Mujer ARIES Hombre SAGITARIO

Resultado de imagen para parejas futbolistas

Para enfrentar cruda y candorosamente una verdad astrológica, como les gusta a los Arqueros, hay que decir que el hombre Sagitario es mucho más propenso que cualquier otro (con la excepción del Géminis) a ser infiel de alguna manera, si no físicamente entonces mentalmente, con flirteos inofensivos. Naturalmente, ésta es una generalización que no se aplica a todos los casos, a todos los Centauros. Pero sí se aplica con suficiente frecuencia como para hacer que la relación amorosa entre una chica Carnero y un Arquero aunque sólo sea «ligeramente» promiscuo, resulte tan divertida. El hombre que piense que sería estimulante jugar a ese tipo de ruleta rusa romántica con una mujer Aries, estaría más seguro si concurriera con la presidenta de la Liga de Moralidad a una asamblea del movimiento de liberación gay. Si tropiezan con una chica regida por Marte que alega que no experimenta ni una pizca de celos cuando su hombre se muestra amable con otras mujeres, y ellas con él, piensen quien miente (porque tiene a Marte o Mercurio «mal aspectado» en su carta natal) o que es adoptada y sus padres no le confesaron su verdadera fecha de nacimiento. Pueden apostar a ello, y ganarán. Se los garantiza la astrología.

Por supuesto, siempre existe la posibilidad de que no esté enamorada del hombre que no le inspira celos (los celos de todo tipo no son más que un arraigado temor al rechazo) y de que sencillamente no le importe. El hielo de Aries. En verdad, éste es un excelente barómetro para medir los sentimientos de la chica. Si reacciona con indiferencia o displicencia ante los flirteos de su amante o marido, ya no lo quiere, y no tardará en decírselo. Éste es el primer síntoma de la insatisfacción romántica de Marte, y no llegará a transcurrir demasiado tiempo entre la aparición de dicho síntoma y la despedida final de esta mujer. Aries y Sagitario son signos de Fuego, y el fuego atrae al fuego próximo, simplemente mediante una chispa que salta de una llama a otra, a veces atravesando una distancia de muchos metros, para no hablar del ancho de una habitación. Por consiguiente, el hombre Sagitario se sentirá atraído hacia la mujer Aries casi desde el primer encuentro, ya sea para entablar un romance o una amistad. Puesto que influye sobre ellos la configuración de signos solares 5-9, sus Soles natales tienen aspecto trígono, y, para decirlo con una palabra, ellos simpatizan. Tal vez sea mejor que él busque la amistad, en lugar del romance, si aún no está preparado para sentar la cabeza y hacerse monógamo. Lo que se puede decir en defensa del Arquero típico de sexo masculino es que, si siente la tentación de sucumbir a los encantos de un nuevo amor, suele ser tan propenso como la mujer Aries a confesarlo casi inmediatamente. Básicamente, el hombre regido por Júpiter es sincero y veraz. Ninguno de los dos engañará al otro durante mucho tiempo. Claro que cuando se trate de una chica Aries, él saldrá ganando si no es tan veraz. No debe sentirse obligado a enumerarle todos los guiños que le hacen las mujeres voraces que abundan en estos tiempos, en razón de los múltiples estímulos que las inducen continuamente a asegurarse de que no se privan de su cuota de aventuras sexuales, en un juego que no tiene más reglas que las de la variación.

La fantasía de la mujer regida por Marte le suministra más que suficientes imágenes de infidelidad, sin necesidad de sumar a los sentimientos de ella, y a la relación de ambos, la carga adicional de unos guiños sin importancia. Parece raro que una chica aparentemente tan segura de sí misma, tan demostrativamente independiente, sea tan vulnerable desde el punto de vista emocional. Pero lo es, y su miedo interior a ser maltratada o engañada en el amor la hace sufrir mucho. Aries es un signo masculino, y por ello la chica Carnero nunca está totalmente segura de su feminidad. Esto le hace pensar que incluso las mujeres que son netamente menos inteligentes y atractivas que ella le resultan sin embargo más deseables al hombre que ama, aunque sólo sea por sus modales exteriormente femeninos. Esta incertidumbre puede generar una tortura interior indescriptible. Pero, infortunadamente, a menudo sus estallidos de celos despertarán poca comprensión o compasión auténticas en el Arquero, que valora mucho la libertad personal y la confianza mutua entre dos personas que se aman. Esta actitud es muy correcta, pero si él no se reeduca para ser un poco más afable con la naturaleza básica de esta mujer, y para tratar de abordar los temores ocultos de ella con más tierna consideración, accediendo a discutir las cosas de vez en cuando y a tranquilizarla, la perderá más rápidamente de lo que la encontró. Y probablemente el vacío que ella le dejará en el corazón no será tan fácil de llenar como él supone.

Cuando un hombre y una mujer cuyos Soles natales están en aspecto trígono, y que se amaban sinceramente, se separan, siempre se produce por ambas partes una terrible sensación de soledad. Si el sentimiento que interpretaban como amor era sólo amistad, y ellos lo habían definido equivocadamente desde el principio, la separación será menos dolorosa… e incluso es posible que más adelante vuelvan a ser amigos. Pero no si se amaban entrañablemente. Entonces el dolor será demasiado grande para transmutar el antiguo afecto en una amistad informal. Si logran llegar a un acuerdo de confianza mutua desde el principio, la chica Aries tiene muchas probabilidades de entablar una relación de armonía emocional con el hombre Sagitario, y viceversa. Muchos Arqueros son estables y fiables en el plano sexual, y cuando lo son, el amor entre los dos puede resultar eternamente excitante y siempre estimulante… emociones éstas que, paradójicamente, llevan la paz y la satisfacción al corazón de quienes han nacido bajo signos de Fuego. Es que verán, no todos alcanzan de la misma manera la paz y la satisfacción interiores.

Estos dos amantes son optimistas, francos, afectuosos y cordiales. También son visionarios, pero las visiones de él son más prácticas, porque Sagitario, a diferencia de Aries, tiene la virtud profética de prever el desenlace de sus sueños desde el principio, así como la honestidad necesaria para separarlos de las simples fantasías, fundadas sobre desvaríos. Aunque ambos son expertos en construir castillos en el aire, a los de él casi nunca les falta base. Cuando este hombre y esta mujer se enamoran, la fusión del entusiasmo marciano de ella y la temeridad jupiteriana de él les suministran un reaseguro contra el aburrimiento. El amor entre dos personas que comparten un entusiasmo recíproco por las nuevas ideas, y una eterna juventud espiritual, pocas veces se enfría. Probablemente incluso votarán igual, porque es muy raro el Carnero o el Arquero que no sustenta ideas políticas liberales. Desde luego, hay algunos conservadores nacidos bajo ambos signos, aunque es probable que sea el Sagitario y no el Aries el que se inclina ligeramente hacia la derecha. Aun así, los escasos Sagitario conservadores actuarán movidos por el idealismo político. Puesto que ambos son muy sensibles a los problemas candentes del momento, este factor contribuirá más de lo imaginable a reforzar su compatibilidad.

Es justo advertirle a la chica Aries que el hombre Sagitario es más proclive que el de cualquier otro signo solar, con excepción de Virgo y Acuario, a quedarse soltero. Su naturaleza afectuosa, impulsiva (muy semejante a la de ella), le permite entablar un romance fácilmente, y es posible que la fuerza marciana de ella lo impulse a contraer un compromiso que no está dispuesto a cumplir. Como la mayoría de los Arqueros se niegan a mentir en el altar, no es extraño que los hombres de este signo solar rompan sus compromisos y desaparezcan a la hora de la boda. No son crueles… sólo sinceros. Conozco a un hombre Sagitario que desde hace muchos años —tantos que ambos han perdido la cuenta— le promete a una viuda encantadora que se casará con ella. La viuda sigue esperando, con la tenacidad de Cáncer. Si fuera Aries, le diría que se vaya a mentir a otra parte, le echaría llave a la puerta y cambiaría su número, de teléfono. A menudo una medida intempestiva de esta naturaleza le abre los ojos al Arquero, si ama realmente a la mujer. Si no, la única culpable es ella. Probablemente él nunca le dijo concretamente que la amaba. En general los hombres Sagitario tienen la precaución de no decir «Te amo» si no lo sienten, y poseen un rico arsenal de frases evasivas para zafarse del aprieto sin despertar sospechas. He aquí un par de ellas que todo Arquero varón con sangre en las venas ha utilizado, en un momento u otro. Presten atención a las palabras exactas.

MUJER: Cariño, ¿tú me amas, no es cierto?

ARQUERO: (agraviado y colérico): ¿Cómo puedes formularme una pregunta tan ridícula? ¿Aún no conoces mis sentimientos? (o quizás…)

MUJER: ¿Me amas realmente? ¿Realmente?

ARQUERO: ¿Y tú qué piensas, tesoro? No entiendo cómo puedes preguntártelo. (Inmediatamente la cubre de besos apasionados.)

Más tarde, ella lo acusará de una ruptura emocional de compromiso, pero no lo ha escuchado atentamente. Él no le ha mentido. Los Sagitario no mienten jamás. ¿Lo sabían? Normalmente, este hombre no es de tipo doméstico. Observen cómo trata a su propia familia… displicentemente. Y cómo ama a sus propios parientes… desde lejos. Pero la chica Carnero tampoco está atada al hogar, así que no le molestarán sus vagabundeos, siempre que la lleve consigo. Si ella le da mucha autonomía de movimiento y le informa que también cree en la libertad personal, el Arquero puede convertirse en un compañero generoso y estimulante, dentro y fuera del matrimonio. Ella deberá aprender a amar a los animales, porque más tarde o más temprano este hombre traerá a casa un perro o un caballo, o algo por el estilo. Si viven en un apartamento pequeño, esperemos que sea un perro. Es posible que él pase mucho tiempo en los establos, en los bosques, caminando o haciendo camping, dedicándose a los deportes como participante o espectador, o dedicándose al teatro como intérprete o espectador. El Arquero de vocación más intelectual sustituirá la naturaleza, los deportes o el teatro por los libros y la filosofía, pero sus gustos se encauzarán a menudo fuera del hogar. Esto no significa que no la ame, y la chica Aries así debe comprenderlo, si desea conservarlo definitivamente.

Su acomodamiento sexual es casi automático. Ambos son inmensamente afectuosos y nunca les falta apasionamiento, porque ambos son signos de Fuego. Es posible que la actitud de él respecto del amor físico sea un poco más informal y displicente que la de ella, y no tan vehemente, pero no será menos sincera, y de ningún modo menos idealista. Ambos son capaces de suministrar una respuesta cálida, merced a lo cual sus intimidades pueden ser maravillosamente satisfactorias, aunque quizá no estén totalmente libres de egoísmo sexual (una de las causas más comunes de la desavenencia sexual). Tal vez ambos deban aprender que la auténtica dicha emana de la necesidad interior de amar, no de ser amado. La lección no será demasiado difícil de asimilar, porque la generosidad está muy arraigada en sus respectivas idiosincrasias. Como también armonizan mental y emocionalmente. la relación física entre ambos puede ser ideal en todos los sentidos (siempre que no interfieran los celos ni la infidelidad). Ella se disgustará cuando él formule ocasionalmente promesas que no puede cumplir, porque a menudo los Arqueros estiran impulsivamente los brazos hasta donde éstos no llegan. Es posible que ella prorrumpa en un llanto colérico cuando él deje escapar negligentemente una verdad desagradable, sin preocuparse por sus sentimientos susceptibles.

Y también es posible que a ella la fastidien los torpes y a menudo inoportunos esfuerzos de él por hacerse el chistoso. Como saben, los Sagitario son medio payasos, y las bromas de los payasos nunca son sutiles. A ella le ha tocado en suerte un bufón, así que, ¿por qué no aceptar sus manís y sus copos de azúcar, y por qué no reírse y disfrutarlo? Aunque es posible que de vez en cuando a él lo exasperen las tentativas de ella encaminadas a privarlo de su libertad y a quitarle su tiempo, la admirará por su mente brillante y respetará su independencia. En cuanto a la posibilidad de que la tendencia jupiteriana a la promiscuidad despierte los celos marcianos de ella, no olviden que el Arquero tiene un marcado sentido del honor y de la integridad personal. El comportamiento del Sagitario estará a la altura de las expectativas y de la confianza depositadas en él. Existe una antigua fórmula metafísica, que obra milagros por su naturaleza mágica.

Adaptación de Linda Goodman

Si deseas conocer más de tu relación de pareja, puedes escribirme y solicitar tu sinastría de pareja o una consulta sobre el amor.

Amada Astral 

Sinastrías de Pareja

La sinastría o análisis de compatibilidad, es el estudio comparativo de dos o más cartas natales, cuyo objetivo es interpretar y comprender la dinámica de una relación ya sea esta de amistad, pareja, familiar, sociedad u otra. Con ella podemos conocer tanto sus fortalezas como las debilidades.

$64.00

Consulta especial del amor

En esta consulta analizamos todos los aspectos astrales y del tarot que puedan ayudarte a comprender tu relación o tu situación sentimental actual.

$43.00

Tarot del amor y de la relación

En esta categoría te ofrecemos varias tiradas de tarot para revisar tu relación sentimental o lo que esa persona especial siente o piensa de ti.

$33.00

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: