Pez: el ego. No obstante su impetuosidad, los Carneros guardan en el alma kármica el recuerdo de la experiencia de Piscis, tal como lo demuestran su vulnerabilidad oculta al agravio, y la rapidez con que es posible despertar la compasión y la generosidad arianas. Sin embargo, los Carneros no están dispuestos a arriesgar ningún masoquismo (abiertamente, por lo menos) en esta vida. Podría decirse que Aries comprende y aprecia la actitud de Piscis sin envidiarla, y sin condenarla. Los arianos ya han recibido su boletín de calificaciones en la escuela espiritual de Piscis, gracias, y prefieren no volver a ella. No les gustó mucho el maestro (Neptuno). Y lo mismo vale para todos los signos solares, en toda la circunferencia de la rueda natal, una y otra vez, hasta que se aprenden todas las lecciones necesarias y el alma puede graduarse y pasar del nivel de conciencia y existencia tierra-carne a otra conciencia más elevada y más individual.

En razón de esta influencia 2-12, el Pez nunca dejará de mirar con respeto a Aries como si éste tuviera que enseñarle algo importante, y a diferencia de lo que hacen la mayoría de los signos solares en la relación con el signo que tienen delante, Piscis casi siempre está plácidamente dispuesto a imitar a los Carneros y a aprender de ellos. (El Agua es no sólo el más fuerte y poderoso de los cuatro elementos: también es el más sabio, y por ello es el más fuerte.) En general, entre el Carnero y el Pez existe una agradable compatibilidad, y ninguno de los dos manifiesta grandes deseos de inmiscuirse en la filosofía vital del otro, sino que en cambio prefiere complementarla. Sin embargo, hay momentos en que sufren algunos choques acalorados (Aries) o gélidos (Piscis). Al Carnero, muy franco, lo irritan las tácticas a veces escurridizas del evasivo Pez. Conozco a un Piscis de Colorado que una vez me comentó afablemente (los Piscis son casi siempre afables): «Bueno, ya sabes lo que siempre digo… promete lo que sea y después záfate del compromiso. Éste es mi lema».

Los Peces confiesan sus pequeños defectos con inusitado regocijo. Este sistema de retractarse de un compromiso con la mayor naturalidad puede levantar,ocasionalmente, una barrera entre los Piscis y los Carneros muy rectos, ingenuamente veraces, que generalmente reaccionan con desembozado resentimiento cuando los Peces se alejan nadando solos, de vez en cuando, para intercambiar cn el océano secretos susurrados… o que pueden sentirse agraviados y abandonados si los Piscis se deslizan detrás de algún alga fresca para reconfortar sus almas fatigadas, sin dejar una estela que marque su paradero. Pero el bondadoso Pez no lo hace con mala intención. Desprovista de los duros cuernos del Carnero, y de la energía emocional, espiritual y mental de Marte, el alma de Neptuno no tiene otro recurso para protegerse de la lacerante existencia cotidiana en este mundo desapacible, del desgaste de los problemas de la vida. El lema de Piscis, «promete lo que sea y después záfate del compromiso», puede parecer falaz, pero ésta es una filosofía que mantiene jóvenes y tranquilos a los Peces… y los libra de caer en el diván del psiquiatra. También les permite conservar su energía, y gracias a ello pueden mantenerse suficientemente sosegados como para escuchar durante horas y horas los problemas ajenos. Igualmente. para los Carneros la impostura sigue siendo impostura.

Adaptación Linda Goodman

Si deseas conocer más de tu relación de pareja, puedes escribirme y solicitar una consulta. Se cancela vía PayPal desde cualquier parte del mundo.

Amada Astral

Sinastrías de Pareja

La sinastría o análisis de compatibilidad, es el estudio comparativo de dos o más cartas natales, cuyo objetivo es interpretar y comprender la dinámica de una relación ya sea esta de amistad, pareja, familiar, sociedad u otra. Con ella podemos conocer tanto sus fortalezas como las debilidades.

$55.00

Consulta especial del amor

En esta consulta analizamos todos los aspectos astrales y del tarot que puedan ayudarte a comprender tu relación o tu situación sentimental actual.

$35.00

Tarot del amor y de la relación

En esta categoría te ofrecemos varias tiradas de tarot para revisar tu relación sentimental o lo que esa persona especial siente o piensa de ti.

$25.00

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: