Mujer ARIES Hombre VIRGO

Resultado de imagen para parejas negras viejos

Cuando alguien describa a una chica Aries diciendo que es agresiva, mandona, emocional, impulsiva, poco práctica e insoportablemente inmadura, el hombre Virgo que la ha amado discrepará casi siempre. Él no le ha encontrado ninguno de estos defectos. A su juicio era una mujer cabal —quizá demasiado mujer para que él pudiera manejarla— pero la recordará como franca y honesta, fresca e inocente. «Era generosa con su tiempo y su dinero —dirá—. Compartía mi actitud idealista respecto del amor, me enseñó muchas cosas y me trataba tierna y bondadosamente. Tal vez de cuando en cuando se sentía un poco agraviada o celosa, pero nunca montaba escenas realmente violentas. Siempre estaba dispuesta a dialogar conmigo, a escuchar razones. Y cuando nos reconciliábamos después de una pequeña reyerta me hacía creer de nuevo en la felicidad, como la primera vez. Era dulce, afectuosa… y eternamente joven.» Cuando termine esta nostálgica disertación, su interlocutor probablemente le preguntará: «¿Estás seguro de que era Aries?». Sí, era una ariana, regida por Marte, el planeta de la guerra y de la conducta agresiva. Pero una mujer Aries exhibirá con sorprendente frecuencia su faceta más tierna, su feminidad oculta, y su profunda capacidad latente para amar generosamente a un Virgo. Cuando encuentra a un hombre benévolo y considerado, un hombre que admira su coraje y su mente brillante, que raramente compite con ella, que le enseña con dulzura, que comprende sus defectos y que tiene fe en sus sueños… ella confía en él de todo corazón. Sus incertidumbres arianas ocultas y su temor secreto de ser incompetente se disipan, y junto con ellos la necesidad de hacerse valer por la fuerza, con la errada convicción de que conquistar equivale a triunfar… tanto en el amor como en la guerra. La necesidad de combatir se extingue cuando le brindan el amor que busca tan desesperadamente, y cuando se lo brindan como un don, pura y totalmente, como siempre se brinda el amor de Virgo, incondicionalmente.

¿Entonces por qué no duró? Por el miedo instintivo de Virgo al matrimonio. Como la mujer Aries no sabe interpretar la paciencia como una virtud y pretende que todos sus deseos se materialicen inmediatamente, apenas dice «abracadabra», es posible que se desanime (tal vez demasiado pronto), que huya bañada en llanto, y que finalmente se convenza a sí misma de que sólo fue una hermosa amistad. Cosa curiosa, es en esto en lo que se convierte frecuentemente el amor frustrado entre los dos después de cerrarse las heridas. Gracias a la cortesía y la galantería innatas de Virgo, les quedan menos recuerdos amargos que los que habitualmente perduran después de la ruptura del romance entre otros signos solares. Igualmente, a veces el amor entre Aries y Virgo dura eternamente, y entonces la vida puede ser muy bella. Sin embargo, habrá unas pocas sombras dispersas entre la luz del Sol, y habrá que enfrentarlas con criterio realista y no emocionalmente. Él está dispuesto a enfrentar cualquier cosa con espíritu realista, sin autoengaños, pero es posible que ella necesite un poco de ayuda. (En verdad, es posible que necesite mucha ayuda.) Pero si ella lo consigue, tiene más méritos que él. Al hombre Virgo le resulta fácil analizar una situación, descubrir los defectos, llegar a una transacción y despejar la confusión. En realidad no se ha ganado muchos elogios por hacer algo tan instintivo, algo que le brota espontáneamente. La reacción natural de una chica Aries frente a un problema consiste en asestarle primeramente un martillazo y en embestirlo después con sus cuernos de Carnero, con la esperanza de pulverizarlo. Si esto no resulta, accede a sentarse para discutir los pros y los contras del lado de él. Por tanto, sin consigue aprender a abordar un malentendido con la cabeza fría y espíritu racional, es digna del respeto reservado para quienes logran lo casi imposible.

Todos los recuerdos de la chica Carnero que el hombre Virgo al que nos hemos referido más arriba conserva aún en su pulcra mente, se forjaron cuando su romance estaba fresco. Si la relación hubiera durado más tiempo o hubiese desembocado en el matrimonio, tal vez él ya no la vería exactamente a la altura de un ángel. Ella también lo vería a él como algo menos que un santo. La mayoría de las peleas entre Aries y Virgo oscilarán alrededor de la necesidad que él tenga de criticarla. Si él posee una mentalidad realmente analítica, no tardará en comprender que corre menos peligro con ella cuando los vientos soplan tórridos que cuando soplan fríos. Ya he advertido repetidamente que hay que temerle más al hielo de Aries que a su fuego. Este último se consume solo. El primero puede sacudir al novicio astrológico, cuando la mujer Aries deja de gritar «al lobo» y grita «adiós», Es poco probable que después de irse contemple el ayer por encima del hombro. Posiblemente la libertad presente le resultará mucho más excitante que los recuerdos del dolor pasado, recuerdos éstos que se borran deprisa. Se ha dicho que los Carneros nunca aprenden a evitar el fuego cuando se queman con un hornillo caliente. Siempre están dispuestos a repetir la experiencia. Quizá. Pero no necesariamente con el mismo hornillo. Vale la pena recordarlo.

Volvamos a la crítica. Es cierto que él tiene recursos secretos para convencerla de que sus críticas no implican falta de amor. Pero amada o no, ella no se sentirá feliz cuando la lista de sus defectos sea más extensa que la de sus talentos y virtudes. Si él quiere tener una relación apacible con esta mujer, deberá aprender a valorar el buen gusto y la pulcritud con que monta un hogar atractivo, y deberá abstenerse de espiar bajo el fregadero para verificar si ha lustrado el tubo del triturador de desperdicios… o de hurgar en el armario para comprobar si ha fregado los estantes. Probablemente no lo ha hecho. Algún otro puede hacerlo. Él, por ejemplo. O una criada. Es posible que ella también tenga la costumbre de gastar ahora y pagar mañana, lo cual puede generar accesos periódicos de nerviosidad Virgo. Tratándose de Aries, de nada servirá enfurruñarse en el rincón, regañarla o esconder las tarjetas de crédito. La mejor solución consiste en dejar que ella se busque un empleo y derroche su propio dinero.

La combinación de Aries y Virgo implica una configuración de signos solares 6-8. Esto significa, entre otras cosas, que la devoción, el servicio y el trabajo conjunto siempre formarán parte de la relación. También significa algo que podrá tomar por sorpresa a quienes no entienden de astrología: una atracción sexual extrañamente compulsiva. Ella representa, para él, el misterio sexual. Él representa, para ella, el tipo de relación sexual en la que puede confiar. Curiosamente, a pesar de que sus personalidades son básicamente distintas, estos dos pueden disfrutar de una rara compatibilidad de deseos y expresión físicos. Quizás ésta emana de la inocencia esencial y la pureza de intenciones que el recién -nacido simbólico y la Virgen simbólica aportan, en sentido esotérico, a su acto amoroso. O puede deberse a que sustentan la convicción recíproca de que la unión sexual implica la fusión última de los anhelos más profundos del hombre y de la mujer, que hace confluir sus cuerpos, sus mentes y sus almas en una armonía melódica de intención y de ternura mutua.

Lo que cautiva la honestidad innata del hombre Virgo podría ser la franqueza de esta mujer, la sencillez con que aborda la intimidad, y el hecho de que la pasión latente de él sólo puede despertarse en compañía de alguien que lo acompañe en el deseo de elevar el amor físico por encima de un encuentro erótico informal o de un placer pasajero. Así como lo que la conmueve a ella tan tiernamente es la consideración desinteresada del Virgo por sus necesidades. Cualquiera que sea el motivo, la relación sexual entre ellos generalmente es una fuerza poderosa, que a menudo se traduce en ese tipo de sosiego emocional y satisfacción física que los ayuda a tolerar las diferencias y tensiones en otras áreas de su convivencia. Para Aries y Virgo, el sexo es una renovación de la esperanza y una nueva consagración recíproca. En la mayoría de las uniones Aries-Virgo, el varón Virgo sentirá que la hembra Aries sintetiza todo lo que él deseará o necesitará de una mujer mientras viva. El entusiasmo de la pasión espontánea de ella ahonda casi siempre los instintos básicos mundanos de él. Pero tal vez ella sienta de cuando en cuando que él no es espontáneo ni está suficientemente entregado a la pasión, y es posible que permanezca despierta a su lado más de una noche, preguntándose si el amor se reduce a eso.

Quién sabe por qué, ella pensaba que se parecería más a sus ensueños, que sería más tempestuoso y frenético. Ella adora su delicadeza y su consideración, pero quizá desee ocasionalmente que él la haga sentirse realmente conquistada y subyugada…La chica Carnero debe comprender que las fuerzas combinadas del regente adoptivo de su hombre Virgo, o sea Mercurio, y de su regente auténtico aún no descubierto, el planeta Vulcano, lo impulsan frecuentemente a consagrarse a la gimnasia mental del momento… y a perseguir una idea hasta su conclusión. Cuando ella lo acuse de abandonarla en esos trances, él no la entenderá. Su mente afanosa ha estado meditando sobre las amebas, que se dividen y salen disparadas por el aire a medida que se reproducen. Es posible que lo fastidie que en semejante circunstancia lo devuelvan a la realidad del amor entre el hombre y la mujer. A ella la indignará su desapego, y su necesidad instintiva de emplear el fogoso recurso marciano de exigirle atención puede generar algunas escenas desagradables entre los dos. A él le disgustará muchísimo que ella lo acorrale con sus pedidos insistentes de respuestas directas. Sobre todo cuando está sumido en uno de sus frecuentes accesos de depresión y frustración desconsoladas.

En esos momentos, la única forma de manejarlo consiste en fingir que ella ni siquiera nota su abatimiento y su tristeza. Ella debe hacer un esfuerzo consciente para mantenerse animada, debe reprimir totalmente su propia sensibilidad al abandono… y debe encauzar toda su preocupación y su comprensión hacia él, no hacia ella. Debe sugerirle actividades entretenidas… y formular planes optimistas para el futuro. Pero sosegada y moderadamente… no con un torrente de palabras que sólo servirá para hacerlo replegarse aún más profundamente en su reclusión mental. El no necesita de su cháchara cuando está preocupado y tampoco le revelará qué es lo que lo inquieta. Necesita saber que la tiene a mano, esto es todo: que ella está cerca, cantando o tarareando, y que sigue dedicándose confiadamente a sus faenas en un segundo plano. Esto le produce una sensación de seguridad. Aunque él haga oídos sordos a las sugere unque él haga oídos sordos a las sugerencias de salir de casa, y aunque se resista a moverse cuando ella lo instigue amablemente a cambiar de escena, al fin cederá gradualmente, si no lo urgen.

Cualquiera que sea la sugerencia, bastará con formularla una vez. Si él no hace caso… espere un poco. Lo único que no necesita durante esas sesiones de preocupación típicas de Virgo es que lo acosen… o que le endilguen la carga adicional de ver a la mujer que ama sumida en llanto porque su silencio y desapego han hecho que se sienta desatendida, y por tanto compadecida de sí misma. La autocompasión es lo peor que la chica Carnero puede darse el lujo de exhibir cuando su hombre Virgo se ha apartado temporalmente de ella, en el plano mental y emocional. La paciencia, la dulzura, la ternura, el sólo estar allí para el caso de que él la necesite… he aquí los ingredientes de la sutil alquimia que, infaliblemente, volverán a hacer brillar las estrellas titilantes en sus ojos claros y serenos de Virgo. Ella debe dejarse de buscar defectos (Aries es rápido para imitar, y puede copiar después de un tiempo el síndrome crítico de Virgo), y en cambio debe hacer el balance de sus bienaventuranzas. Este hombre casi nunca coartará su libertad, imponiendo limitaciones y restricciones innecesarias a sus actividades. (Ésta es una actitud muy prudente, porque ella hará de todos modos lo que se le antoje, por puro resentimiento contra la pretensión de dictarle cómo debe comportarse, a dónde debe ir y cuándo debe volver.) Pero es innegable que a veces los comentarios punzantes y satíricos del hombre Virgo pueden herir profundamente a esta mujer en el área sensible de su confianza en sí misma. Además, es posible que él no sea tan demostrativo como a ella le gustaría que fuese… no en el ámbito de la intimidad sexual, sino en el de la comunicación y el contacto cotidianos.

El afecto demostrativo no brota espontáneamente de Virgo, y es posible que deba cultivarlo deliberadamente si desea conservarla, porque ella tiene una necesidad muy arraigada de muestras tangibles de cariño (los pequeños detalles conmovedores, como los abrazos asfixiantes, un beso en la mejilla, un guiño significativo desde el otro extremo de la habitación, o un apretón de manos inesperadamente fuerte). Si a su relación le faltan estas pruebas constantes de amor, la beligerancia y la actitud desafiante de ella aumentarán en proporción directa a la magnitud de su privación emocional. La chica Aries es gregaria, afectuosa y demostrativa. Le agravia y le preocupa que el hombre que ama le demuestre que de vez en cuando prefiere estar atareado en otras cosas sin la compañía de ella. Pero él necesita disfrutar de más momentos de soledad que la mayoría de los otros hombres, porque en ausencia de ellos pueden aumentar su quisquillosidad, su nerviosidad y su irritabilidad propias de Virgo. Aunque a la chica Carnero no le resulte fácil entender realmente el hecho de que su hombre Virgo necesite disfrutar tan a menudo de la intimidad y la soledad, podrá consolarse pensando que este hombre es mucho menos propenso que los de cualquier otro signo solar a lastimarla flirteando con otra mujer cuando ella está ausente. Virgo, como Aries, generalmente se enamora para siempre. Sí, ya sé que el amor eterno es tan raro que se lo puede definir como un milagro. Pero si esperan un milagro, lo conseguirás… siempre.

Adaptación de Linda Goodman

Si deseas conocer más de tu relación de pareja o del amor en tu vida, puedes escribirme y solicitar una consulta.

Amada Astral 

 

Consulta especial del amor

En esta consulta analizamos todos los aspectos astrales y del tarot que puedan ayudarte a comprender tu relación o tu situación sentimental actual.

$35.00

 

Tarot del amor y de la relación

En esta categoría te ofrecemos varias tiradas de tarot para revisar tu relación sentimental o lo que esa persona especial siente o piensa de ti.

$25.00

 

Sinastrías de Pareja

La sinastría o análisis de compatibilidad, es el estudio comparativo de dos o más cartas natales, cuyo objetivo es interpretar y comprender la dinámica de una relación ya sea esta de amistad, pareja, familiar, sociedad u otra. Con ella podemos conocer tanto sus fortalezas como las debilidades.

$55.00

Anuncios

8 Comments

  1. Hola soy. Mujer Aries que esta enamorada de un Virgo pero aveces no se como comportarme el es muy frío no me saluda siempre soy yo… La queda el primer paso para ser sincera ya me esta desesperando… Yo si lo quiero mucho que hago…..Atte.aries

    Me gusta

    1. Hola linda, a veces cada persona está muy influenciada por su signo, pero eso no lo determina todo. Somos un conjunto de influencias tanto ambientales, genéticas, de crianza, de personalidad. Habría que conocer más su historia, pero es cierto que Virgo es un signo muy analítico, serio, pulcro, detallista, exigente, al cual le cuesta un poco relajarse. Mientras que tú eres una ariana fogosa y activa. Pero eso no quiere decir que no puedan ponerse de acuerdo. Todo es cosa de que aceptes que esa es su naturaleza y disfrutar más de sus cualidades que de aquello que no te gusta tanto. Para un análisis más detallado puedes escribirme al correo miamadapaz@gmail.com y podemos hacerles un estudio de pareja. Gracias por escribir.

      Me gusta

  2. Holaa soy mujer aries y el es Virgo…Todo tan ciertoo!! realmente es una pareja dispareja pero con mundos encontrados, creo que por algo seguimos juntos, me baja a Tierra cada vez que me maquina la cabeza, es una persona bondadosa, y no tiene limites para ayudarte … Con mucho dialogo pudimos superar varios momentos de conflicto ( que no eran de tanta gravedad).. Pero en lo que coincido, que es el dia a dia, apostando y amando al otro… yO CREO QUE TODO LO QUE SALGA DEL ALMA VALE LA PENA … Y Mientras quien nos quita lo bailado? si lo disfrutaste ..si lo amas … es algo q me enseña un Hombre de Virgo.. amarnos dia a dia
    Ojala la vida nos siga dando oportunidades de encontrarnos y reencontrarnos siempre…

    Le gusta a 1 persona

  3. yo estoy enamorada de un virgo desde mucho tiempo 20 años me case tuve hijos, yo nunca dije nada me lo quede para mi por que el es mas chico que yo 5 años el es muy buscado por las mujeres es muy conocido en mi colonia por su negocio hace 3 años cuando el me llamo por tel y me dijo que le gustaba para mi era algo imposible de creer por que yo era gordita y deje a mi marido por que me insulto por ser gordita y derepente que el amor que ame en silencio me dijera que legustaba de mucho tiempo atras y asi con mi fisico era algo que no podia creer y eso no es todo hace 3 años paso esto en esos 3 años nos vimos 6 veces pero no se por que me manda recados que lo espere que le tenga pasiencia, que no lo deje solo que soy el amor de su vida que no me voy arrepentir llevo 3 años esperandolo por que lo quiero mucho es normal esto que el sea asi.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: